Jueves, 05 julio 2018

La fortaleza de los mensajes subliminales para aficionados gracias a la publicidad integrada

Comenzar hablando de desarrollos tecnológicos y su aplicación al marketing y la publicidad es algo tan habitual que en ocasiones pasa desapercibido. De un tiempo a estar parte, los beacon se han convertido en elementos indispensables para el marketing de proximidad. ¿Qué es un beacon? Según Allurwar, Nawale y Patel -que hablan específicamente de los iBeacon de Apple- estos dispositivos son servicios de notificación wireless por proximidad. Se trata de una tecnología basada en Bluetooth de bajo uso de energía y permite enviar notificaciones desde un simple dispositivo a múltiples teléfonos cercanos.  

Estos módulos ayudan a las organizaciones a poder recabar y enviar información a usuarios que están en determinados lugares. Por ejemplo: un espectador de un partido de baloncesto en un pabellón; un asistente a un estadio para ver un encuentro de fútbol… Se trata de un público perfectamente targetizado y previsiblemente receptivo a todo tipo de comunicaciones que tengan relación con el evento.

Desde el punto de vista de la publicidad integrada, estamos ante un caso de perfecta hibridación de contenidos. Es decir: el usuario está especialmente receptivo a recibir notificaciones hasta el punto de no relacionarlas como publicidad ni comunicaciones comerciales, sino como mensajes de interés que influyan positivamente en sus comportamientos.  

El Barcelona, pionero en España

Un caso relevante a nivel local es el del Fútbol Club Barcelona, que en 2015 instaló una red de estas balizas Bluetooth para que los aficionados pudieran recibir notificaciones de promociones y descuentos de los establecimientos que rodean el Camp Nou. En lo que tiene que ver con marketing, tanto más el deportivo, Estados Unidos lleva la delantera en la mayoría de las ocasiones. En este sentido, los clubes de la NBA realizan promociones de forma habitual gracias a estos dispositivos.  

Un ejemplo de posibles aplicaciones para las marcas en relación con clubes deportivos sería el desarrollo de acciones que requieran la interacción de los usuarios como, por ejemplo, la elección del mejor jugador de un partido mediante votación de los espectadores. Dar la posibilidad a los asistentes de que voten a partir de la recepción de una notificación que aterrice en una landing promocional a través de la que el usuario pueda otorgar su voto a un jugador y, a la vez, entrar en algún sorteo de algún patrocinador.

Esto es cuestión de tiempo: el uso de los dispositivos móviles en los recintos deportivos es tan habitual que no sacar esta rentabilidad gracias a los beacons sería desperdiciar una oportunidad infinita.