Solicita información

Todo lo que necesitas saber para ser psicólogo clínico

¿Sabes qué se necesita para ser psicólogo clínico? En UNIR analizamos los requisitos para ser psicólogo clínico y sus competencias profesionales.

Estos meses atrás hemos podido comprobar la importante labor que han realizado cientos de psicólogos clínicos ofreciendo sus servicios de atención psicológica frente a la pandemia de la COVID-19. Es posible que esta noticia haya despertado el interés de futuros estudiantes de Psicología por la especialidad en clínica. ¿Sabes qué se necesita para ser psicólogo clínico? En UNIR analizamos los requisitos para ser psicólogo clínico y sus competencias profesionales.

Cómo especializarse en Psicología Clínica

La especialidad clínica es una de las ramas más antiguas de la Psicología y, a día de hoy, también la más elegida entre los alumnos que cursan la carrera. El psicólogo clínico es el facultativo especializado en el ámbito de la salud mental y que se ocupa de la evaluación, diagnóstico e intervención de los problemas emocionales y conductuales.

Para ejercer de psicólogo clínico se necesita, como requisito imprescindible, tener el Grado en Psicología (o la antigua licenciatura). No obstante, esta titulación por sí sola no es suficiente para ejercer como experto en el ámbito de la salud. Para que un psicólogo pueda optar al título de especialista sanitario tiene dos caminos:

– Opción A: superar los exámenes del PIR. Estas pruebas son equivalentes al MIR, están convocadas por el Ministerio de Sanidad y, una vez superadas, el aspirante completaría su formación como psicólogo residente en hospitales.

– Opción B: cursar un Máster Oficial en Psicología General Sanitaria impartido por una universidad acreditada. El curso de postgrado debe contar con prácticas reales en centros especializados. Su titulación y formación permiten al psicólogo ejercer en clínicas psicológicas privadas, o bien, dar de alta su propio centro de atención psicológica.

Otro requisito obligatorio de todo psicólogo clínico activo es la colegialización, es decir, pertenecer a un Colegio Oficial de Psicólogos.

Perfil del psicólogo clínico: competencias profesionales

La sociedad va cambiando a pasos acelerados, los problemas psicológicos no son los mismos que en las generaciones anteriores, con lo que el psicólogo clínico necesita una formación continuada. Además de reciclarse, un especialista en Psicología Sanitaria debe contar como base con amplias competencias en diferentes materias: en Psicología de la Personalidad, Intervención social, Psicología Evolutiva, Psicometría, Neurociencia e, incluso, Psicofarmacología.

No obstante, las competencias generales de un psicólogo clínico -que ya se van adquiriendo cuando se cursa el Grado en Psicología- se pueden resumir en las siguientes:

  • – Tener un conocimiento profundo de los problemas emocionales y enfermedades mentales en la infancia, adultez y ancianidad.
  • – Contar con formación en psicología de las Adicciones y sus tratamientos.
  • – Manejo de las técnicas de evaluación para un buen diagnóstico, como la entrevista clínica, test y cuestionarios.
  • – Diseñar programas de tratamiento acordes con las necesidades y problemas que presenta un paciente. Esto exige un conocimiento exhaustivo de las diferentes técnicas de intervención psicológica y marcos teóricos (cognitivo-conductual, enfoque psicodinámico o gestáltico).
  • – Capacidad de investigación; y esta inquietud por investigar no solo es necesaria si el psicólogo clínico se dedica a este ámbito o a la docencia. También el resto de profesionales dedicados a la atención directa necesitan estar al día de los descubrimientos de la comunidad científica.
  • – Desarrollar habilidades terapéuticas en la atención individual del paciente y en terapias de grupo.

Habilidades del terapeuta

La atención psicológica e intervención con personas que sufren problemas emocionales no es tarea sencilla. A veces, el demandante no es el paciente directo ni se muestra muy colaborador (como suele ocurrir con los niños y adolescentes); ni siempre se cuenta con la ayuda de un coterapeuta dentro del entorno del paciente; o el propio paciente no parece muy comprometido con la terapia y amenaza con abandonarla.

Por lo tanto, las habilidades terapéuticas del psicólogo son tan importantes como el resto de competencias profesionales ya mencionadas. Ganarse la confianza del paciente es una de ellas. Garantizar la confidencialidad es otra. Para ello, el psicólogo clínico necesita contar con buenas habilidades comunicativas, demostrar empatía, asertividad. Ser observador y analítico, mostrarse directivo durante la terapia cuando sea necesario, pero no coercitivo. No es fácil manejar todas estas habilidades, tampoco son innatas al psicólogo, como algunas personas creen. Son estrategias y herramientas que el psicólogo clínico va adquiriendo con el tiempo y la experiencia.

Como vemos, la especialidad en Psicología Clínica es exigente, sí; aunque apasionante también. En gran medida, despierta tanta atracción e interés por la complejidad que esconde la psique humana y los problemas psicológicos. Otro valor añadido a esta profesión —si no, el más importante— es el de poder guiar a las personas para conseguir una vida feliz, satisfactoria. Ahí residen las claves para ser psicólogo clínico: una completa formación profesional y una clarísima vocación por ayudar a los demás.

Títulos que te pueden interesar

Noticias relacionadas

psicologo-deportivo3

Cómo ser psicólogo deportivo

En los últimos años los psicólogos especializados en el área deportiva, tanto en el campo de la investigación como en la práctica profesional, han ganado prestigio. En UNIR te explicamos cómo ser psicólogo deportivo, sus funciones y salidas laborales.

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

Tutor personal

En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

La recompensa al esfuerzo

Mucho más que una universidad

Acompañamiento personalizado