Viernes, 06 octubre 2017

Ingeniería Informática: la oferta de trabajo a graduados de UNIR duplica la demanda

Según Cristina Rodríguez, directora del Centro de Orientación e Información para el Empleo de UNIR, en el área de Ingeniería UNIR ha recibido de empresas aproximadamente unas 700 ofertas de trabajo para sus graduados; y los alumnos y egresados que se han inscrito para aspirar a esas ofertas han sido solo 400.  “No se cubren la mitad de los puestos”, afirma.

En concreto, en el Grado en Ingeniería Informática, hay unas 160 ofertas, “e inscripciones solo 20”. La tendencia del Grado en Ingeniería Informática se confirma en las demás ramas de estudio de Ingeniería en UNIR.

Tras el Grado en Ingeniería Informática, los más solicitados son el Máster Universitario en Ingeniería de Software y Sistemas Informáticos, el Máster Universitario en Seguridad Informática, el Grado en Diseño Digital y el Máster en Aplicaciones Móviles. Hay otros no tan demandados, porque son más específicos, “pero no tenemos ningún alumno egresado que ahora mismo esté interesado en esos puestos que se ofrecen”, por ejemplo, del Máster Universitario en Diseño de Experiencia de Usuario. Aquí, por ejemplo, “hay 2 inscritos para una oferta de 21”.

El sector de la Tecnología de la Información (IT) es de los que más crecimiento ha experimentado en estos años pasados, lo que tienen un reflejo en el PIB y en el porcentaje de contratación. Hasta el 2020 se prevé que habrá en este ámbito un 40 por ciento más de contrataciones. Estados Unidos, Canadá, Japón, Corea del Sur, y Alemania en Europa, son los que más contratan y los que se llevan a las personas con más talento. En España, subraya Cristina Rodríguez, “vamos a necesitar profesionales y no vamos a poder cubrir las vacantes que tenemos. Ya está ocurriendo y sucederá más en el futuro.”

¿Podemos hablar de pleno empleo en este campo? “Sí”, contesta Cristina Rodríguez. Recomienda a quien dude que se descargue este informe, especialmente el apartado donde se habla de las profesiones más demandadas:

Empleo en IT 2017.PDF

En el estudio se habla también de la banda salarial, de la formación requerida, de las funciones que se cumplirán en un determinado destino, de en qué tipo de empresas se puede trabajar. La base académica para la gran mayoría de esos puestos es el Grado en Ingeniería Informática, con quizá luego el añadido de una especialización en Android. Las matemáticas, la estadística, la administración de empresas, también vienen muy bien. La banda salarial es función de la experiencia y el rango oscila entre los 25.000 y los 50.000 euros anuales. Manda la experiencia y la especialización.

Vamos a necesitar profesionales y no vamos a poder cubrir las vacantes que tenemos. Ya está ocurriendo y sucederá más en el futuro

Los conocimientos técnicos se suponen y normalmente un técnico de la empresa a la que alguien aspira examina al candidato en este sentido técnico: el jefe o un futuro compañero.

Pero hay que prestar mucha atención a la parte soft de las entrevistas de trabajo, la de las habilidades estratégicas. Aquí vale pensar en aquello de “reciclarse o morir” para estar al día en los conocimientos que se requieren; en la “inteligencia emocional”; en la capacidad de aportar soluciones y respuestas más allá de lo rutinario o de lo que marcan las reglas, y finalmente en la capacidad analítica: el sector IT pide profesionales capaces de traducir grandes cantidades de datos abstractos y de comprenderlos.

Parece que ingeniería y relaciones sociales no se llevan muy bien. Pero es necesario que congenien: porque el ingeniero tiene que tratar con clientes, con su equipo… Eso es la inteligencia social.

Más: el thinking outside the box, el reclamo de Google, ha pasado a la cultura empresarial de todo el mundo. Se buscan personas con capacidad técnica, bien formadas, pero que no se conformen, que aporten nuevas soluciones, y eso se premia y se incentiva.

Los expertos de los departamentos de recursos humanos reconocen hasta por la forma de hablar del candidato si es un apasionado de lo que hace o hará. Y también si ese candidato pertenece a la categoría del thinking outside the box, acaso preguntándole: “Cuénteme una situación en la que aportó una solución creativa”.

La sesión completa online con Cristina Rodríguez se puede volver a ver pinchando arriba, en el enlace de la foto.