Lunes, 26 marzo 2018

Libros e ideas para promover la lectura entre los estudiantes de Educación Secundaria

Hacer una lista cerrada de libros que deben leer los adolescentes se presenta como una utopía. Debemos recordar que, como en otras etapas de nuestra vida, se pueden presuponer algunas características comunes, pero no todas se cumplen. No podemos olvidar que los jóvenes se encuentran aún en pleno desarrollo físico y psicológico y su grado de madurez es dispar, al igual que lo son sus gustos e intereses.

Los profesores deberían empezar a plantearse una lista un poco más flexible y abierta, que incluya la opcionalidad de alguna de las obras. Podrían proponerse algunos libros comunes, pero dejar un espacio para los propios gustos y preferencias del alumno.

En la actualidad, las nuevas tecnologías también pueden servir para motivar a los estudiantes hacia la lectura, algo que no resulta una tarea sencilla. Así, muchos se sentirán atraídos por la creación de blogs, por el uso de las redes sociales o por el uso de canales de YouTube. Igualmente, podríamos tomar en consideración las recomendaciones de jóvenes BookTubers o convertir a nuestros alumnos en uno de ellos. Para los más inquietos, no debemos olvidar la existencia de AudioBooks, una posibilidad que habría que estudiar para implementar su empleo educativo como complemento a la lectura tradicional.

 Las nuevas tecnologías pueden ser aliados para promover la lectura entre nuestros estudiantes, con recursos como audiolibros, blogs, foros, redes sociales o BookTubers”

Algunas posibilidades entre las que escoger

La literatura juvenil, las obras de trasfondo histórico, junto a la poesía o los autores de ciencia ficción, deberán formar parte de las opciones ofrecidas a nuestros estudiantes:

1. Literatura española: El Capitán Alatriste/ La voz dormida / Sin noticias de Gurb

2. Literatura en lengua inglesa: El retrato de Dorian Gray / Frankenstein / El señor de las moscas

3. Literatura histórica y comprometida: El niño con el pijama de rayas / El Diario de Anna Frank / Matar a un ruiseñor / El Médico

4. Literatura hispanoamericana: La casa de los espíritus / Crónica de una muerte anunciada / Relato de un naufrago / Un viejo que leía novelas de amor

5. Literatura fantástica y de ciencia ficción: Los juegos del hambre / El señor de los anillos /1984 /Yo, robot

6. Poesía o literatura poética: 20 poemas de amor y una canción desesperada / Rimas y Leyendas / El Principito / Platero y Yo

7. Literatura juvenil: Bajo la misma estrella / Al otro lado de la pantalla / El guardián entre el centeno / Pregúntale a Alicia / Violet y Finch / Buscando a Audrey

 La literatura juvenil, las obras de trasfondo histórico, junto a la poesía o los autores de ciencia ficción, deberán formar parte de las opciones ofrecidas a nuestros estudiantes”

Ideas para trabajar con los libros en el aula

A partir de las posibilidades anteriores, podríamos realizar las siguientes propuestas para nuestros estudiantes de Secundaria:

– Previamente a la elección de las lecturas, es interesante que los alumnos busquen información sobre los libros y lo discutan en clase para decidirse y elegir.

– Una posible opción sería escoger un libro de cada grupo con la posibilidad de incluir una opción de veto. Si hay un grupo que no le guste nada a un alumno, podría escoger dos del grupo juvenil y descartar un grupo entero.

– Otra posible opción sería escoger uno de cada grupo, con un máximo de X grupos (dependerá del número de libros que vayan a leer). Si un grupo le gusta mucho puede escoger dos del mismo.

– Las obras de carácter histórico pueden ser tratadas transversalmente en otras asignaturas, para conectarlas con su contexto histórico y estudiar su veracidad.

– Los libros en lengua inglesa, o en otras lenguas, pueden ser tratados igualmente de forma transversal, pudiéndose hacer pequeñas lecturas o trabajos en la lengua original.

 Es posible introducir textos o fragmentos en su lengua original. En esa misma línea, podrán realizarse proyectos y colaboraciones transversales con otras asignaturas”

– Los libros de ciencia ficción o fantásticos también podrían ser tratados en otras asignaturas, haciendo referencia a su viabilidad o a las teorías científicas presentadas.

– En relación a los libros de literatura juvenil propiamente dicha, resultarán especialmente útiles para el desarrollo de diversas competencias sociales de los alumnos cuando traten temas de actualidad y de gran relevancia. El debate, el trabajo en grupo y la reflexión personal deberán ser parte fundamental para la propuesta de actividades de este bloque.

– Lo ideal sería que hubiese jóvenes interesados en todos ellos. Así, unos compañeros podrían explicar al resto sus puntos positivos y negativos y evaluarlos de forma crítica, mediante presentaciones escritas, orales o virtuales.

– Del mismo modo y una vez decididos, los alumnos que escojan el mismo libro pueden hacer un club o encuentro de lectura, tanto presencial como online. Se propondrían trabajos en grupo y no siempre individuales. Se puede promocionar la lectura en voz alta y la lectura compartida.

 Existe la opción de incluir la lectura compartida o la lectura en voz alta. Leer no tiene por qué ser un acto individual”

El número de lecturas debe quedar acordado entre el profesor y los estudiantes. También deberíamos tomar en consideración si todos leerían el mismo número de libros o si tendríamos que adecuarlo a las posibilidades reales de los alumnos o al número de páginas de las obras. Igualmente, se podría tener en cuenta la existencia de audiolibros, que podrían resultar útiles para alumnos con alguna dificultad visual o como opción para alguna de las elecciones.

– En ese sentido, cabría la opción de crear algún tipo de cuadro o rúbrica al respecto, para que los estudiantes supiesen, de antemano, cuántos libros tendrían que leer dependiendo de las elecciones realizadas. El profesor lo habría analizado y preparado previamente.

– Recordad que muchos de estos libros tienen su versión cinematográfica y no podremos luchar contra ello. Pedir una comparación de las diferencias siempre podrá resultar útil para intentar incentivar la lectura. De igual manera, se podría tener un debate previo sobre las ventajas e inconvenientes de leer o ver una película, así como el orden adecuado para hacerlo: ¿prefieren ver la película antes o leer el libro previamente?

-También podremos gamificar la lectura, mediante herramientas virtuales, con cuestionarios y juegos que sirvan para observar el progreso  educativo. Los alumnos podrían crear cuestionarios y actividades para sus compañeros y las corregirían.

 Gamificar la lectura e introducir las nuevas tecnologías se presentan como estrategias básicas para fomentar la lectura entre los jóvenes”

Todo esto son ideas generales y solo una propuesta dentro de muchas posibles. Toda concreción deberá adaptarse al contexto de enseñanza y aprendizaje, con la finalidad, sobre todo, de despertar el interés lector de los alumnos y que después de clase sigan leyendo.

Más información y otras propuestas

30 libros y novelas recomendadas para Secundaria

Novelas para alumnos de Secundaria

5 escritoras que los estudiantes deberían descubrir y leer

10 libros interesantes para jóvenes y adolescentes para leer este verano

Los mejores libros y noveles recomendados para Secundaria

Libros de ciencia ficción para regalar a quienes por error creen que no les gusta la ciencia ficción

Diez grandes películas para descubrir a diez grandes autores de la literatura universal

Lecturas relacionadas con alguna asignatura en concreto

5 lecturas para aprender matemáticas

Libros matemáticos para leer

Diez lecturas para saber de ciencia

Diez libros de ciencia para el verano

Cinco libros infantiles que todo adulto debería leer