Martes, 26 febrero 2019

La necesidad de expertos en Ciberseguridad es urgente: hay tres ataques “muy peligrosos” al día

No son solo datos o cifras aisladas. Detrás de las estadísticas emerge una situación que preocupa hasta al Gobierno. España sufrió el pasado año 102 ciberataques considerados “muy peligrosos”.

De media, en 2018 se produjo uno cada tres días, según el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Pero en la recta final del ejercicio pasado la situación ha empeorado.

Según el Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al CNI, ya se registran tres agresiones “críticas” diarias. Los delitos no solo fueron padecidos por particulares, sino también por empresas e incluso por organismos estatales… como el propio CNI.

En total se registraron 38.000 incidentes en apenas doce meses. Esto supone un aumento del 43% de hechos de estas características respecto a 2017. En este contexto, expertos del Estado reconocen que, desgraciadamente, la situación podría seguir agravándose en los próximos tiempos.

Por ello, resulta evidente el refuerzo de una estrategia integral para combatir la situación. Y también urgen profesionales especializados en protección. Másteres específicos como el de Seguridad Informática de UNIR brindan la capacitación necesaria y se adecúan a esas necesidades actuales.

El CNI, blanco de hackers

El CNI fue objeto de un intento de suplantación de identidad, por parte de hackers. Félix Roldán, director de este organismo, ha admitido públicamente que se requiere de un gran esfuerzo y profesionales capacitados para enfrentar estas situaciones. Llegó a reconocer, durante una comparecencia reciente en el Congreso de los Diputados, que “habrá que estar muy prevenidos” en los próximos meses.

Un ataque considerado “crítico” o “muy peligroso” es categorizado así por los servicios de inteligencia estatales debido a su elevado tipo de amenaza, su origen, los sistemas estratégicos afectados o el alto impacto (daños) que causan. Es decir, por su alcance y consecuencias.

Desde empresas a instituciones, pasando por particulares, y hasta un Ministerio público, nada ni nadie parece salvarse de los piratas informáticos

Los blancos de estos episodios abarcan un amplio abanico. Desde empresas a instituciones, pasando por particulares, y “hasta el intento (de piratas informáticos) de acceder a datos confidenciales de un Ministerio”, según reconoció también Roldán en el Parlamento.

Obviamente, por las investigaciones judiciales en curso, no mencionó nombres ni referencias puntuales de las víctimas. Tampoco quiénes son los principales sospechados de cometer o encargar esos ciberataques. Pero detrás de los mismos no hay autores improvisados, ‘artesanos’ ni rudimentarios, que ‘juegan’ a la piratería informática en su tiempo libre. Son delincuentes altamente profesionalizados, que cobran fortunas por sus acciones.

Cien países realizan ciberespionajes

El informe ‘Ciberamenazas y Tendencias 2018’, citado por el diario El País en un artículo publicado hace escasos días, indica que más de un centenar de naciones practican espionaje, con toda su parafernalia y estructura, a través de tecnología sofisticada y herramientas digitales.

Esto quiere decir que no escatiman ‘esfuerzos’ para intentar vulnerar sistemas de seguridad informática complejos y sustraer información sensible. Destinan importantes recursos económicos, logística y ‘recursos humanos’ especializados (interprétese ‘hackers’, altamente cualificados en el mundillo de la piratería).

Sus objetivos son tan ambiciosos que en 2018 hasta “hubo hasta intentos, patrocinados por Estados, de influir en procesos electorales” extranjeros, asegura ese estudio. “En la mayoría de las ocasiones, las víctimas han sido instituciones democráticas o partidos de muchos países del mundo, España entre ellos”, resalta el trabajo.

Solo en lo que va de este año se contabilizan más de 4.000 incidentes de ciberseguridad. Supone una media que invita al asombro y a la perplejidad: 133 al día.

El CCN advierte que, en el caso de nuestro país, queda demostrada “la presencia de activistas patrocinados por instituciones rusas en la expresión mediática del conflicto derivado de la situación creada en Cataluña”.

El CCN ha detectado durante el último año un total de 75 cibertaques a páginas web de organismos públicos o partidos políticos por parte de hackers

El organismo ha detectado durante el último año un total de 75 cibertaques a páginas web de organismos públicos o partidos políticos por parte de hackers afines al procés independentista desde servidores ubicados fuera de España

Gobiernos y organizaciones buscan a los mejor formados

La contratación de especialistas ya no solo es necesaria, sino que se torna crítica. Tanto organizaciones como Gobiernos han tomado conciencia de esto. Desde ahora, parecen dispuestos a invertir mucho más para hacerse con los expertos mejor formados.

Prueba de ello es que la inversión en ciberseguridad se multiplicará por 2,5 el próximo año. De los 70.000 millones de euros que movilizaba en 2016 pasará a 175.000 millones en 2020. Eso se traducirá en la creación de cientos de puestos de trabajo de personal especializado, entre otras cuestiones.

El dato corresponde al informe ‘Ciberseguridad: un desafio mundial’ del Future Trends Forum. Este es un think-tank de la Fundación de la Innovación Bankinter. Si bien el cambio es significativo, todavía no parece aún suficiente: las pérdidas económicas que causan los ciberataques han rondado los 400.000 millones de euros, cada año, en el último lustro.

El presente muestra las condiciones propicias para que los profesionales que quieran desempeñarse en el mundo de la seguridad informática se capaciten de manera adecuada. Los caminos profesionales se abren en este campo.

El Máster en Ciberseguridad online de UNIR ofrece la posibilidad de aprender las principales técnicas de protección frente a ataques y amenazas en sistemas operativos, redes, software de aplicación, sistemas web y bases de datos. A quienes busquen progresar en el sector, un claustro experto les guiará en el uso de las herramientas más vanguardistas.