Miércoles, 31 octubre 2018

Lara Rosety, profesora de UNIR en Oxford: "Ha sido el mejor espacio para la confianza creativa del alumno"


UNIR EN OXFORD (III)


El programa de UNIR ‘Oxford en Liderazgo para la Innovación’, celebrado en Merton College, dejó una huella imborrable en profesores y alumnos. Debido a su éxito y repercusiones, esta Universidad ya trabaja en una próxima edición, prevista para el verano de 2019.

Una de las profesoras que espera repetir experiencia es Lara Rosety Jiménez de Parga, quien estuvo a cargo –junto a la prestigiosa docente Molly Wilson– del módulo de Design Thinking. Esta técnica es uno de los pilares en los programas académicos de titulaciones como el Máster en Dirección y Gestión de RRHH online y del  MBA Online de UNIR, que fue trasladada a las aulas del Merton College.

Lara es especialista en innovación en empresas. Su balance de las jornadas vividas en “un sitio mágico y literario y en un entorno inigualable”, donde alguna vez estudiaron personalidades como TS Eliot, JRR Tolkien y Andrew Wiles, entre otros, es sumamente positiva.

  • ¿Cuáles fueron los ejes del módulo que usted dirigió?

El módulo tenía dos ejes: el trabajo en equipo en torno a un reto común –en este caso era el de mejorar la experiencia del turista en Oxford- y la orientación a la acción. Los estudiantes aprendieron haciendo, equivocándose y aprendiendo de sus errores.

  • ¿Qué retos académicos debieron afrontar los alumnos en el curso?

Los estudiantes de UNIR se atrevieron con retos complejos e interesantísimos. Uno de los equipos creó un sistema de alarma y rescate para viajeros aventureros. Otros diseñaron un circuito turístico de Oxford para familias con niños pequeños. Éste incluía experiencias con realidad virtual… Cada equipo encontró un ángulo único desde el que atacar el reto que les planteamos y fue todo un éxito.

Una metodología innovadora

  • ¿Cómo ha sido el desarrollo práctico de la metodología Design Thinking?

En el módulo de Design Thinking los estudiantes pudieron probar diversas técnicas creativas. Mi favorita es el Protobot, un juego de creatividad diseñado por Molly Wilson, brillante design thinker. Pero también probaron muchas otras, como los crazy 8 para la generación de ideas o algunas técnicas de teatro de improvisación para empezar el día. No hay una sola manera de ser creativo; el curso fue un menú degustación de algunas de ellas.

No hay una sola manera de ser creativo; el curso fue un menú degustación de técnicas creativas”

  • ¿En qué han consistido los talleres?

El Design Thinking  -a pesar de tener un nombre equívoco- está muy orientado a la acción y a la fabricación de prototipos para poder testearlos rápidamente con usuarios. Lo importante no fue solo que los alumnos crearan sus prototipos, sino que salieran a las calles de Oxford a probarlos con los turistas que pasaban por allí. Según tengo entendido, lo pasaron en grande descubriendo lo que habían creado los estudiantes de UNIR. ¡Algunos incluso les preguntaron cuándo estarían sus propuestas disponibles en Oxford!

  • ¿Qué ventajas tiene para estudiantes y profesionales la realización de un curso como éste? ¿Cómo pueden aplicar los conocimientos incorporados en su día a día?

Dedicar una semana a una inmersión completa en un entorno tan estimulante como el de un college de Oxford es un ejercicio sin igual. Es como si hubieran ido a un campamento de surf: los estudiantes entrenaron todos sus músculos. El del liderazgo, el del trabajo en equipo, el de la innovación… El resultado es el de profesionales entrenados, fortalecidos y preparados para afrontar los retos que se les presenten. Es lo que David Kelley llama “la confianza creativa” y es uno de las competencias clave para los profesionales del siglo XXI.

Lara Rosety, profesora de Design Thinking
Lara Rosety, profesora de Design Thinking
  • ¿Qué riqueza le ha aportado a Usted el programa, desde el punto de vista de docente, y también desde el plano personal?

La mayor riqueza para mí fue conocer a un grupo de alumnos tan potente, tan divertido y tan valiente. Tuve la suerte de compartir tiempo con ellos dentro y fuera del aula y de aprender de un grupo de personas increíbles e inspiradoras.

Alumnos de España y de Latinoamérica

  • Ellos han llegado de España y de varios países de Latinoamérica. ¿Cuáles fueron las características más destacadas del grupo?

Los alumnos combinaron perfiles de éxito, cada uno en su disciplina y en su estilo. Es un elemento clave para fomentar la creatividad. En este caso tuvimos personas que habían triunfado en sus áreas de especialización -ya fuese la docencia, la carrera en la administración pública o el emprendimiento- y en sus respectivos países, como México, Uruguay, Perú, Panamá, España….Ese intercambio interdisciplinar e intercultural fue uno de los pilares de la experiencia.

Pablo Cardona ofreció una visión rompedora del liderazgo del futuro, toda una inspiración para los alumnos”

  • El curso ha contado con un cuerpo docente de excelencia, ¿Qué destacaría de sus compañeros? 

Pablo Cardona abrió el programa con una visión fresca y rompedora del liderazgo del futuro, que resultó toda una inspiración para los alumnos.  Molly Wilson, referente internacional y docente de lujo, diseñó una experiencia a medida para el programa de UNIR en Oxford. Molly, a quien admiro profundamente, fue una pieza clave en el éxito del programa.  Assumpta Serna y Scott Cleverdon, artistas en el cine y en la docencia, sacaron lo mejor de los alumnos con su enfoque auténtico, humanista e inteligente del módulo de comunicación.

  • ¿Por qué merece la pena que los alumnos se apunten a la próxima edición, prevista para 2019?

¡Por todo lo anterior! UNIR ha sabido llevar la calidad de sus programas on-line al curso en el Merton College de Oxford.