InternacionalAcceso estudiantes

Cómo se oposita

Pasos para conseguir una plaza como funcionario docente

Una de las opciones laborales más valoradas por maestros y profesores de secundaria es la enseñanza en el sector público, al contar con importantes ventajas como la estabilidad o la conciliación familiar, entre otras.

Para acceder a una plaza como funcionario docente se deben cumplir una serie de requisitos y pasar un proceso selectivo que, aunque se conoce como oposición y se realiza mediante concurso-oposición. Es decir, la puntuación final del proceso se obtiene a partir de la calificación obtenida en las pruebas de la oposición y de la suma de puntos obtenidos en el baremo de la fase de concurso.

Para poder opositar, es necesario cumplir con una serie de requisitos al finalizar el plazo de presentación de instancias.

Estos vienen definidos en el Real Decreto 276/2007, de 23 de febrero y pueden ser generales, como los relativos a la nacionalidad, edad o conocimiento de la lengua cooficial de la comunidad autónoma en la que se oposita, o específicos para ese cuerpo o especialidad, como disponer de la titulación oficial necesaria para ejercer como maestro o profesor de secundaria de la especialidad a la que se aspira.

 

Está regulado por las distintas comunidades autónomas partiendo de unas bases comunes en todo el territorio español. Por ello, la preparación debe realizarse en función de la comunidad en la que se quiere obtener la plaza, ya que pueden variar tanto las pruebas de la oposición como los méritos y la puntuación de cada uno de ellos en el baremo.

En todas las CCAA, el proceso se divide en dos fases consecutivas: oposición y concurso, seguidas de una fase de prácticas si se ha obtenido una plaza.

 

Supone el 60 % de la nota final y, en ella se deben demostrar los conocimientos específicos de la especialidad (incluyendo idiomas o habilidades instrumentales, en su caso), la aptitud pedagógica y el dominio de las técnicas necesarias para la enseñanza.

Se compone de dos pruebas eliminatorias, divididas a su vez en dos partes cada una, y son evaluadas por un tribunal de acuerdo con una serie de criterios establecidos.

 

Una vez se ha superado la fase de oposición, se pasa a la de concurso, que supone el 40 % restante de la nota final.

Los méritos que se tienen en cuenta y cómo puntúan en el baremo vienen definidos en cada convocatoria, pudiendo obtenerse hasta 10 puntos.

 

Aquellos opositores que con la puntuación obtenida en las fases de oposición y concurso han conseguido una de las plazas ofertadas, pasan a ser funcionarios en prácticas. En este periodo, que dura entre tres meses y un año académico, deberán demostrar que tienen la aptitud necesaria para la docencia.

 

Tres recomendaciones para el opositor

Comienza a prepararte lo antes posible. Preparar las oposiciones docentes es una carrera de fondo en la que el tiempo es clave. Las pruebas son muy diversas y no solo necesitarás adquirir conocimientos teóricos, sino que también deberás desarrollar determinadas competencias que requieren entrenamiento constante. Una preparación temprana te permitirá abordar cada etapa del proceso con mayor confianza y eficacia. En UNIR, contamos con productos diseñados para acompañarte y prepararte en todo el proceso de oposición mientras cursas los estudios de grado de forma que te ayudará a acortar plazos en tu preparación y consecución de tu plaza.

No descuides tu baremo. Al pensar en la oposición, a menudo se olvida otra parte que puede ser decisiva para conseguir la plaza: la fase de concurso. Es muy fácil obtener puntos adicionales realizando cursos de formación permanente del profesorado (homologados), certificando tu nivel de inglés u otro idioma extranjero, entre otros. Sin embargo, es crucial tener en cuenta los plazos marcados por cada comunidad autónoma para la realización de estas actividades y asegurarte de haberlas finalizado antes del último día de presentación de instancias. Consulta la oferta académica en nuestra Área de Educación para encontrar cursos y certificaciones que puedan mejorar tu baremo.

Recuerda tu meta. Opositar requiere un gran esfuerzo y, en ocasiones, es fácil perder la motivación. Algunos consejos para mantenerte enfocado durante este periodo de preparación son:

  • Buscar el apoyo de un grupo que esté en la misma situación para compartir experiencias y consejos.
  • Contar con el respaldo de preparadores experimentados que te guíen en el proceso.
  • Fijar metas a corto plazo que te permitan ver tu progreso y mantenerte motivado.
  • Incluir en tu planificación diaria momentos de descanso y ocio para evitar el agotamiento.

Mantén siempre en mente tu objetivo de conseguir una plaza y la gran recompensa que supone convertirse en funcionario docente. En UNIR, contamos con productos diseñados para acompañarte y prepararte en todo el proceso de oposición. Estos recursos están pensados para proporcionarte el apoyo necesario y optimizar tu preparación, asegurando que cada etapa del camino esté bien cubierta y enfocada en el éxito.

pruebas-oposiciones-destacado

Fase de oposición: pruebas a realizar

El futuro docente debe superar dos pruebas eliminatorias, que suponen el 60% de la nota final. Una es por escrito y otra es oral. El alumno que las supera pasa a la fase de concurso.

Saber más
baremo

Fase de concurso: el baremo

Los méritos que ha acumulado el alumno, como la experiencia previa o la formación, suman hasta el 40% de la nota final, siempre que haya superado las pruebas de la fase de oposición.

Ver más información

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

Mentor - UNIR

En UNIR nunca estarás solo. Un mentor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

La fuerza que necesitas

Nuestra vida académica y social

Acompañamiento personalizado