Miércoles, 22 abril 2020

Entornos de Big Data: las empresas tienen un gran reto, ya que aprovechan solo el 20% de los datos

Cada vez producimos más -y muchas veces sin darnos cuenta- grandes volúmenes de información. Esto ha llevado en los últimos cinco años a una explosión en materia de generación de datos, que a las empresas les resulta vital.

En este contexto, para las organizaciones es esencial el tratamiento y análisis de esa información. Luis Miguel Garay Gallastegui, profesor del Máster en Visual Analitycs y Big Data online de UNIR, nos explica a continuación las principales tendencias del sector.

“Hoy en día la inmensa mayoría de las empresas basan su toma de decisiones en los datos. Y específicamente, en la información que obtienen de los mismos.”, comenta.

dat2

Como bien señala, los datos en sí mismos tienen un relativo valor: ”Lo interesante es obtener elementos que nos permitan tomar decisiones y que sean de valor para el negocio. En las empresas, y en nuestra vida diaria, cada vez producimos más datos. Hoy en día todos llevamos en el bolsillo un móvil y estamos continuamente generando información, aunque no nos demos cuenta. Por lo tanto, cada vez se producen más datos”.

Una de las evidencias que más explica esta tendencia es lo que ocurre con las operadoras de datos: “El crecimiento de datos que se generan cada día crece exponencialmente y los ingenieros tienen que redimensionar las redes para un volumen de datos móviles que crece a un ritmo de entre el 50% y el 60% anual. Por ello, la capacidad para analizar esos grandes volúmenes de datos es uno de los principales retos que tienen las empresas”, dice.

“Las compañías aun desperdician gran parte de los datos”

Pero, aunque se generen muchos datos, las empresas -según Garay Gallastegui- apenas utilizan el 20 por ciento de esa información. “Y cuando hablamos de datos, hablamos de clientes, de facturación, de las llamadas desde los call center, las visitas a las tiendas… etcétera”, aclara.

dat3

Por lo tanto, se desperdicia una gran parte de los datos. “Pero no solo es eso: también las compañías se enfrentan a otro tipo de naturaleza de análisis de datos. Por ejemplo, los datos que proceden de las redes sociales, de sus emails con los clientes… Estos son los datos que llamamos no estructurados”, asegura.

Sin embargo, este tipo de información tiene cada vez más peso para las organizaciones. “En ese contexto lo importante para las empresas es poder procesar cada vez más datos, y de mayor calidad. Y es ahí donde surge la necesidad de contar con perfiles profesionales que tengan capacidad para procesar esa información. En todas las fases de la cadena: desde la extracción hasta el análisis”, asegura el profesor

Los tres perfiles más importantes

En el campo del Big Data y análisis de datos existen tres tipos de perfiles profesionales cada vez más demandados:

Arquitecto de datos

“Su rol es asegurar que todas las plataformas que gestionan los datos funcionen correctamente, con análisis de seguridad adecuados. También, que estas plataformas puedan trabajar con mayores volúmenes de información. Estos expertos se encargan de cargar los datos y de que las plataformas que nos permiten extraer datos funcionen adecuadamente”, señala.

En la pirámide de datos destacan tres tipos de profesionales: arquitecto, analista y científico de datos”

En la pirámide de datos, después destaca un segundo nivel de profesionales:

Analista de datos

“Algunos le llaman el ingeniero de datos. Estos perfiles son responsables de procesar esos grandes volúmenes de información. Trabajan para asegurar la calidad de la misma. Entre otras labores, realizan análisis estadísticos de información para después sacar conclusiones. Aplican modelos avanzados para el tratamiento de los datos utilizando técnicas de inteligencia artificial, y preparan esa información para después poder visualizarla”.

Científico de datos

“Es el profesional que está más pegado al negocio, que conoce bien las necesidades de negocio de una empresa, y es el que le da significado a los datos. Transforma esos datos en información muy útil”, aclara Garay.

dat4

En definitiva, estos son los tres perfiles que más demandan las empresas hoy.

Los sectores en los que encuentran más cabida laboral

En opinión del docente, “prácticamente todos los sectores necesitan de estos expertos. Especialmente, aquellos que gestionan un gran volumen de datos como, por ejemplo, las empresas de telecomunicaciones, las empresas de seguros, los bancos, las financieras y las empresas de distribución. Todas ellas son intensivas en el uso de los datos”.

A la hora de hablar de formación, hay que entender algo antes, según el experto. “Tradicionalmente, para entender por qué es necesaria una buena formación ahora, y no tanto hace por ejemplo cinco o 10 años, (cuando también se manejaba información) debemos comprender ciertas cuestiones. Lo que ha cambiado es que las tecnologías que permiten manejar estos datos, o estos entornos de Big Data, son tecnologías ya maduras”, añade.

Hoy no basta simplemente con tener experiencia en el tratamiento de los datos. “Los profesionales deben ser capaces de manejar grandes volúmenes de información”.

Las últimas tecnologías para procesar la información

Por ello, UNIR prepara a sus alumnos del máster en estas tres grandes funciones, según explica el profesor: “Los egresados de la titulación sabrán utilizar las últimas tecnologías para procesar esa información, y hacerla ‘más amigable’ para las empresas”.

De este modo, la preparación que ofrece esta Universidad es integral: “Los estudiantes aprenden a trabajar con todos estos volúmenes de información, desde un punto de vista integral, cubriendo todo el ciclo del tratamiento de la información y para sacar insights de negocio de estos datos”.

Otra cosa interesante que Gallastegui apunta de la titulación de UNIR es “que prepara desde un punto de vista conceptual, pero sobre todo desde uno muy práctico. Y así, en sus asignaturas y actividades, se utilizan las herramientas necesarias para el tratamiento de la información, y de las últimas tecnologías”.

dat5

En definitiva, cuando uno culmina su formación en UNIR, “está capacitado para tomar decisiones en este entorno”, subraya Luis Miguel. Finalmente, aborda las últimas tendencias en este campo: “Tienen que ver con las tecnologías disruptivas en el tratamiento del Big Data. Estas tendencias también se abordan en el máster de UNIR”.

Una de las más destacadas es “la visualización de forma sencilla de toda la información que reside en esos grandes volúmenes de información. También, la capacidad del gobierno del dato (a qué tipo de datos se puede acceder), la automatización y el autoservicio de los datos, y las analíticas predictivas, que se desarrollan en el máster de UNIR”.

“Años tras año la demanda de estos perfiles sigue creciendo a doble dígito. En España es de un 20% anual”.

“La tendencia nos dice que años tras año la demanda de estos perfiles sigue creciendo a doble dígito, y de forma constante. En España es de un 20% anual. A nivel internacional, por su parte, es todavía mayor: crece al 28%”, manifiesta.

Todo esto no hace más que reflejar el horizonte de la formación: “Es fundamental la aproximación teórica, porque tienes que tener unos fundamentos para entender qué tecnologías utilizas, pero cómo las utilizas es lo más importante. Dentro del máster se emplean las ultimas herramientas de visualización que utilizan las empresas, y este es el mejor ejemplo para crecer y progresar en este sector”, concluye el profesor.