Solicita información

El 5G extiende la atención sanitaria y beneficia a los profesionales

La tecnología 5G está revolucionando la atención sanitaria frente a otras redes de conectividad y abre la puerta a nuevos y sofisticados servicios relacionados con la salud.

El 5G protagoniza los avances tecnológicos más sorprendentes que se aplican en un ámbito tan relevante como es la salud de las personas. Con esta tecnología se perfecciona la labor médica hasta un nivel imposible hace solo unos pocos años, como operaciones quirúrgicas dirigidas a distancia y de alta precisión, o la prevención de enfermedades antes incluso de que se reproduzcan, gracias al análisis masivo de datos.

El 5G salva distancias y permite compartir conocimientos casi instantáneamente para, por ejemplo, salvar una vida. De eso va todo. La medicina del futuro ya está aquí.

Pero, ¿qué convierte al 5G en una herramienta tan especial? El docente del Máster en Dirección y Gestión Sanitaria de UNIR, Miguel Ángel Máñez destaca su menor latencia, que implica que la señal entre el emisor y el receptor tarde menos en transportarse: es inmediato. Conlleva una mayor potencia de transmisión y una mayor capacidad, entendida como la posibilidad de mover más cantidad de datos en un periodo temporal concreto.

También mejora la localización de personas y objetos porque su red de acceso es “mucho más compacta y con más números”, explica el experto en gestión sanitaria. Además, aumentar la conectividad, entre personas y también entre máquinas (IoT), lo que supone que más dispositivos podrán vincularse en la misma zona. Y todo eso sin un mayor consumo de energía.

Las posibilidades sanitarias del 5G

Estas características influyen de manera muy positiva en la evolución de la atención sanitaria. Optimizaría herramientas como, por ejemplo, la teleconsulta, la telecirugía o los proyectos que requieran de transferencia de datos en entornos seguros, aprovechando las subredes (network slicing), como en el caso de las emergencias.

Con la telecirugía, la comunicación y la interacción entre los profesionales se produce de forma instantánea porque se reduce al mínimo el tiempo de transmisión. La teleconsulta ofrece el intercambio de datos en tiempo real y sin latencia, permitiendo la llamada con telepresencia.

Dicha telepresencia permite “transportar”, por así decirlo, a una persona de un sitio a otro, simulando una presencia real gracias a los avances audiovisuales. Para Máñez se trata de un avance “muy importante” porque posibilita observar la comunicación no verbal y dotar a la conversación de un entorno muy realista e inmersivo.

5G 1

“Es una opción factible a medio plazo, pero no podemos olvidar que requiere de una elevada inversión en infraestructuras: la telepresencia necesita mejores dispositivos audiovisuales, como cámaras y pantallas de alta calidad, y tanto en el hospital o el centro de salud, como en el domicilio del paciente”, añade el docente de UNIR.

Otro campo en el que puede intervenir esta tecnología es la rehabilitación. Se suelen emplear tecnologías inmersivas de realidad aumentada y realidad virtual. El 5G facilitará que puedan utilizarse entornos más complejos, según Miguel Ángel Máñez, con más posibilidades de interacción y de adaptación a cada individuo.

Las mejoras del 5G, como la facilidad y la potencia de transmisión de datos, reforzarán así la fluidez y la usabilidad para los pacientes que utilicen estas tecnologías. Pero Máñez vuelve a matizar.

“Para que sea efectivo del todo hay que potenciar el desarrollo de herramientas de rehabilitación a distancia, basadas en técnicas de gamificación y en el uso de medios audiovisuales, y que deben adaptarse a cada patología y a cada tipo de paciente. El 5G facilita su uso, pero la apuesta clara debe ser la promoción del diseño y puesta en marcha de dichos proyectos”, subraya.

Un reto ilusionante

El 5G plantea un reto muy exigente e ilusionante para los profesionales sanitarios. El profesor de UNIR entiende que será necesario establecer planes de formación para darles a conocer las posibilidades y herramientas ya presentes y futuras. Convendría igualmente rediseñar los procesos y protocolos de atención para que estos avances se incluyan como una opción más dentro del plan de acción.

De hecho, Máñez resalta que las diversas estrategias de salud digital, como la última publicada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, enfatizan en la necesidad de evaluar constantemente los nuevos avances tecnológicos desde muchos puntos de vista, como la seguridad, la eficacia o la eficiencia, entre otros.

Y califica de “esenciales” a la investigación y la innovación como formas de conocer nuevas posibilidades en el uso del 5G dentro del ámbito sanitario.

5G 2

Esta nueva tecnología de comunicaciones móviles puede, asimismo, variar los flujos de trabajo sanitarios. A priori, las mejoras en la comunicación y la transmisión de datos facilitarán el trabajo en equipo, la colaboración entre profesionales, la comunicación con los pacientes y el desarrollo de nuevas redes y sistemas de información más potentes. El objetivo es aprovechar al máximo las características del 5G, dice el investigador.

“Dado que los planes de infraestructuras suelen ser a largo plazo, sería conveniente incorporar las posibilidades del 5G a dicha planificación de cara a futuros desarrollos o proyectos”, agrega.

Infraestructuras y privacidad

Una cuestión clave es saber si las infraestructuras sanitarias en España están preparadas para esta transformación digital. “Se podría decir que estamos en ello”, responde Miguel Ángel Máñez. Recuerda, eso sí, que dichas infraestructuras “dependen de multitud de agentes: proveedores tecnológicos, administraciones públicas y centros sanitarios, entre otros”.

Para Máñez hay espacio para el optimismo, porque existen planes que definen escenarios de futuro, como la estrategia de salud digital nacional, o la financiación pública para el desarrollo de las infraestructuras necesarias.

El 5G permitirá transferir más y mejor información de los pacientes, y más rápido; eso permitirá a los profesionales sanitarios reaccionar antes. Cabe preguntarse, entonces, si este uso de datos de los ciudadanos conllevaría riesgos para su privacidad.

La protección de datos siempre está presente cuando se desarrollar cualquier proyecto tecnológico

 

La garantía y la protección de los derechos de los ciudadanos ante el tratamiento masivo de datos es esencial ante cualquier herramienta o sistema que incluya datos personales, recalca Máñez. La red 5G es un ejemplo de ello.

En España disponemos de una legislación muy avanzada y completa. Las directrices de protección de datos siempre están presentes cuando se desarrolla cualquier proyecto tecnológico”, afirma Máñez, que también es economista. El propio 5G ya incluye mejoras en seguridad, como la autenticación de los usuarios, el cifrado o la trazabilidad.

Sin embargo, siempre hay riesgos. La Agencia Española de Protección de Datos ha planteado varias recomendaciones al respecto, como un mayor volumen de información a los usuarios sobre las nuevas aplicaciones y servicios disponibles.

Se impulsarán asimismo medidas para minimizar el riesgo en la gestión de los datos y se establecerán formas de control ante posibles transferencias internacionales no deseadas, enumera el experto.

El plan de estudios del Máster en Dirección y Gestión Sanitaria de UNIR ofrece varias asignaturas en las que se abordan los últimos avances tecnológicos y su impacto en la gestión sanitaria, como las asignaturas `Retos de futuro en gestión sanitaria’ y `Sistemas de Información para la Gestión Clínica’.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    El investigador científico: sus funciones y cómo contribuir al progreso de la sociedad

    Fomentar las carreras investigadoras es fundamental para el avance de cualquier sociedad moderna que aspire a consolidar su estado de bienestar. En este contexto, el papel del investigador científico es clave.

    Johnny Depp contra Amber Heard y la intervención de la psicología forense

    Uno de los juicios más mediáticos que se han producido recientemente, y que más seguidores y detractores está teniendo, es el juicio por difamación entre el actor Johnny Depp y la actriz Amber Heard.

    El coach emocional te ayuda a mostrar la mejor versión de ti mismo

    Un coach emocional ayuda a centrar el desarrollo personal y profesional de una persona, y orienta para conocer e interpretar situaciones y emociones.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado