Viernes, 27 julio 2018

Seis razones por las que estudiar Derecho

Pocas carreras hay tan completas, transversales, y que resulten tan útiles tanto para la formación del que la cursa como para la sociedad.

Es una de las carreras más antiguas y de las que más futuro tienen, porque se adapta a los cambios sociales y siempre será necesaria para resolver los problemas de la convivencia humana.

Estas son seis razones por las que es útil e importante estudiar Derecho.

1. Es una de las carreras que más puertas profesionales abre.

Y no sólo en el área estrictamente jurídica, sino en la económica y en otros muchos ámbitos en los que es importante estar familiarizado con las leyes y el derecho: marketing, emprendimiento, consultoría, política o la administración pública.

2. El Derecho está presente en todas las realidades humanas.

Esa versatilidad tiene que ver con su carácter omnipresente: el Derecho está en todas partes y en todas las fases de la vida del hombre, desde que nace hasta que muere -en el registro-, pasando por el matrimonio, detrás de un terreno cultivado en el campo hay una escritura de propiedad, detrás de un ordenador hay un Reglamento de Protección de Datos etc.

3…Y está para resolver problemas.

El Derecho regula la convivencia y la actividad humanas. Nada escapa a leyes, reglamentos, tratados, contratos… lo que hace el Derecho es resolver problemas, aportando soluciones que marca la Ley.

Pocos saberes tienen una dimensión tan práctica y útil para la convivencia humana.

Sin el imperio de la ley, la sociedad estaría sometida al predominio del fuerte sobre el débil 

4… Y hacer justicia.

Sin el imperio de la ley, la igualdad de todos ante la misma y el Estado de derecho, la sociedad estaría sometida al predominio del fuerte sobre el débil.

Al solucionar problemas se hace Justicia y al mismo tiempo el Derecho regula una serie de garantías para asegurar procesos justos, que eviten que el inocente sea castigado.

abogade-i

5. Hace progresar a la sociedad, al marcar las pautas del comportamiento general.

Las normas pueden ser modificadas y adaptadas a la realidad social por aquellas personas conocedoras del Derecho, que pueden hacerlas más justas y colmar lagunas previas.

Las normas jurídicas logran condicionar las acciones de los seres humanos y las empresas y marcan las pautas generales del comportamiento social.

6. Las nuevas tecnologías necesitan juristas especializados.

El Derecho se adapta a las nuevas realidades y trata de responder a los retos legales que plantean, por ejemplo, la inteligencia artificial o la ciberseguridad.

Esos desafíos requieren profesionales que posean a la vez formación jurídica y cualificación tecnológica. Es el caso de nuevas profesiones como los abogados especialistas en derecho digital, peritos judiciales informáticos, juristas especializados en drones y ciberseguridad o Delegados de Protección de Datos.