Martes, 07 enero 2020

Programación para niños: ventajas y plataformas para aprender a hacerlo

La programación está cada vez más presente en el aula. Descubre en UNIR las ventajas de la programación para niños y cómo aplicarla en tu clase.

Los niños del siglo XXI son nativos digitales y, por eso, tanto desde la escuela como desde la familia es imprescindible adaptar juegos y herramientas al nuevo entorno generado por las nuevas tecnologías.

La programación es un proceso internacional usado de forma masiva en todo el planeta que sirve para interaccionar con proyectos, preparar y gestionar diferentes máquinas y software a través de diferentes lenguajes. Por eso, no es exagerado decir que los diferentes lenguajes de programación están extendidos de manera internacional y que unen a personas de todas las culturas trabajando en los mismos proyectos colaborativos.

Aprender a programar desde pequeños aporta las herramientas necesarias para comprender mejor la sociedad actual, sus cambios tecnológicos constantes y las peculiaridades de las TICS. En última instancia, aprender a programar es adaptarse y prepararse para triunfar en el mundo digital.

Ventajas de enseñar a programar en el aula

  • – Contacto con las nuevas tecnologías de una forma lúdica y formativa a la vez.
  • – Mejora de las competencias matemáticas, la lógica y la comprensión lectora.
  • Trabajo en equipo: las habilidades y conocimientos individuales se ponen en común fomentando la colaboración. Paralelamente, se fomenta la confianza y autoestima a medida que se aprende a programar y a trabajar por proyectos aumentando paulatinamente la dificultad.
  • – Ayuda a aprender a concentrarse, a fijar la atención para cumplir un objetivo y a gestionar la frustración. 
  • – Potencia la creatividad: los alumnos se convierten en sujetos activos al tener que crear y desarrollar sus propios proyectos, lo que favorece también su imaginación. A medida que sus conocimientos crezcan, serán capaces de diseñar páginas web, programar sencillos juegos, crear y gestionar robots…
  • – Accesible para diferentes edades y capacidades.
  • – Adaptarse a los cambios tecnológicos: la sociedad actual se caracteriza por un cambio constante, sobre todo lo que a tecnología se refiere. Aprender a adaptarse es fundamental, tanto desde un punto de vista personal como profesional. 
  • – Contacto con una especialidad de futuro: Además, la programación está relacionada con muchas especialidades y profesiones del sector digital: analista de datos, experto en ciberseguridad, creación de videojuegos, experto en robótica, programador full stack… Además, hay que tener en cuenta que la tecnología está presente en nuestro día a día y que, independientemente de la edad o profesión, conocer sus entresijos nos ayudará a entender mejor y manejar el entorno que nos rodea.

Plataformas para aprender a programar

Para iniciar a los niños en la programación existen muchas plataformas disponibles con diferentes grados de dificultad y adaptadas a varias etapas educativas. Entre ellas destacan: 

Code.org

Plataforma gratuita y sin ánimo de lucro disponible en varios idiomas. Permite familiarizarse con diferentes lenguajes de programación desde edades tempranas (incluso desde las etapas de Infantil) ya que tiene opciones para los que parten de cero. En Code.org se programa por bloques.

Scratch

Pensado para niños y jóvenes de entre 8 y 16 años —también cuenta con una versión junior, ScratchJr, orientada a niños de entre 5 y 7 años—. Scratch dispone de un sistema de bloques muy sencillo. El acceso es gratuito y muy sencillo: basta con registrarse y ya se accede a proyectos muy diversos, como creaciones de historias, música, descarga de tarjetas de programación… Además, cuenta con una comunidad virtual que permite poner en contacto a docentes de todo el mundo.

Sphero Edu

Dentro de la programación más adaptada a la robótica, los robots Sphero están preparados para crear actividades en clase que inspiren a tus alumnos. Se les enseñan las nociones básicas que se aplican en la mayoría de los lenguajes de programación de una forma divertida y cercana al juego físico.

Swift Playgrounds

Desarrollada por Apple para aprender a programar en su propio lenguaje y diseñar apps para iOS, Mac, Apple Watch o Apple TV. Swift Playgrounds es recomendable para jóvenes porque no es necesaria una formación previa de programación. Se puede utilizar en el iPad empezando con puzzles sencillos y, poco a poco, resolviendo retos más complejos, como la programación de robots o drones.

Alice

Recomendable a partir de 12 años. Su principal novedad es que genera historias en 3D por lo que resulta muy atractiva visualmente. Alice dispone de tutoriales y ejemplos en inglés para poder iniciarse en la programación e ir aumentando su complejidad poco a poco.

Arduino

Plataforma de hardware libre —basada en una placa con un microcontrolador y un entorno de desarrollo— que combina la programación con la electrónica. Se recomienda el uso de Arduino a partir de los 13 años. Permite la creación de robots.