Assumpta Serna y Scott Cleverdon, durante la entrevista en UNIR. (Fotos: Teresa Palma).
Assumpta Serna y Scott Cleverdon, durante la entrevista en UNIR. (Fotos: Teresa Palma).

Jueves, 15 noviembre 2018

UNIR en Oxford: la actriz Assumpta Serna brilla como maestra de comunicación efectiva


UNIR EN OXFORD (V)


Historias, emociones, pasión, mensaje… La comunicación efectiva tiene muchos ingredientes. Los prestigiosos actores Assumpta Serna y Scott Cleverdon son especialistas en trasladar esos elementos no solo al público de un teatro o una sala de cine, sino también a la comunidad universitaria.

Así lo hicieron en las míticas instalaciones del Merton College de Oxford, donde UNIR celebró el programa ‘Liderazgo para la Innovación’. Ambos dirigieron el módulo denominado ‘Comunicación Efectiva’ para los alumnos, que disfrutaron de su experiencia y talento.

A través de ejercicios, clases prácticas, dinámicas en grupo y teoría aplicada al contexto del curso, trabajaron delante de una cámara. En inglés, todos fueron describiendo sus proyectos, tras aprender e incorporar conocimientos sobre liderazgo directivo Innovador y Design Thinking.

Mientras se ilusionan con la próxima convocatoria de UNIR en Oxford, prevista para el verano próximo, Assumpta y Scott hacen balance de lo que definen como “una experiencia muy interesante, enriquecedora e intensa”.

Comunicar en un entorno competitivo

Los artistas, que no solo comparten amor por las artes escénicas (están casados desde hace más de dos décadas) partieron de una consigna durante su estancia en Reino Unido: cómo brindar herramientas a los participantes para mejorar la comunicación en su ámbito profesional… y también en sus vidas.

El objetivo, entre otros, era que redefinieran su tono y estilo para influenciar en entornos competitivos, como lo es el mundo de la empresa.

“Buscamos que los alumnos conecten emocionalmente con su público, a través de la presencia física y la estructuración del mensaje”

“Mediante determinadas técnicas, buscamos que los alumnos conecten emocionalmente con su público, a través de la presencia física y la estructuración del mensaje”, explica Assumpta, actriz española con décadas de trayectoria en cine. Fue musa de Pedro Almodóvar en películas como Matador, y trabajó en filmes internacionales con actores de la talla de Mickey Rourke y Neve Campbell.

También destacan sus recordadas actuaciones en teatro y series de TV (participó en la legendaria serie norteamericana Falcon Crest, entre otras).  Además, es profesora de interpretación.

“Mucha gente tiene miedo de hablar en público. Nuestro punto de partida era que los alumnos aclaren y entiendan su mensaje, lo estructuren y proyecten. Les pusimos delante de una cámara, y encima ellos tuvieron que contar sus historias en inglés, lo que fue otro desafío añadido”, comenta Scott, actor escocés que también acredita una dilatada carrera artística.

“El alumnado era muy variado. Eran estudiantes de distintas edades. Había gente joven y también más madura. Se notaba la diversidad, lo que me pareció muy bueno y equilibrado”, destaca Serna.

El alumnado era muy variado. Eran estudiantes de distintas edades. Había gente joven y también más madura. Se notaba la diversidad y el equilibrio”

Desde su óptica, era imprescindible que los estudiantes “focalizaran lo que ellos querían comunicar, para impactar con el público. Para conseguirlo les aportamos reglas y pautas que venimos desarrollando hace mucho tiempo como actores”. La finalidad es que la comunicación “sea relevante para el público que uno tiene delante”, coinciden los dos.

Emociones y pasión en el mensaje

Para ello, es necesario que “haya pasión en lo que se pretende comunicar. En el mundo empresarial a veces se piensa que comunicar con pasión es una debilidad, y no es así. Las emociones son una parte esencial de la comunicación”, apunta la actriz.

Los profesores plantearon diversos ejercicios a los alumnos. Delante de la cámara, buscaron que encontrasen “sus propias dificultades y ventajas para comunicar con honestidad. Les trasladamos una serie de valores que son necesarios para comunicar. Hablamos mucho más del porqué que del cómo queremos contar algo, y qué es lo que engancha emocionalmente a la hora de contar”, explican.

¿Cómo colocar el cuerpo, mover las manos, y qué postura adoptar al estar de pie, a la hora de comunicar un mensaje? ¿Qué tono utilizar para hablar y cómo estructurar una historia? Esas y otras cuestiones fueron abordadas por Assumpta y Scott.

Para ambos fue muy interesante la experiencia de ensamblar su módulo con el anterior, el de Desing Thinking, a cargo de Molly Wilson y Lara Rossety. “No queríamos pisar el trabajo del otro. El objetivo era entrelazar las áreas del curso. Afortunadamente contamos con un alumnado muy receptivo, tranquilo y focalizado”, agrega Assumpta.

La historia y belleza que encienden luces

Los dos finalmente elogian el sitio donde se impartió el programa: “El hecho de caminar por los jardines e instalaciones de Merton College, que atesoran tanta belleza e historia desde hace siglos, fue muy estimulante para todos. El contexto era espléndido. También influyó mucho que los alumnos salieran a las calles y conocieran otra cultura. Eso encendió luces a la hora de contar sus historias”, comenta la actriz.

En esta línea, su compañero agrega: “Recomendaría mucho a los estudiantes apuntarse al próximo curso de UNIR en Oxford. Allí tienes la oportunidad de aprender a contar historias en un lugar tan increíble, que alumbró relatos como los de la Edad Media, de J.R.R Tolkien, o los de Narnia y la mitología. Cuando estas allí, hasta las plantas te inspiran. Cada rincón, cada sitio tiene el efecto de cientos de años de historia”, asegura.

“UNIR abre un mundo de posibilidades a través de su metodología online, que nos conecta a todos, y a partir de allí se pueden crear muchas cosas nuevas”

Assumpta afirma que también le ha encantado conocer de cerca el trabajo de UNIR. Esta Universidad trasladó a Oxford varias de las ideas centrales que integran los programas académicos de titulaciones como su Máster en Dirección y Gestión de RRHH online, o el MBA Online. “Fue mi primer contacto con este centro de estudios. Espero y deseo repetirlo el año próximo. UNIR abre un mundo de posibilidades a través de su metodología online, que nos conecta a todos, y a partir de allí se pueden crear muchas cosas nuevas”, concluye.