Martes, 27 febrero 2018

Los MBA online reciclan a los directivos expertos para reforzar su liderazgo y llegar a nuevos clientes

Los hábitos de consumo de los clientes han cambiado de tal modo en los últimos años que hasta los directivos con experiencia necesitan reciclarse para conocer mejor el mercado. Además los Máster MBA online se han convertido en un recurso muy útil para adquirir el perfil digital que están demandando las empresas.

En este periodo de transformación digital, las compañías deben evolucionar al mismo ritmo que lo hace la sociedad para seguir siendo competitivas. Por ello, y aunque la experiencia es decisiva en la labor de los directivos, la falta de conocimientos sobre competencias digitales y nuevas herramientas puede lastrar el crecimiento de una empresa.

 Se hace imperativo “un reciclaje” para “conocer y entender las nuevas herramientas de marketing y management que están surgiendo”. Son decisivos “para llegar de la forma más efectiva posible al consumidor”

La profesora del MBA online de UNIR, Rosa Almarza, quien se ha desarrollado profesionalmente como responsable de estrategia de grandes compañías como Dodot, Gillette o Pantene, es clara y concisa en este sentido. Cuando prima mucho más la experiencia que cualquier otra circunstancia, se hace imperativo “un reciclaje” para “conocer y entender las nuevas herramientas de marketing y management que están surgiendo”.

Estos conocimientos que se adquieren con un MBA son decisivos “para llegar de la forma más efectiva posible al consumidor y para ser más eficiente dentro de una compañía”, afirma.

MBA

 

En la mayoría de los casos, el directivo no estudia un MBA por falta de tiempo para acudir a clase y por la imposibilidad económica de dejar su puesto de trabajo. Sin embargo, sí puede ir acompañado de su ordenador cuando acaba su jornada laboral o cuando tiene unos días de vacaciones. UNIR ofrece la posibilidad de compaginar el trabajo con los estudios gracias a la metodología online.

Las reglas han cambiado: cómo enfrentarse a los nativos digitales

Si el directivo no cuenta con las necesarias competencias digitales, se encuentra con barreras tecnológicas a la hora de liderar equipos que cada vez cuentan con más personas jóvenes. Son los conocidos como nativos digitales, quienes han crecido de la mano de las nuevas tecnologías. Rosa Almarza explica que no es necesario que los directivos se conviertan en unos expertos de todas las áreas, pero sí “es obligatorio que conozcan las principales disciplinas y palancas más importantes de cada una de ellas”.

Si el directivo no cuenta con las necesarias competencias digitales, se encuentra con barreras tecnológicas a la hora de liderar equipos de nativos digitales”

(Te interesa leer: ¿Por qué hacer un MBA online? 8 motivos para decidirte)

La transformación digital en la cual participan clientes y empleados supone también un cambio en la forma que los directivos tienen que lanzar sus mensajes. Algo que se complica aún más cuando proceden de titulaciones como Ingeniería o Derecho, donde no se potencia el discurso, sino otras habilidades  “Las reglas del juego han cambiado. La sociedad y las herramientas han evolucionado muy rápido”.

De cara al cliente, “para liderar es crítico saber qué está pasando en la sociedad y hacia dónde vamos”. Respecto al empleado, el directivo debe tener en cuenta que “la revolución digital afecta a todas las áreas de la empresa, no solo a la comercial. Esto es clave para liderar el cambio en las organizaciones”, afirma Roza Almarza.

Las reglas del juego han cambiado. La sociedad ha evolucionado tan rápido que el directivo debe estar enfocado también en lo que pasa fuera del sector”

El MBA también es imprescindible para que los directivos satisfagan todas las peticiones de los mandos superiores ante un posible desconocimiento de competencias digitales. A este miedo también se enfrentan aquellos que están o ha estado en situación de desempleo, y se han quedado fuera de la transformación digital.

(Te interesa leer: El MBA es el máster más valorado por las empresas a la hora de contratar)

En definitiva, la sociedad se encuentra en continua evolución, lo que “lleva implícito un cambio de hábitos en el consumidor”. Esto se nota en todos los sectores y en cuestiones del día a día como “la forma de consumir los medios de comunicación, el contacto con las marcas, las formas de pago o las compras virtuales”, resume Rosa Almarza. De ahí la importancia que tienen estos cambios para las empresas y la forma en la que los directivos deben llegar al cliente.