InternacionalAcceso estudiantes

¿Cómo dar clases de conversación en inglés? Consejos e ideas

En este post analizamos cómo dar clases de conversación en inglés, algunos consejos y métodos para implementarlo en el aula y mejorar el aprendizaje.

Vivimos en una época en la que el desarrollo de las habilidades y capacidades lingüísticas desde la niñez es esencial en el currículo y futuro profesional. Aunque los métodos de enseñar inglés en las diferentes etapas educativas haya cambiado, sigue primando la gramática y parte escrita. Sin embargo, ser capaz de hablar y entender una conversación en inglés es fundamental en el aprendizaje de cualquier lengua. Para ello los docentes deben contar con los métodos necesarios para hacerlo posible. En este post analizamos cómo dar clases de conversación en inglés, algunos consejos y métodos para implementarlo en el aula.

¿Cuándo comenzar con las conversaciones en inglés?

La respuesta es sencilla: cuanto antes.

De los cero a los tres años

En el primer ciclo de Educación Infantil, de cero a tres años, no es necesaria ninguna metodología específica para enseñar inglés, ya que a esa edad el cerebro de los niños está preparado para el aprendizaje de cualquier idioma. Por eso, emplear como lengua vehicular el inglés para las situaciones cotidianas sería lo más recomendable para que los niños aprendiesen el idioma de forma orgánica.

Niños jugando en casa. Uno metido en la cesta de la compra y otro en una caja de cartón

De los tres a los seis años

Es decir, en el segundo ciclo de Educación Infantil, el niño comienza a ser consciente de que su lengua materna y la lengua extranjera no son la misma. El juego debería de ser la herramienta principal para la enseñanza del inglés, sobre todo juegos basados en el movimiento, una necesidad básica de los menores en esta etapa.

A partir de los seis años

En este rango de edad, los niños no dominan la lectoescritura todavía, ni siquiera en su lengua materna, de manera que la clave del éxito en el aprendizaje del idioma se convierte en aprender inglés de forma oral para, en futuros cursos, comenzar a explorar el inglés escrito.

Cinco recomendaciones para que las clases de conversación sean todo un éxito:

  1. Generar un clima de confianza en el aula. Hablar en público puede provocar vergüenza y que los alumnos sean reacios a participar, sobre todo cuando no se domina el idioma. Por eso, generar un clima de confianza donde los estudiantes sientan que equivocarse forma parte del proceso es fundamental para incorporar la conversación en inglés como una tarea cotidiana más.
  2. Utilizar como lengua vehicular el inglés en la totalidad de la clase. Hablar el máximo tiempo posible en inglés ayudará a mejorar la pronunciación y el vocabulario, así como a crear estructuras mentales que automaticen el pensamiento en este idioma.
  3. Pensar en inglés en lugar de hacerlo en castellano y después traducirlo al inglés reduce las expresiones equivocadas y supone un factor clave para el punto anterior.
  4. Alternar actividades individuales con las de en pequeños grupos y toda el aula para asegurar la participación de todos los alumnos en distintas situaciones ficticias o reales que se lleven a cabo durante la clase de conversación.
  5. Preparar y facilitar a los estudiantes con anterioridad el vocabulario específico que va a ser utilizado durante la clase para que puedan ponerlo en práctica.

Niño jugando con un astronauta de juguete.

Metodologías para conversaciones en inglés

En el proceso de enseñanza-aprendizaje de un idioma es fundamental poner el foco de atención en la conversación. Para conseguir motivar a los estudiantes, se puede trabajar por proyectos, en pequeños grupos o con metodologías como la CLIL. La recomendación básica siempre debe ser programar actividades que fomenten la participación de los estudiantes para que así se animen a hacerlo en inglés y, poco a poco, se vayan soltando y familiarizando con el idioma.

La metodología CLIL (Content and Language Integrated Learning) consiste en enseñar inglés mediante otras materias que no son específicamente de idiomas, como ciencias, robótica, plástica, música, etc… De este modo, los alumnos aprenden vocabulario, se familiarizan con las estructuras gramaticales del inglés, su fonética, etc. El máster oficial en Educación Bilingüe de UNIR se basa en esta metodología.

En la Enseñanza Secundaria Obligatoria y Bachillerato la metodología más empleada para enseñar inglés oral suele ser CLIL. Este sistema se decanta por proyectos basados en los intereses de los alumnos que, por ejemplo, tienen que realizar presentaciones de un grupo de música, equipo deportivo, libro o película. Al tomar como base temas cercanos a ellos y que conectan con sus intereses personales, les resultan muy motivadores. Proponer debates, roleplay e, incluso, representar una obra de teatro u organizar una batalla de gallos de hip-hop, son actividades emocionantes y motivadoras para ellos.

Profesor ayuda a un niño a leer.

En algunos centros educativos también se suele emplear a partir de los cuatro años la Metodología Jolly Phonics, un método fonético sintético en los que se trabaja con los niños de forma multisensorial. En concreto, se enseña a leer y escribir en inglés utilizando la vista (imágenes), el oído (sonidos) y el tacto (“tocando” las letras”). Se trata de un sistema que convierte al niño en sujeto activo del proceso de enseñanza-aprendizaje, resultando un proceso divertido y muy atractivo para él.

Para que el aprendizaje en una lengua extranjera tenga éxito es necesario comenzar a crear una base de conocimientos, así como fomentar la curiosidad sobre esa lengua, desde la etapa de Educación Infantil.

Además, hay que intentar crear placer por aprender el idioma desde la niñez, de manera que el proceso de aprendizaje de esa lengua resulte algo natural y motivador para el niño. Para ello es necesario que los profesionales de la educación estén formados en las diferentes metodologías que pueden emplearse en la enseñanza de un idioma tan demandado como es el inglés.

Para profundizar en estas técnicas y adquirir una formación especializada, los educadores pueden considerar inscribirse en el Máster en Enseñanza de Inglés como Lengua Extranjera, que ofrece un enfoque integral y práctico para la enseñanza del inglés. Además, para aquellos que buscan una especialización aún más flexible y accesible, existe la opción de realizar una Mención en Inglés online, ideal para docentes en ejercicio que desean mejorar sus competencias en la enseñanza del inglés sin la necesidad de comprometerse con un máster completo.

  • Máster en Educación Bilingüe

Títulos que te pueden interesar

Noticias relacionadas

Las TIC en educación: ventajas de usarlas en el aula

Desde UNIR te contamos todos los beneficios que aporta el uso de las tecnologías de la información para la formación integral de los alumnos y cuáles son algunas de ellas.

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

Mentor - UNIR

En UNIR nunca estarás solo. Un mentor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

La fuerza que necesitas

Nuestra vida académica y social

Acompañamiento personalizado