Universidad Internacional de La Rioja

UNIR y Google for Education se alían para mejorar las competencias digitales de los docentes

Los profesores de hoy en día desempeñan un papel clave en la adaptación del sistema educativo a la innovación tecnológica. Lo importante ya no solo es saber mucho de la materia que se enseña, que también, sino que además deben saber hacer, saber pensar con hondura y creatividad, resolver problemas, trabajar en equipo y estar alfabetizados digitalmente. Es decir, no solo qué se enseña sino cómo se hace.

Para conseguir que el modelo educativo actual se adapte al siglo XXI, el educador tiene que mudar su papel y conseguir que, a través de la acción, sus alumnos se impliquen en el proceso de aprendizaje. Se trata, en definitiva, de que los docentes adquieran, o mejoren, sus competencias digitales. Y este es también el objetivo del acuerdo que han alcanzado la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) y Google for Education, el primero con una universidad española, y que se enmarca dentro de un nuevo e innovador proyecto de UNIR, La Escuela de formación de profesores en Tecnología Educativa, Competencias Digitales y Desarrollo del Talento”.

“Es necesario un replanteamiento radical de la formación de los profesores”. Con esta introducción, Javier Tourón, Vicerrector de Innovación y Desarrollo Educativo de UNIR y director de esta iniciativa, la ha presentado oficialmente en Madrid ante una nutrida asistencia compuesta por docentes, directores de centros escolares y demás educadores. Junto a él han comparecido Déborah Martín, coordinadora de la Escuela para Profesores, y Gonzalo Romero, Education Adoption Manager de Google España.

Gonzalo Romero y Javier Tourón

Este último ha explicado que “nuestro trabajo desde el equipo de Google for Education consiste principalmente en inspirar, ayudar y empoderar a profesores, directores, responsables TIC-TAC, colegios y universidades a mejorar y transformar el aprendizaje con la ayuda de nuestras herramientas y programas específicos para educación”. “Claro ejemplo de ello”, ha especificado, es “el programa de certificación de Google for Education que va a ofrecer la Escuela de Profesores de UNIR”.

Precisamente este curso es uno de los más de cinco con los que se estrena esta escuela cuyo objetivo es el de “colaborar en esta revolución silenciosa” y ayudar a los docentes –y en general al sistema educativo- a que se desarrollen, promuevan un aprendizaje innovador y se adapten al entorno actual, fuertemente digitalizado y cambiante.

La revolución en la escuela

“No hay otra solución que abordar una transformación de la escuela en la que esta se centre en el aprendizaje y no en la enseñanza, que transforme los roles de profesor y alumno”, ha insistido Tourón. Para este experto en Altas Capacidades, se trata de que los docentes ya no sean “expositores y transmisores de conocimientos ni la única fuente de los mismos” y que los alumnos dejen de ser “sujetos pacientes que escuchan, anotan, memorizan y repiten”.

Un cambio, una revolución, a la que las escuelas se ven abocadas si quieren ser de utilidad a sus alumnos. “Debemos cambiar para que el aprendizaje de los alumnos se adapte a las necesidades actuales” ha añadido Tourón. Por su parte, Déborah Martín ha remarcado que “conocer las tecnologías digitales más adecuadas es lo que nos va a ayudar a mejorar el aprendizaje y el desarrollo, a nivel cognitivo, de los alumnos”.

En la misma línea ha intervenido Romero durante la demostración del curso Google for Education que han realizado en tiempo real y que ha causado gran expectación. “Ahora, los profesores tienen la gran responsabilidad de ejercer como agentes de cambio en su día a día y tenemos que apoyar y reconocer su labor más que nunca. La inversión en el desarrollo profesional docente es clave para poder desarrollar las competencias adecuadas y atender a las necesidades de los educadores de hoy ante un futuro incierto y cambiante”, ha recalcado. Todo un reto al que “la tecnología e Internet pueden apoyar” y contribuir a “hacerlo posible de manera democrática”.

Es ahí donde se enmarca el objetivo principal de la Escuela de Profesores de UNIR: formar y capacitar a maestros y futuros maestros para enseñar a través de las TIC y mejorar sus competencias digitales. Para conseguirlo, Google for Education desempeña un papel primordial, puesto que sus herramientas permitirán a los educadores crear espacios virtuales completamente seguros, diseñar intranets con Google Sites o formularios con Google Form.

Además, tendrán la oportunidad de desarrollar sus clases en el entorno 3D de The Education District y podrán generar sus propios recursos didácticos gracias a GSuite y a la plataforma Classroom. Los docentes que superen los exámenes oficiales de Google obtendrán su certificación en los niveles 1 y 2. Además, el claustro de este curso está formado por profesores expertos en metodologías docentes y certificados como Google Trainer.