Lunes, 28 octubre 2019

¿Cómo ser procurador? Requisitos básicos y funciones

Los procuradores son profesionales, licenciados en Derecho, especializados en el procedimiento judicial, es decir, derecho procesal. Su principal función es representar a los litigantes ante Tribunales y Juzgados para agilizar los procesos judiciales. Para quienes se preguntan cómo ser procurador, repasamos las funciones de un procurador y los requisitos para ejercer esta profesión.

Funciones de los procuradores

Representación. De aquellos particulares y empresas que tengan que acudir a los Tribunales. Un procurador es especialista en derecho procesal y, por lo tanto, su formación y experiencia ayuda a agilizar los procedimientos judiciales al conocer sus entresijos. Para ello, el litigante debe otorgarle un poder de representación que lo faculta para realizar trámites del expediente en su nombre. Este poder se obtiene de dos formas: ante un notario (escritura pública) o “apud acta” con el secretario judicial del juzgado correspondiente. 

Documentación. Los procuradores son los encargados de gestionar la documentación de cada proceso judicial, los requerimientos, oficios, citaciones…. Esto incluye dar traslado de escritos a la parte contraria o la presentación vía telemática, siempre que sea factible, de expedientes e informes.

Plazos. Debe realizar un seguimiento de todo el proceso para velar por el cumplimiento de plazos y subsanar posibles errores dentro de los períodos fijados por ley. Además, recuerda a los abogados e implicados las fechas de las vistas.

Pago de tasas. La representación de los clientes incluye la gestión, pago de tasas judiciales o depósitos exigidos en cada proceso. 

Trámites. Publicación de edictos y anuncios oficiales en los Boletines Oficiales y prensa, así como otras gestiones como inscripciones en registros públicos, tomas de posesión, liquidaciones tributarias… 

Intervención en subastas o ser designado como depositario de bienes embargados. 

Requisitos para ser procurador

La profesión de procurador es una de las salidas profesionales a las que pueden aspirar los graduados o licenciados en Derecho. Además, la Ley 34/2006 de 30 de octubre sobre acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales establece que, los que terminaron sus estudios después del 31 de octubre de 2013, deben realizar el Máster de Acceso a la Procura, así como superar una prueba de aptitud.

Los procuradores tienen la opción de ejercer en todos los partidos judiciales

Para ejercer como procurador también hay que inscribirse en el Colegio de Procuradores de la ciudad o provincia en la que se va a trabajar, darse de alta como autónomo y contratar un seguro de responsabilidad civil. Con la reforma procesal, los procuradores tienen la opción de ejercer en todos los partidos judiciales (antes de ese cambio estaban limitados a un único partido). 

Para obtener el grado de Derecho en España hay que matricularse en una universidad pública o privada. También existe la posibilidad de hacerlo de forma online. En todos los casos, la duración es de cuatro años.

Al completar estos estudios pueden complementarse con otro tipo de formación, como un  Máster en Mediación, antes de decantarse por una de las salidas profesionales que posibilita el Derecho.

Honorarios de los procuradores 

La mayoría de los procuradores que ejercen en España son trabajadores por cuenta propia y, por lo tanto, están dentro del régimen de autónomos o se dan de alta en la Mutualidad de Procuradores.

Sus ingresos dependen del volumen de trabajo de cada mes pero, a diferencia de los abogados, no pueden cobrar lo que quieran sino que deben atenerse a los aranceles regulados por el Real Decreto 1373/2003 de 7 de noviembre. En él se establecen los honorarios máximos y mínimos permitiendo a los procuradores un pequeño margen de negociación del 12% respecto a las cantidades establecidas oficialmente. 

¿En qué procedimientos interviene un procurador?

La figura de procurador es mucho más desconocida que la de abogado dentro del ámbito del Derecho. De hecho hay personas que no saben de su existencia hasta que se ven inmersas en un procedimiento judicial.

A diferencia de los letrados, los procuradores pasan la mayor parte de su jornada laboral en sedes judiciales para realizar las gestiones pertinentes. 

La intervención de los procuradores no es imprescindible en cada una de las jurisdicciones del Derecho, hay excepciones

La Ley de Enjuiciamiento Civil recoge que “la comparecencia en juicio deberá hacerse a través de procurador, que habrá de ser licenciado en Derecho, Graduado en Derecho u otro título universitario de grado equivalente, habilitado para ejercer su profesión en el tribunal que conozca del juicio”.

Sin embargo, la intervención de los procuradores no es imprescindible en cada una de las jurisdicciones del Derecho: civil, penal, administrativa y laboral. Las excepciones serían las siguientes

 

1-Procedimientos civiles

–Juicios verbales con una cuantía a reclamar inferior a 2.000 euros. 

–Petición inicial de procedimientos monitorios.

–Solicitud de adopción de medidas cautelares urgentes antes del juicio o la suspensión de actuaciones y vistas.

–En los juicios universales cuando la comparecencia quede limitada a la presentación de títulos de crédito o derechos, así como para concurrir a juntas.

2-Procedimientos penales

El procurador es obligatorio solo cuando se decida la apertura de juicio oral. 

3-Procedimientos administrativos

La mediación de los procuradores dependerá de si las actuaciones son ante un órgano colegiado (Audiencia Nacional, Audiencias Provinciales, Tribunal Superior de Justicia…) o un órgano unipersonal (Juzgado Contencioso-Administrativo). En el primer caso sí es imprescindible mientras que en el segundo queda la opción de que las partes sean asistidas solo por abogado. 

4-Procedimientos laborales

La presencia de abogados y procuradores es facultativa aunque sí se recomienda contar con un letrado para una defensa con un mínimo de garantías


Los procuradores son una pieza fundamental en los procesos judiciales. Conocer cómo ser procurador, sus requisitos y funciones es importante a la hora de tener claras las diferentes salidas profesionales asociadas al grado de Derecho.