Select Page

¿Qué estudiar para ser contable?

Por Desarrollo Directivo 15-07-2020

La relevancia de un contable para el funcionamiento de la empresa es tal que es uno de los puestos más demandados en el sector privado y no solo en empresas, también en asesorías, gestorías y consultorías.

¿Sabes qué estudiar para ser contable? En UNIR te damos las claves de esta profesión, sus funciones principales, formación necesaria y salidas profesionales. 

 

¿Se te dan bien las matemáticas y buscas una profesión con la que sacar provecho a ese talento? Este post analiza a qué se dedica un contable y qué estudiar para trabajar como tal.

¿Qué hace un contable exactamente?

La contabilidad es un sistema para controlar y registrar los gastos, ingresos y demás operaciones económicas que realiza una empresa o una entidad. La finalidad de esta parte de la economía es conocer la situación financiera de una empresa como herramienta para tomar decisiones que afectan al negocio como las contrataciones, la compra o la venta de activos o la capacidad de repartir beneficios entre sus accionistas. 

Un contable es la persona que se encarga de llevar la contabilidad dentro de una empresa, un especialista en el registro en los libros de contabilidad de partidas bien de ingresos y gastos o de los distintos bienes y derechos que posee la organización. Son, por tanto, los responsables de registrar toda la información financiera de la compañía no solo para que el equipo directivo pueda tomar decisiones para el negocio, sino para dar cumplimiento a las normas financieras y fiscales que rigen la actividad de las empresas. 

La relevancia de un contable para el funcionamiento de la empresa es tal que es uno de los puestos más demandados en el sector privado y no solo en empresas, también en asesorías, gestorías y consultorías.

Sus funciones van desde la gestión del inventario a la organización de la facturación, la elaboración de informes, el control del estado de las cuentas bancarias o la realización de los estados financieros y la preparación de las declaraciones de impuestos que una empresa tiene que presentar a Hacienda obligatoriamente de forma periódica.

¿Qué hay que estudiar para ser contable? 

La vía universitaria más frecuente para ser contable es estudiar el Grado de Administración y Dirección de Empresas (ADE), en Finanzas y Contabilidad o, incluso, planes combinados como el Doble Grado en ADE y Finanzas

Estos programas universitarios permiten al alumno tener una visión global del mundo de la empresa y adquirir conocimientos teóricos y prácticos sobre las distintas áreas funcionales de una entidad. Para ser contable será especialmente importante orientar los estudios hacia las áreas como las finanzas, la fiscalidad y organización de empresas, conocimientos necesarios para desempeñar esta profesión. 

Una vez finalizado el grado, el profesional estará listo para incorporarse al mercado laboral en departamentos de Administración y Finanzas de una empresa o entidad. La formación universitaria le permitirá realizar tareas de gestión y asesoramiento en materia contable y fiscal, regularización de balances, y aplicar técnicas de gestión y control financiero y presupuestario. 

La especialización, un valor clave para el contable

Pero la formación continua será clave para lograr un sólido crecimiento profesional y alcanzar puestos de responsabilidad. Para ello, existen cursos específicos en contabilidad y también programas de posgrado como el máster en Dirección y Gestión Financiera que permiten profundizar en las distintas áreas que un profesional de la contabilidad debe dominar. 

Los programas de posgrado sirven también para que aquellas personas que se han graduado en títulos distintos a ADE o Finanzas que desean dedicarse a la contabilidad. Así, los graduados en Economía, en Derecho o en otras titulaciones del campo de las ciencias sociales o de las ciencias puras pueden especializarse en Finanzas a través de programas específicos para la gestión de empresas como un máster en Dirección de Empresas o MBA

Si se opta por un posgrado de este tipo, el alumno logrará un perfil de alta demanda y remuneración en el mercado laboral.

Logrará desarrollar una visión global de la gestión de una empresa y la capacidad para tomar decisiones eficientes en las distintas áreas estratégicas, siendo una de ellas la financiera. En definitiva, estará capacitado para asumir puestos de alta dirección en el seno de una empresa u organización de cualquier sector.

Además, cabe la posibilidad de orientar el programa de MBA hacia un área concreta de la compañía. Si el objetivo que se persigue es ser el director financiero de una compañía, la especialización en Finanzas Corporativas Internacionales ofrece a sus alumnos las herramientas necesarias para dirigir y gestionar empresas de ámbito financiero.

 ¿Te gustaría estudiar un MBA para especializarte en Finanzas y enriquecer tu currículum pero no lo tienes claro? Tenemos ocho razones que podrían ayudarte a tomar esa decisión con la que cambiar tu futuro laboral.

Potencia tu carrera profesional con una visión estratégica de negocio. ¿Estás preparado? 

 

¿Qué formación necesito para mejorar en mi carrera profesional?

Descúbrelo

Contacta con nosotros

Contacto