Área de Artes y Humanidades

¿A qué se debe la persistencia de la tesis de que el hombre tendría un instinto inherente a la violencia? ¿Por qué tantos científicos, filósofos, escritores, cineastas han apoyado la existencia de dicho instinto? La agresividad y la violencia sin que medie una provocación no conducen a una activación del sistema motivacional y, por tanto, a la segregación de sustancias neuroplásticas del bienestar. De esto se deduce que la agresividad y la violencia no pueden ser consideradas motivaciones que surjan espontáneamente en el ser humano, algo así como si la biología humana, de manera instintiva, nos hiciera tender a la agresividad.

Proseguimos nuestro recorrido por esta propuesta de la Fundación Botín, que expone a sus últimos becados en Artes Plásticas, decíamos, en la muestra que podrá verse hasta el próximo 18 de abril. (En la imagen, obra de Leticia Ramos)

Cuatro obras relevantes acoge el 2.º Festival de Teatro UNIR:  El veneno del teatro, de Rodolf Sirera; El señor Ibrahim y las fores del Corán, de Éric-Emmanuel Schmitt; Proceso por la sombra de un burro, de Friedrick Dürrenmatt, y Yo no quiero líos, de Antonio y Enrique Paso. Cuatro obras llevadas a escena por tres importantes compañías del teatro amateur español: El Barracón, Honda Teatro y Tirinto & Co.

Hoy me centraré en la muestra generada a partir del certamen de Artes Plásticas de la Fundación Botín, una exposición que nos permite conocer los proyectos de ocho jóvenes creadores y que se adentra  en la concepción de lo trascendente, del proceso de creación, del cambio climático; cuestiones que parten de la sensibilidad pero que en definitiva, ofrecen profundidad, compromiso y una destacada dimensión ética.

Conoce nuestra oferta académica

Facebook