Un puente hacia la movilidad estudiantil europea

Conocerse, compartir experiencias, crear y estrechar lazos… En definitiva, generar oportunidades para los alumnos universitarios al margen de distancias y fronteras. Sobre estas premisas nació la Erasmus Week, que ha vivido entre los pasados 15 y 17 de mayo su segunda edición en Logroño.

El Congreso Internacional de Tecnologías Emergentes y Sociedad (CITES) actuó por segundo año consecutivo como marco para esta iniciativa de la Oficina de Movilidad Internacional de UNIR que persigue tender puentes y establecer relaciones de colaboración en materia de prácticas y empleo con otras universidades europeas.

El director de Promoción y Relaciones Corporativas de UNIR, Manuel Peiró, y la gerente del Departamento de Salidas Profesionales y Empleabilidad, Cristina Atienza, fueron los anfitriones de un encuentro que tuvo lugar en el Palacio de Congresos y Auditorio Riojafórum de la capital riojana. Acudieron 16 representantes de 11 universidades de la Unión Europea con las que UNIR ha firmado convenios Erasmus + de Movilidad Internacional. Estos socios procedían de países como Eslovenia, Italia, Hungría, Alemania, Estonia, Austria, Holanda, Portugal, Grecia y Suecia.

Actividades y ponencias

La Erasmus Week o Semana Internacional de UNIR congrega a personal laboral y académico de las distintas universidades que trabaja en el campo de las relaciones internacionales y que desarrollan proyectos académicos de ámbito europeo. El encuentro contó con un intenso programa de actividades. Hubo sesiones de presentación de las diferentes universidades participantes y una exposición de propuestas de trabajo conjunto. También se dieron a conocer proyectos de interés para los miembros implicados y se entabló un debate sobre redes de trabajo para la promoción de los procesos de internacionalización de las universidades.

Las jornadas se completaron con las ponencias del decano de la Facultad de Empresa y Comunicación, Pablo Cardona, y del gestor de proyectos en el vicerrectorado de Transferencia y Tecnología, Joaquín Alonso.

Si bien la iniciativa se centró fundamentalmente en el Erasmus +, las universidades participantes intercambiaron a su vez información sobre otros programas de movilidad internacional. La Erasmus Week resultó de lo más provechosa, ya que sirvió para establecer vínculos de colaboración entre UNIR y otras universidades de la UE con el fin de generar oportunidades de excelencia para los alumnos, como prácticas y alternativas de empleo. Además, contribuyó a proyectar a UNIR y Logroño a escala europea.