Jueves, 21 noviembre 2019

¿Cómo ejercer la abogacía en la Unión Europea?

El marco europeo no unifica los requisitos para ejercer la abogacía en los países miembro de la Unión, pero sí facilita la movilidad de los profesionales del Derecho para que puedan ejercer esta profesión. Para trabajar como abogado en Alemania, Francia, Italia o cualquiera de los países miembro el primer requisito que se debe cumplir es la inscripción en un colegio oficial de abogados en España.

Para colegiarse como abogado en España se requiere:

–Contar con el título de licenciatura o grado en Derecho. 

–Superar el máster en el Ejercicio de la Abogacía que permita preparar y aprobar el examen de acceso de esta profesión y que convoca el Ministerio de Justicia.

–Solicitar el acceso como ejerciente en alguno de los colegios oficiales.

Requisitos para ser abogado en la Unión Europea

Un abogado español que desee ejercer su profesión en otro país miembro de la Unión Europea deberá, además, cumplir una serie de requisitos en función del país que elija pero que, en general, son:

–Ser ciudadano reconocido de un Estado miembro.

–Poseer la titulación o grado que acredite los conocimientos así como haber superado el examen nacional para ejercer la abogacía.

Estar colegiado en España.

–Acreditar un conocimiento avanzado del idioma o idiomas requeridos en el país elegido. 

El procedimiento en España sirve como ejemplo del proceso que un licenciado o graduado en Derecho podría seguir en otros países miembro de la Unión

Abogados europeos que ejerzan en España

Los ciudadanos europeos que deseen venir a España a ejercer como abogados tiene dos vías, como explica el Consejo General de la Abogacía Española:

Reconocimiento de cualificaciones

Procedimiento para reconocer el título de origen mediante un examen de aptitud (y un posible periodo de prácticas) para lo cual se exige la colegiación en la autoridad competente de su Estado de origen y ser ciudadano de un Estado miembro. Para acceder a este reconocimiento se debe solicitar al Ministerio de Justicia el reconocimiento del título de graduado o licenciado en Derecho obtenido en otro país de la Unión Europea.

Para acceder a este reconocimiento se debe solicitar al Ministerio de Justicia el reconocimiento del título de graduado o licenciado en Derecho obtenido en otro país de la Unión Europea.

Este procedimiento permite ejercer como abogado en España por cuenta propia, por cuenta de otras personas físicas o jurídicas, en las mismas actividades que un abogado español y sin ningún tipo de limitación. Es la vía más rápida de acceso a la abogacía en España para aquellos ciudadanos europeos que tienen un alto grado de conocimiento del idioma.

Establecimiento permanente 

Es el proceso de inscripción como abogado de la UE en el registro especial de los Colegios. El requisito previo es también la colegiación o registro ante la autoridad competente en su Estado de origen. Este procedimiento consta de dos fases, la Inscripción, y tras tres años de ejercicio efectivo y regular de la profesión, la plena Incorporación a la profesión.

Los “abogados europeos inscritos” pueden ejercer en España por cuenta propia, por cuenta de otras personas físicas o jurídicas, en las mismas actividades que un abogado español, pero durante los tres años que dura este primer periodo no podrán realizar la defensa de clientes ante juzgados y tribunales sin el concierto con un abogado español ni inscribirse en el turno de oficio.

Después de tres años de ejercicio efectivo puede solicitar la incorporación plena y, si le es concedida, no necesitará tramitar el reconocimiento de su título y quedará integrado en la profesión en la misma calidad que los abogados españoles.

Para trabajar como abogado en otros países de la Unión Europea hay varias opciones

Es importante tener en cuenta que para trabajar como abogado en otros países de la Unión Europea hay varias opciones. Además del ejercicio libre de la abogacía, para el que se puede solicitar la inscripción en los respectivos colegios profesionales y cumplir unos requisitos particulares en cada país, se puede postular a puestos de abogado en el sector privado. 

Además, los organismos e instituciones de la propia Unión Europea abren posiciones para abogados y licenciados o graduados en Derecho a los que se puede acceder como ciudadano europeo, otra opción interesante a evaluar si se desea trabajar como abogado fuera de España.