Área de Derecho

El interrogatorio de testigos constituye materia de esencial conocimiento y dominio por parte del abogado litigante sea cual sea el orden jurisdiccional en el que intervenga. Un interrogatorio mal planteado o deficientemente practicado puede acarrear consecuencias desastrosas para la defensa del caso. Vamos a centrarnos en aquellos errores, los más importantes, que el abogado nunca debiera cometer.

Ni del concepto de independencia profesional del abogado ni de la regulación normativa podemos deducir que su autonomía dependa del vínculo laboral que lo une con su cliente. Hacerlo sería como cuestionar la libertad de los letrados en grandes bufetes porque sus ingresos provengan sobre todo de clientes poderosos.

Conoce nuestra oferta académica