Solicita información

La disrupción del sector financiero (I): De neobancos, 'millennials' y 'blockchain'

Asistimos a cambios radicales en uno de los sectores más transversales y masivos de la economía. Un terremoto provocado por la tecnología y la irrupción de gigantes como Amazon y Facebook.

Su reformulación tendrá un impacto en la cadena de valor de muchas industrias anexas. El sector financiero, efectivamente se encuentra delante de un cambio de paradigma que afecta muy especialmente a los bancos, pero cuyo alcance va mucho más allá de estos. No hablamos de una mejora del modelo operativo que debe permitir recuperar unos puntos del margen de beneficios (indispensable), ni tan sólo de una reordenación del ecosistema bancario, producto de la tercera oleada de fusiones en España (ineludible). Hablamos de una redefinición de los factores de competitividad de una industria masiva, cuyos rasgos definitorios ya podemos establecer:

La invasión de los competidores tech

La amenaza para los bancos tradicionales no vendrá tanto de neobancos, quienes básicamente tienen un modelo de negocio con mejoras meramente incrementales, sino de las empresas tecnológicas dominantes por una parte, y de la creación de ecosistemas digitales que actuarán como fuentes de desintermediación para los bancos tradicionales, por otra. Amazon, por ejemplo, tiene un portafolio de servicios financieros muy similar al de un banco tradicional (financiación, tarjetas de crédito propias, gestión del cash, seguros sobre mercancías, plataformas de pago y préstamos P2P, por ejemplo).

Facebook, por su parte, con la reciente creación de su división Facebook Financial y el lanzamiento de su criptomoneda Libra, y su licencia para operar como plataforma de pagos a nivel mundial, será sin duda otro agente tech con una fuerte presencia en el sector financiero. En general, veremos la consolidación del denominado everybody-as-a-bank, la hiperfragmentación y desprofesionalización del sector financiero, y también la progresiva despaquetización de los servicios financieros prestados por los bancos, que serán asumidos de forma dinámica por una gran variedad de agentes del ecosistema tech. En el futuro a medio plazo, prácticamente cada empresa de tamaño medio o medio-grande verá cómo los servicios financieros forman parte de su portafolio.

Bancos invisibles y consumo a la carta

Los millennials no entienden el modelo de negocio de los bancos, basado en las comisiones y la intermediación. No lo entienden, no les gusta y lo perciben como algo hostil y anquilosado. En el entorno B2B, la realidad es algo diferentes, pero está cambiando rápidamente. El consumidor de ambos canales entiende los servicios financieros como un componente más dentro del portafolio de productos y servicios que ofrecen las empresas con las que tienen tratos, y no tanto como un agente diferenciado. No se trata, por tanto, de ofrecer servicios personalizados a los consumidores (el gestor personal, la reformulación del concepto de oficina bancaria), sino de ampliar el portafolio de servicios para competir de igual a igual con los nuevos agentes tecnológicos.

Los bancos, para sobrevivir, deberán ampliar su portafolio de servicios para incluir la consultoría y el asesoramiento estratégico-legal, en los que utilicen su infraestructura como un servicio más y en los que la intermediación financiera sea un componente adicional del ecosistema. Es el concepto de banco invisible referido a este nuevo banco sin oficinas, sin marketing de canal, flexible y con capacidad de respuesta inmediata, digital y adaptada a las necesidades de cada cliente. El cliente seguirá siendo pieza de caza mayor, y la redefinición de los canales de interacción con él, obligada.

La muerte del efectivo y las nuevas divisas digitales

Mientras el efectivo se acerca con paso firme a su práctica desaparición en el mundo (en China se espera que el cash share sobre el total de pagos sea del 2% en 2026, frente a un 8% en Japón o un 16% en España), las nuevas plataformas digitales globales se erigirán rápidamente como los nuevos métodos de pago dominantes. El ejemplo de WeChat en China, extremadamente dominante, será replicado por plataformas como WhatsApp en Europa y EEUU, con el lanzamiento de su plataforma de pagos propia en algún momento de 2022 (la pandemia ha retrasado el lanzamiento de muchos proyectos) para entenderse como un movimiento que contrarreste el auge de las criptomonedas. Por otra parte, algunas divisas internacionales (caso del yuan chino y, algo más tímidamente, el dólar americano), recorren decididamente los primeros pasos para el desarrollo de sus versiones digitales. Este paso, que debe interpretarse en el contexto de la voluntad de contrarrestar el auge de criptomonedas y stablecoins, marcará la creación de nuevos y más complejos modelos de negocio en el futuro a medio plazo.

Las ineficiencias del sector financiero llevan tiempo gestándose y tienen diversas causas, pero el habilitador del cambio, como siempre sucede, será tecnológico. Apuntemos dos tecnologías clave en las que se apalancará la transformación: blockchain e inteligencia artificial. En la segunda parte de este artículo, el sábado que viene, abordaremos el análisis de su impacto.

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

Tutor personal

En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

La recompensa al esfuerzo

Nuestra vida académica y social

Acompañamiento personalizado