Universidad Internacional de La Rioja

'Mejora didáctica en la transición de la aritmética al algebra en la ESO basada en la ludificación', título del TFM

Jon Iriondo, egresado de UNIR, premio al mejor TFM sobre juego infantil

El egresado del máster universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria de UNIR Jon Iriondo ha sido galardonado con el premio al mejor trabajo fin de máster (TFM) de la IV Edición Nacional Premios “Investigación Joven” sobre juego infantil. Vive UNIR habla con él para conocer más sobre su proyecto, su paso por la universidad y cómo ha cambiado su vida.

Bajo la dirección de la profesora de UNIR Carmen Romero, Iriondo desarrolló el trabajo ‘Mejora didáctica en la transición de la aritmética al algebra en la ESO basada en la ludificación’ que trataba de entender las dificultades a las que se enfrentaban los alumnos de 1º y 2º de la ESO a la hora de comenzar a trabajar de manera más abstracta las matemáticas.

“Nos dimos cuenta de que debíamos dar prioridad al marco teórico del trabajo, porque para proponer una mejora debíamos comprender a qué cambios se enfrenta el alumno cuando comenzamos a trabajar el álgebra. Por otro lado, considerando los paradigmas educativos actuales, estudiábamos qué trabajo previo de contextualización y posterior de traducción debe tener presente el docente a la hora de introducir una actividad de juego en el aula. Por último, proponíamos cómo introducir tres actividades lúdicas para que los alumnos comenzaran a trabajar el álgebra en clase”, asegura el egresado de UNIR.

• ¿Cómo surgió la idea de esta línea de trabajo?
La idea nace primero de la observación. En el período de prácticas del máster tuve la suerte de observar a alumnos de bachillerato y las dificultades a las que hacían frente. Al ver que muchos problemas eran de base, solicité a mi tutora poder ir donde comenzaban a tener problemas, que es en el primer ciclo de la ESO. En ese momento comprendí que para ser profesor de matemáticas debía entender bien qué supone para el alumno la introducción al álgebra.

Creo que en la ESO se nos ha olvidado jugar porque asociamos el juego como algo inherente al niño pero no al adolescente”, asegura Jon Iriondo

• En qué consiste esta mejora didáctica que planteas
Lo que planteamos es que a través del juego podamos crear situaciones que el alumno sea capaz de resolver de forma satisfactoria. Esas situaciones donde el alumno deduce y experimenta de forma natural, las intentamos “traducir” al lenguaje matemático con dos objetivos principales. El primero, comenzar a trabajar conceptos algebraicos. Segundo, y desde mi punto de vista, más importante, crear recuerdos, puntos de referencia donde el alumno ha sido capaz de resolver un problema para que podamos aludir a ellos cuando el alumno se encuentre bloqueado o no sepa cómo afrontar otro problema.

• ¿Crees que el juego es el mejor método para que los niños aprendan matemáticas?
Creo que en la ESO se nos ha olvidado jugar porque asociamos el juego como algo inherente al niño pero no al adolescente. A todos nos gusta jugar, a gente de todas las edades. La ludificación es una herramienta potente de motivación y mejora ostensiblemente la atención del alumno, siempre y cuando tengamos claro qué objetivos queremos conseguir a través de esa actividad y que el alumno entienda dichos objetivos.

Tras estudiar el Máster en Educación Secundaria mi vida profesional ha dado un giro de 180º. Dejé mi trabajo de informático y desde el momento que acabé el máster soy profesor de matemática”, declara el egresado de UNIR

• ¿Qué supone para ti conseguir este premio?
Por un lado ha sido una gran alegría por el reconocimiento que supone a nivel profesional. Por otro lado un acicate para seguir formándome e investigando para mejorar como profesor, con el objetivo de acompañar de la mejor manera posible a los alumnos a aprender matemáticas.

• ¿Por qué elegiste UNIR para realizar el máster universitario en formación del profesorado de educación secundaria?
Creo que lo resumiría en dos palabras: Flexibilidad y compatibilización. Para las personas que queremos compaginar nuestro trabajo actual con seguir formándonos, una universidad totalmente online como la UNIR es una muy buena opción. Además, con las diferentes convocatorias que hay a lo largo del año me ha permitido flexibilizar mi plan de estudios para satisfacer los dos campos de forma simultánea. Posteriormente, a lo largo del máster he descubierto a los profesionales (tutores, profesores, etc.) que trabajan en la UNIR que han sido siempre muy cercanos y dispuestos.

• ¿Qué te ha aportado el máster realizado en UNIR a nivel profesional?
Tras estudiar el máster en formación del profesorado de educación secundaria mi vida profesional ha dado un giro de 180º. Dejé mi trabajo de informático y desde el momento que acabé el máster soy profesor de matemáticas en la Ikastola Orereta de Errenteria (Gipuzkoa). Allí sigo aprendiendo con los alumnos y los demás compañeros día a día. Para mí es una satisfacción porque siento este oficio como algo vocacional y me realiza como profesional y como persona.

Otras noticias que también te pueden interesar…