Melodía y poesía se dan la mano en el libro que Marta Vela presenta en Zaragoza

Madrid, Buenos Aires y Valencia ya han sido testigos. Ahora le toca el turno a Zaragoza. La capital maña será el próximo sábado el escenario donde se presentará Correspondencias entre música y palabra, un estudio sinestésico entre Harmonie du soir, Baudelaire/Debussy, y Le Gibet, Bertrand/Ravel. Una monografía de la docente de UNIR Marta Vela en la que esta esboza un encuentro entre las estructuras y procesos de la poesía trasladados a la música.

No se trata de una traducción literal del texto al sonido, imposible debido a la semanticidad del lenguaje escrito y hablado y de la que carece la música. Pero sí existe un mundo de correspondencias -las cuales en el siglo XIX dilucidara Baudelaire- sobre todo en su soneto Correspondances (Les fleurs du Mal, 1857) que pueden trasladarse entre música y poesía, especialmente en el seno de la cultura francesa, y que componen la génesis de esta obra.

Así, la docente del Grado en Música y del Máster Universitario en Investigación Musical ha incidido en los rasgos simbólicos ocultos en la música inspirada por un texto y se centra en cuatro obras relacionadas. Harmonies du soir, de Baudelaire, y que Debussy recrea en sonido en su prélude Les sons et les parfums se tournent dans l’air du soir. Lo mismo ocurre con el poema de Alyoysius Bertrand Le Gibet, el cual incluyó en su poemario Gaspard de la nuit (1842) y que Ravel captó en su tríptico homónimo, todo un reto pianístico para el intérprete, en torno a 1908.

Alto contenido sensorial

Se trata de obras de alto contenido sensorial en las que se encuentran diversos símbolos ocultos como las campanas de muerto, las custodias luminosas, las trompas lejanas, los ecos del amor perdido, las telas de araña e, incluso, el famoso acorde de Tristán.

“La cultura francesa ha sido propicia a la representación de la imagen por medio de la poesía y la música. De hecho, ya en el periodo barroco, de vital importancia para las artes francesas, las obras clavecinísticas presentaban ya un subtítulo de tipo descriptivo, que tanto intérprete como oyente debían identificar y descifrar”, revela Vela. Ella, junto a Susana Sarfson y Antonio Bernat, docentes de la Universidad de Zaragoza, desgranará estos y otros detalles el sábado 23 a partir de las 13 horas en la librería Antígona, de la que la propia Vela asegura sentirse “una hija espiritual”.

Entre pianos y El Quijote

Esta puesta en escena se une a la ya celebrada en la Sociedad Cervantina de Madrid, junto a la réplica de las imprenta de El Quijote. También estuvo presente en los míticos estudios de Radio Nacional de Argentina y, por último, en la valenciana Sala Clemente, donde la autora interpretó al piano un recital lírico junto a la soprano María Teresa Juan, también alumna de UNIR, y al tenor Ignacio Prieto.

Con este último compartió también un concierto en la sala de la Corona de Zaragoza para conmemorar el Día de la Salud Mental y Asapme y en el que no faltaron el alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, y varios representantes del gobierno regional.