Lunes, 02 diciembre 2019

¿Qué estudiar para ser inspector de Hacienda? Consejos y requisitos

¿Sabes qué estudiar para ser inspector de Hacienda? En UNIR repasamos los requisitos y las carreras más recomendadas para opositar a esta especialidad.

Funciones de los inspectores de Hacienda

Los inspectores de Hacienda son un cuerpo de funcionarios adscrito a la Agencia Estatal de Administración Tributaria. Sus principales funciones son la inspección financiera y tributaria de empresas, autónomos y particulares. Entre los cometidos de estos funcionarios públicos hay que señalar:

— Velar para que empresas, autónomos y particulares paguen los impuestos que les corresponden.

— Comprobar la veracidad de las declaraciones de la renta presentadas por los contribuyentes. 

— Corroborar si las empresas cumplen los requisitos para obtener incentivos o beneficios fiscales, así como aplicar regímenes tributarios especiales. 

— La comprobación del valor de patrimonios, derechos rentas, productos o empresas cuando sea preciso para la determinación de las obligaciones tributarias.

— Informar a los obligados tributarios sobre sus derechos y obligaciones y el modo de cumplirlas.

— Investigar a aquellos particulares o corporaciones sobre las que hay sospechas de que las cuentas presentadas tienen alguna irregularidad, casos de fraude o evasión fiscal. 

— Realizar un trabajo de campo en las instalaciones empresariales para recabar información sobre la contabilidad de la compañía y detectar posibles anomalías. 

Requisitos y procedimiento para ser inspector de Hacienda

Para acceder al Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado hay dos posibles opciones: acceso libre y promoción interna. Para ascender es necesario pertenecer a alguno de los Cuerpos o Escalas de la Administración General del Estado, Postales y Telegráficos o resto de ámbitos de la administración siempre que sean del Subgrupo A2 y cuenten con una antigüedad mínima de dos años como funcionario de carrera.

Entre los requisitos para el acceso libre al Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda figuran: –Poseer un grado, licenciatura, ingeniería o arquitectura. En caso de titulaciones obtenidas en el extranjero habrá que tener la homologación correspondiente o certificado de equivalencia. 

–Tener la nacionalidad española.

–Haber cumplido los 16 años y no superar la edad máxima de jubilación forzosa. 

Oposición: consta de cinco pruebas obligatorias siendo eliminatoria cada una de ellas. 

 1Primer ejercicio: cuestionario por escrito sobre Derecho Civil, Derecho Mercantil, Economía General y Economía de la Empresa. Los candidatos del Cuerpo Técnico de Hacienda que se presenten por promoción interna están exentos de esta prueba. 

 2Segundo ejercicio: resolución de un caso práctico de Contabilidad y Matemáticas Financieras en un tiempo de cuatro horas. Los aspirantes por promoción interna del Cuerpo Técnico de Hacienda tampoco tienen que realizarlo. 

 

 

 3Tercer ejercicio: consta de dos partes, siendo ambas eliminatorias. La primera es la resolución de un supuesto práctico y la segunda una prueba por escrito de conocimientos de inglés, alemán o francés (el idioma lo elige el candidato).

 4Cuarto ejercicio: exposición oral de cuatro temas extraídos al azar sobre Derecho Constitucional y Administrativo, Hacienda Pública y Sistema Financiero Español.

 5Quinto ejercicio: exposición oral durante un máximo de 45 minutos de tres temas sobre Derecho Financiero y Tributario Español. 

Tras superar la fase de oposición hay que realizar un curso selectivo en el Instituto de Estudios Fiscales con una duración máxima de doce meses. Al obtener la plaza el primer destino suele ser como inspector adjunto en una delegación de Hacienda.

Estudios para ser inspector de Hacienda

Para ser inspector de Hacienda es necesario contar con estudios universitarios. En principio es válida cualquier titulación, pero teniendo en cuenta el temario de la oposición y las funciones de esta plaza hay algunas más recomendables. El programa del proceso selectivo incluye temas de Derecho Civil, Derecho Administrativo, Economía, Contabilidad, Impuesto sobre la Renta y Sociedades, Impuestos… 

Por eso las titulaciones como el Grado en Derecho, el doble Grado en Derecho y ADE o en Economía son más recomendables para contar con la formación adecuada para superar la oposición y desempeñar el trabajo. Además hay que tener en cuenta que dentro de la Inspección de Trabajo hay diferentes especializaciones. Dependiendo de ellas completar la formación con másteres como el de Fiscalidad Internacional o el de Asesoría Fiscal servirán para tener más competencias sobre finanzas, contabilidad e impuestos. 

El Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda es una opción laboral más para los graduados en ramas jurídicas o económicas.