InternacionalAcceso estudiantes

El negocio musical antes y ahora

El negocio musical está en continua transformación y, actualmente, no se entendería sin la irrupción de plataformas digitales como Spotify o YouTube.

El negocio musical ha estado en constante cambio.

El negocio musical abarca todo aquello que está relacionado con la promoción y comercialización de la música en cualquiera de sus formas: canciones, conciertos, shows, espectáculos… En este sector participan muchos perfiles profesionales entre los que se integran artistas, compositores, técnicos, directores, mánagers, promotores, editores y compañías discográficas, entre otros.

Antes, cualquier artista que quisiera dedicarse a la música aspiraba a firmar con un sello discográfico para así lograr una distribución mayor, poder generar más ingresos y vivir de la música.

Dentro del negocio musical se emplazaban, a su vez, las editoriales musicales, cuya principal función era proteger y defender los derechos de autor para cobrar posteriormente por la reproducción y distribución de dicho contenido.

Otra de las partes que componían esta industria era la música en vivo, es decir, los conciertos y espectáculos en directo entre las que se incluyen también las giras, donde se daba a conocer el álbum de los artistas.

De esta forma, los tres segmentos en los que se dividía la industria de la música eran:

  • Discográficas
  • Editoriales
  • Música en vivo

Los artistas creaban el contenido, este llegaba a los sellos discográficos, que se encargaban de su distribución, promoción y generaban así dinero. Estos ingresos eran generados mediante la venta de álbumes, acuerdos contractuales, merchandising, regalías y la venta de entradas para ver al artista en concierto. Así se componía la estructura tradicional de esta industria, pero el negocio musical ha estado en constante cambio y en la actualidad no se entiende sin las nuevas plataformas asociadas a internet que han cambiado el modelo de negocio y la forma en que se consume la música.

Principales actores en el negocio de la música

En la industria musical intervienen diferentes actores y empresas, entre los que destacan:

  • Artistas: incluye tanto a los autores de los temas como a los intérpretes.
  • Mánagers: se encargan de la representación de los intérpretes, velando por sus intereses, contrataciones de conciertos, firmas de contratos con patrocinadores, etc.
  • Sellos discográficos: son las empresas responsables de grabar, comercializar y promocionar los diferentes trabajos musicales. En ellas juegan un papel clave los productores musicales.
  • Entidades de gestión de derechos de autor: sus funciones se centran en la propiedad intelectual asociada a la música. En el caso de España serían la SGAE o Unison.
  • Editores: para la defensa de los derechos de autor pero desde el punto de vista de los creadores.
  • Empresas de distribución: se encargan de la distribución tanto en formato físico como digital.
  • Eventos: organización y promoción de conciertos y festivales, incluida toda la logística necesaria.

negocio-musical

Cambios en el negocio musical en la era de la digitalización

En el mundo de la música, previo a la aparición de internet, el sector discográfico era el más fuerte de los sectores porque lograba la mayor cantidad de ingresos gracias a la producción y venta de discos.

Con la llegada de la distribución digital esto cambia y, por tanto, la industria musical tiene que reinventarse y buscar otras fuentes de ingresos. Así, trata de compensar las pérdidas económicas fortaleciendo el segmento de las licencias y de la música en vivo.

iTunes

En el 2003, una aplicación de Apple revolucionó el negocio musical. Se trató de iTunes, el cual —mediante la utilización de un sistema de precios novedoso— permite al consumidor comprar solo las canciones que realmente quiere. Itunes respeta a las discográficas, ya que ofrece y vende sus catálogos musicales.

Es un ejemplo claro de que la industria musical necesita reinventarse e implementar un nuevo modelo de negocio donde no hay intermediarios y el producto musical va directamente a los oídos del consumidor. Esto, a su vez, permite que artistas independientes puedan labrarse un futuro en la industria sin necesidad de contar con un gran sello discográfico que los respalde.

Spotify

En el 2008 sale al mercado Spotify, la plataforma digital de streaming que cambia por completo la forma en la que se escucha música. El impacto que esta empresa sueca ha tenido en el negocio musical se ve reflejado en la situación actual, en la cual discográficas, artistas y demás agentes implicados en la industria han llegado a acuerdos con Spotify para poder seguir generando ingresos y vivir de la música.

Esta plataforma ofrece música por streaming basada en un modelo de negocio que recibe el nombre de freemium, un servicio combinado por el cual se presta funcionalidades gratuitas (que son rentabilizadas con publicidad) y funciones adicionales a las que solo se tiene acceso bajo suscripción de pago.Esta plataforma permite escuchar música de manera legal sin necesidad de descargarla.

En este nuevo panorama, el músico que más éxito tiene es el que más reproducciones consigue en aplicaciones online. El feedback es más directo y se consigue saber de manera inmediata lo que piensa el consumidor de las canciones y demás productos musicales que se sacan al mercado.

negocio-musical

YouTube

YouTube también ha contribuido a transformar la forma en que se consume música actualmente. El auge del vídeo musical ha dado pie a conocer a nuevos artistas y ofrecer al usuario de manera directa el contenido que quiere ver y escuchar.

TikTok

Esta red social también es clave en la promoción de artistas musicales. Fue la aplicación más utilizada durante la pandemia en 2020, cumpliendo un papel determinante para el descubrimiento y promoción de músicos. Si una canción se hace viral, el contenido se comparte hasta que salta a las demás plataformas y se convierte en todo un éxito.

Con la introducción de TikTok sucede lo mismo que con las plataformas que aparecieron con anterioridad: se necesita un consenso para que ninguna de las partes implicadas en el negocio musical vean mermadas sus fuentes de ingresos.

Muchos de los responsables de la estrategia comercial de estas plataformas son profesionales experimentados que han desarrollado su carrera en reconocidos sellos discográficos y otras áreas del sector musical. Pero, además de experiencia, hace falta formación. Por ello, titulaciones como el Máster en Industria Musical de UNIR son tan importantes.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    El boom latinoamericano: características y autores más representativos

    Este fenómeno editorial de la década de los 60 y 70 supuso todo un revulsivo en la literatura de Latinoamérica con figuras como Julio Cortázar o García Márquez.

    El reel de hoy no es el cine de mañana

    En las redes sociales hay mucho talento, pero poco conocimiento. Si vivimos inmersos en la comunicación audiovisual, ¿por qué no conocer qué se encuentra detrás de todo ello? Entender el funcionamiento y los porqués del mundo audiovisual es liberador, significa ir más allá.

    Consejos e ideas para enseñar sintaxis en Secundaria

    Para aprender esta parte fundamental de la asignatura de Lengua y Literatura se pueden emplear ideas creativas más allá del método tradicional de analizar oraciones.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

    Mentor - UNIR

    En UNIR nunca estarás solo. Un mentor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado