Un máster para enseñar con calidad el inglés como lengua extranjera

Casi 1,5 billones de estudiantes de todo el mundo la estudian. En 101 países es la lengua vehicular entre la población. Si hablamos de la Unión Europea, en 19 de los 25 estados miembros tiene el honor de ser la lengua extranjera más hablada. No es de extrañar si es el idioma más estudiado en Educación Primaria (con un 79,4%) y Secundaria (donde se alza hasta el 97,3%) por delante del francés, alemán y español. Sí, se trata de la lengua inglesa. Convertida en conocimiento básico y cuyo dominio se da cada vez más por sentado. Por ello, el número de estudiantes es imparable. Y la necesidad de docentes no merma. Al contrario.

Precisamente dotar a estos últimos de una sólida formación pedagógica y metodológica es el objetivo del Máster Universitario en Enseñanza de Inglés como Lengua Extranjera, el nuevo título de UNIR impartido íntegramente en inglés que permite a los profesores mejorar su desempeño e incrementar el rendimiento académico de sus alumnos. ¿Cómo? “Incorporando tanto los últimos avances en metodologías activas como las tecnologías de la información y comunicación en el proceso de enseñanza y aprendizaje”.

Así de claro lo explica su director, José Manuel Palomino, quien recalca que se trata del “único título universitario centrado exclusivamente en la enseñanza de inglés como lengua extranjera” y por ello aporta a los profesores de inglés todas las herramientas necesarias para desempeñar con éxito su labor docente en todos los posibles contextos.

Altamente cualificados

Un abanico de posibilidades que abarca desde la enseñanza en los centros de enseñanza reglada del país, tanto privados como oficiales (servicios lingüísticos, academias de idiomas, escuelas de adultos…) hasta la docencia en empresas privadas tanto nacionales como internacionales.

Sin olvidarse de la coordinación del departamento de inglés en instituciones educativas, el asesoramiento lingüístico en centros educativos, editoriales o empresas, la enseñanza universitaria en los niveles de grado o postgrado, la investigación en programas centrados en el proceso de enseñanza y aprendizaje del inglés como lengua extranjera, elaboración de materiales para la enseñanza y aprendizaje del inglés en editoriales y empresas afines o asesoramiento pedagógico en centros educativos, editoriales y empresa públicas o privadas.

También facilita la posibilidad de ser profesor de otras materias en inglés para centros bilingües. Siempre, eso sí, que se esté en posesión de la correspondiente titulación que permita enseñarlas. Y es que, si bien este máster, por sí mismo, no habilita para el ejercicio de la actividad profesional regulada en España, sí proporciona las competentes y herramientas necesarias para ser un docente de inglés altamente cualificado.

Y lo hace por medio de unas asignaturas que cubren “las necesidades educativas, sociales y profesionales de una sociedad que demanda altas competencias lingüísticas” y permiten usar y evaluar herramientas tecnológicas con las que crear y desarrollar materiales propios y digitales en inglés, así como instrumentos de evaluación en función del nivel lingüístico, contexto y etapa educativa.

Enseñanza de calidad

Toda una base pedagógica y metodológica que permite a los docentes cubrir las necesidades de sus alumnos. Requisito que, junto con un nivel de competencia lingüístico adecuado al nivel del idioma en el que se impartirá la docencia, garantiza una enseñanza de calidad acorde a lo que la sociedad demanda.

Para cursar este título es necesario ser titulado universitario en área afines o equivalentes a los Grados en Educación Primaria, Educación Infantil, Filología, Lenguas Modernas, Lenguas Aplicadas, Estudios Ingleses, Traducción e Interpretación. También pueden ser graduados o licenciados que posean el Máster Universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas o equivalentes.

En caso de no contar con las anteriores titulaciones, se requiere una experiencia de al menos dos años como profesores de inglés como lengua segunda, extranjera o adicional en los que hayan realizado algunas de las tareas relacionadas con ello como puede ser la adaptación del currículo para adecuarlo al nivel de competencia del estudiante, el diseño de actividades formativas para facilitar la adquisición de la lengua inglesa o la evaluación de las competencias adquiridas por el estudiante en consonancia al desarrollo curricular propuesto.