Área de Artes y Humanidades

El Principito es un clásico que hemos leído y disfrutado o que deberíamos leer y disfrutar si todavía no lo hemos hecho: estamos a tiempo. Es uno de esos textos deliciosos tanto para los niños como para los adultos. Toca el corazón de los pequeños y de los mayores porque en realidad los adultos quizá no sean más que niños a los que se les olvida ser niños.

Ignacio Amestoy defiende el teatro como escuela de formación tanto en la Enseñanza Secundaria como en la Universidad. El teatro debe ser espejo de la sociedad para la sociedad misma, de sus defectos y virtudes, gracias siempre a una autoría que transita la verdad en libertad, sin censuras ni autocensuras, que busca la belleza en la obra bien hecha.

"Lo relevante no es si el héroe trágico ejecuta acciones que no puede comprender o cuya repercusión no alcanza a prever, sino que en esa dimensión de la acción humana hay un conflicto. La clave de que las acciones humanas estén abiertas es que generan conflicto. Es que son conflictivas", sostiene Eduardo Maura, doctor en Filosofía y portavoz de Cultura de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados.

Conoce nuestra oferta académica