Miércoles, 07 marzo 2018

Snacks de publicidad: la mejor receta para que la audiencia se 'trague' los anuncios

Hay mucha empresas que siguen viendo en el entorno digital como un ecosistema hostil o poco conocido. Ocurre mucho en las pequeñas y medianas organizaciones que no se encuentran cómodas en el entorno que ha cambiado definitivamente todo lo que las rodea. Invertir más dinero no significa llegar a más consumidores. Esos tiempos han terminado para todos. Los usuarios de hoy en día están ‘sobreinformados’ y reciben más impactos (publicitarios e informativos) que nunca, por lo que diferenciarse es crucial. 

El marketing de contenidos ha llevado a las compañías a crear el concepto de snacks. En 2012, Brad Cohen introducía el concepto de snackable content, que se define como “convertir un mensaje en algo interesante, fácil de entender y ligero para su consumo”. Es en este ámbito donde los alumnos del Máster en Publicidad Integrada de UNIR tienen un importante hueco en el que desarrollar su trabajo. En este punto se puede afirmar que, además de hablar de snackable content, se puede hablar de snackable advertising o publicidad en forma de snacks en diferentes plataformas. 

La imagen de un tentempié que puedes consumir en cualquier momento, que tienes a mano en cualquier kiosko o tienda, que te hace disfrutar unos momentos… Exactamente así debe ser la publicidad en forma de snack o snackable advertising 

La imagen de un tentempié que puedes consumir en cualquier momento, que tienes a mano en cualquier kiosko o tienda, que te hace disfrutar unos momentos… Exactamente así debe ser la publicidad en forma de snack”

El caso de la cervecera San Miguel es un buen exponente de cómo se pueden crear historias en pequeñas dosis para facilitar la digestión de las mismas por parte de los públicos. Este verano en Facebook San Miguel fue guiando a sus seguidores y fans por distintas ciudades de Asia. Comparar la paciencia con la que escogen los ingredientes para su cerveza con la paciencia que necesita un turista para cruzar las calles de Ho Chi Minh es una forma de asociar valores a la marca en un contenido de fácil digestión como un post de Facebook. Igual ocurrió con la expedición de Sergio y José, dos aventureros que recorrieron el país de nacimiento de esta marca de cerveza.

Podemos ver muy buenos ejemplos de esta publicidad integrada de una forma muy directa en el caso de Amazon. La supertienda de Jef Bezos no necesita siquiera de vídeos o grandes producciones, pero es capaz de crear muy buenas estrategias publicitarias multiplataforma que, sin duda, llaman la atención de sus clientes. Es pronto para tener datos, pero las publicaciones personalizadas en Facebook o Instagram con “Los más vendidos” seguro que están derivando en un aumento de conversiones desde esas redes sociales. 

La integración de contenidos en distintos soportes es una práctica cada día más útil y necesaria. La presencia de un mensaje similar en las distintas redes sociales, campañas de publicidad digital y todo el escenario offline ayuda a mantener una imagen común de la marca que dota de coherencia a todo lo que esta haga. 

Post de reflexión raíz del post de Esther Camuñas 

Artículo propio en El Economista