Viernes, 19 octubre 2018

Cáncer de mama: los avances en investigación consiguen frenar los niveles de mortalidad


Día del cáncer de mama


El cáncer sigue siendo una de las principales causas de muerte en todo el mundo y dentro de esto, el cáncer de mama es la principal causa de muerte en más de 100 países alrededor del globo.

Se calcula que aproximadamente en 2018 habrá 2,1 millones de nuevos casos diagnosticados de cáncer de mama en todo el mundo. Es importante destacar que el 1% del cáncer de mama diagnosticado en la población es en varones, aunque su incidencia sea baja no deja de ser una enfermedad que atañe a ambos sexos.

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) en 2017 se estimaron en España 228.482 nuevos casos de cáncer y se calcula que en 2035 habrá 315.413 nuevos casos de cáncer. Los tumores de cáncer colorrectal, próstata, pulmón, mama, vejiga y estómago siguen siendo los más diagnosticados.

Tasa inferior a la media de la UE

Según el proyecto EUCAN-2012, España presentó una tasa inferior a la media de la Unión Europea para el cáncer de mama (85,9 vs 108,8 por 100.000). En 2015 en proporciones estadísticas de los 99. 000 casos de cáncer diagnosticados en mujeres en España el 28 % de estos fue cáncer de mama. En 2016 según la Sociedad de Oncología Médica se diagnosticaron 26.370 nuevos casos, siendo el segundo tumor más diagnosticado en el mundo; y el cuarto en España si se tienen en cuenta ambos sexos. Si se tiene en cuenta solo a la mujer, ocupa el primer puesto de los tumores más diagnosticados en España.

Una de cada 8 mujeres sufrirá la enfermedad a lo largo de su vida

Teniendo en cuenta que en nuestro país se diagnostican cada año alrededor de 27.000 nuevos casos de cáncer de mama, estos datos indican que una de cada ocho mujeres en España sufrirá esta enfermedad a lo largo de su vida.

Dentro de los principales factores de riesgo de esta enfermedad están la edad, con un aumento de la incidencia a partir de los 35 años y estabilización a los 55 años, coincidiendo con la menopausia.

El riesgo de embarazos a edad avanzada

El estado hormonal, la aparición del primer embarazo con una edad avanzada (aumenta el riesgo en un 20%) y una menopausia tardía (aumenta el riesgo en un 30%). Por el contrario, una aparición tardía de la menarquia sería un factor protector (disminuye el riesgo en un 40%).

Otro de los factores que está implicado en alrededor el 10% de los casos de cáncer de mama es el hereditario, debido a la mutación de un gen, estos casos son más frecuentes en mujeres jóvenes. En España el riesgo promedio de cáncer de mama a la edad de 70 años para pacientes portadoras de la mutación BRCA es aproximadamente del 52 % para portadoras de la mutación BRCA y del 47 % para portadoras de la mutación BRCA2.

Hay datos positivos: con los nuevos fármacos mejora la calidad de vida del paciente

Sin embargo, hay datos positivos: aunque cada vez hay más casos de cáncer de mama, la mortalidad ha disminuido considerablemente.

Esto es debido en gran parte al trabajo multidisciplinar de profesionales sanitarios y a la investigación realizada en este campo, permitiendo así brindar un mejor y mayor número de alternativas terapéuticas. Desde el nacimiento de la hormonoterapia en 1896 cuando George Beatson describe remisiones de cáncer de mama metastásico con la extirpación de los ovarios.

Pasando por 1975 cuando los Dres. Bernard Fisher y Gianni Bonadonna demuestran que la quimioterapia después de la cirugía, conocida como quimioterapia adyuvante, prolonga la vida de las mujeres con cáncer de mama en etapa temprana.

Hasta que en el 1999 la FDA aprobara el innovador fármaco trastuzumab después de demostrar que agregar un anticuerpo monoclonal a la quimioterapia aumenta significativamente la supervivencia de las mujeres con cáncer de mama avanzado que tienen una sobrexpresión de una proteína llamada HER2.

Hasta que en 2015-2016 se demostrara que era efectivo en cáncer de mama metastásico el Palbociclib, un medicamento de los llamados inhibidores de quinasa dependiente de ciclina (CDK), que bloquean las proteínas clave que controlan la división celular en combinación con hormonoterapia.

Estos son solo algunos ejemplos de los avances que se han hecho en la lucha contra el cáncer de mama y que ha supuesto un gran logro en la mejoría de la calidad de vida y la tasa de supervivencia de las pacientes.

Hoy se sigue investigando contra esta patología y se han abierto nuevas oportunidades con la inmunoterapia y la medicina de precisión.


Ronald Maguiña es director del Máster en Monitorización de Ensayos Clínicos online de UNIR.