Miércoles, 18 marzo 2020

“Si lideras, contagias”, la receta para impulsar proyectos de centros educativos

“Si diriges, mandas; si lideras, contagias”. Esta es la clave del liderazgo de centros educativos, una habilidad escasa en España donde hay muchos educadores pero pocos directores que sean líderes.

Lo explica la pedagoga María Campo, especialista en Orientación Familiar, y profesora del Máster en Dirección de Centros Educativos online de UNIR, que puso en marcha una red de escuelas infantiles en el País Vasco, con un centenar de profesores y medio millar de alumnos anuales.

De su larga experiencia al timón de centros educativos (18 años), la profesora Campo concluye que no es fácil encontrar líderes con visión de futuro.

De ahí la importancia de “apostar por una profesionalización” de docentes expertos en liderazgo de centros.  Ya que no es lo mismo dirigir que liderar un centro o un proyecto educativo, como ella misma explica en esta entrevista.

Supo usted lo que era el liderazgo cuando dirigió la red de escuelas infantiles.

Adquirí una experiencia fundamental en esos 18 años, cuando tuve la oportunidad de crear un Proyecto Educativo. Lo más valioso que aprendí fue el contacto humano, especialmente, con el profesorado. Siempre he dedicado un 99,9% de mi tiempo al profesorado, por ser una pieza clave en el éxito del centro educativo.

María Campo, profesora del Máster Universitario en Liderazgo y Dirección de Centros Educativos.

Dice usted: “Si diriges, mandas; si lideras, contagias”. ¿Puede explicar esto?

Significa que en el líder educativo es más decisivo entusiasmar que la eficiencia o los resultados. El motor de cualquier centro educativo es el profesorado y para que éste sea capaz de motivar a los alumnos es fundamental que los docentes sientan entusiasmo por lo que hacen. Y la pieza clave de esta actitud es el director con capacidad de liderar. A partir de ahí los buenos resultados vendrán dados.

Con una buena gestión del equipo docente se pueden lograr grandes resultados con pocos recursos económicos

¿Es más importante gestionar personas que recursos económicos?

Ambos…pero es importante no centrarse exclusivamente en los recursos económicos. La prueba de ello es que con una buena gestión del equipo docente se pueden lograr grandes resultados con pocos recursos económicos o materiales.

¿Se puede ser líder sin visión de futuro?

El líder siempre debe mirar hacia el horizonte y no centrarse sólo en lo inmediato. Debe tener la capacidad de conocer a los equipos y saber encontrar la mejor función para que sus colaboradores se sientan cómodos y sean eficaces. Y debe estimularles para que aporten ideas de mejora y no se dediquen solo a ejecutar lo que el director demande.

¿Qué otra cualidades se requieren?

Carisma, estimulación intelectual, capacidad para considerar a cada una de las personas de manera individual, inspiración, tolerancia psicológica con los errores, y flexibilidad para adaptarse al cambio o a sugerencias de mejora.

¿La labor de un buen líder se traduce en rendimiento escolar?

No sólo. Su labor debe centrarse en buscar el mejor modo para lograr buenas personas y no exclusivamente en el rendimiento escolar. El éxito escolar radica en el éxito y crecimiento personales.

“La comunicación es la habilidad más importante de todo líder” ¿qué le parece esta frase de Richard Branson, fundador de Virgin?

Encaja perfectamente para un director de centro porque la clave para que haya un buen funcionamiento es la comunicación. Es fundamental tener información para poder gestionar y buscar alternativas y planes de mejora.

La OCDE recomienda incrementar los salarios de los directivos educativos… pero ¿lo que compensa es el salario?

La compensación no es el salario sino la satisfacción de trabajar por y para los demás. Saber que puedes aportar una mejora en la educación y ayudar a profesores, alumnos y familias en su desarrollo personal.

Si bien es cierto que la exigencia de una formación específica para desempeñar el cargo y una mejora salarial pueden favorecer la profesionalización del directivo y el reconocimiento social y prestigio del que carece en la actualidad.

Es muy importante apostar por una profesionalización de la dirección que implique una formación específica en liderazgo

¿Hay muchos educadores pero pocos directores líderes?

Efectivamente, una cosa es ser educador o profesor y otra, muy diferente, es ser director líder. Por eso es muy importante apostar por una profesionalización de la dirección que implique una formación específica en liderazgo de centros educativos y el desarrollo de cualidades humanas fundamentales.

Vd. por ejemplo ¿cómo logró esa cualificación?

Además de la experiencia profesional con las escuelas infantiles, aprendí el liderazgo, formándome en el Máster en Dirección de Centros Educativos online de UNIR. Pude cursarlo mientras trabajaba, compaginándolo con mi actividad docente. Me sirvió para especializarme en liderazgo y actualmente imparto esa asignatura en el Máster.

Es tan completo que no es preciso hacer prácticas, ya que durante el posgrado se abordan los casos y problemas que los directores de centros encuentran en el día a día. Con el Máster de UNIR el alumno sale perfectamente preparado para ejercer, sin necesidad de prácticas.

¿Qué aporta específicamente el Máster de UNIR a la formación de líderes?

Una preparación especial para ser profesionales eficientes. Ofrece una formación que abarca los diferentes situaciones a los que un director de centro se va a enfrentar pero, además, te prepara para desarrollar habilidades y capacidades humanas que te faciliten ser un líder que contagie entusiasmo y saque lo mejor de cada persona.