Universidad Internacional de La Rioja

Daniel Burgos expone en Ecuador las claves sobre sobre innovación transgénica

El Dr. Daniel Burgos, vicerrector de Transferencia y Tecnología de UNIR, brindó una conferencia a la que asistieron directivos del Banco Pichincha, una de las entidades financieras más importantes de Ecuador. Durante la exposición, que tuvo lugar en la ciudad de Quito, Burgos indicó que el término innovar tiene múltiples interpretaciones que están en función del contexto, del momento, del público objetivo y de diversos factores.

“Lo que sí está claro es que innovar es una actitud, sea a nivel corporativo, institucional o personal. Aplicar la innovación en el sector bancario es positivo porque demuestra la actitud por mejorar continuamente”, expuso, antes de recalcar que el ser humano ” debe tener claro que las cosas, acciones y procesos tienen un tiempo de vida”. Motivo por el cual “es preciso renovar o adaptarse, hacer el ejercicio de auto cuestionarse para ver cómo se puede rendir mejor, aumentar la satisfacción o reducir gastos; esta actitud es lo que produce la innovación”, constató.

Ante una nutrida audiencia, compuesta por más de 70 directivos y gerentes del banco, Burgos hizo hincapié en que, cuando se habla de innovación transgénica “nos referimos a que dentro de un determinado proceso se pueden extraer elementos específicos, modificarlos y reinsertarlos, como si fuese un estudio genético”. Para ilustrarlo, recordó el caso del ‘golden rice’, “un arroz al que se le han incorporado genes que permiten desarrollar vitamina A por lo que, cuando crece y se cultiva, este nuevo arroz contiene vitamina A, que entre otros de sus beneficios, está el de evitar la ceguera”.

En palabras del Vicerrector de Transferencia y Tecnología de UNIR, la innovación transgénica dentro de un ciclo de innovación supone dos aspectos. Primero, debe existir una modificación en ese algo, “llámese persona,  actividad, apartado o acción específica, que  se modifica y se reinserta nuevamente para cambiar sustantivamente ese ‘proceso’ de la entidad”. Y, en segundo lugar, el ciclo de la innovación no se detiene, “más bien está en continuo proceso y requiere de agilidad y continuidad. Se debe evitar transitar por procedimientos largos o tediosos para evitar que cause molestias”, aseguró.

El investigador español destacó que UNIR tiene una función social muy importante y que promueve la integración mediante la colaboración con diversas entidades de todo el mundo en distintos proyectos, lo que representa un continuo intercambio de conocimientos, ideas y crecimiento personal e institucional.