InternacionalAcceso estudiantes

El director de comunicación: ¿cuáles son sus principales funciones?

El director de comunicación se encarga de las relaciones con los medios, maneja la comunicación corporativa y define las estrategias del departamento de comunicación.

Director de comunicación en una reunión
Director de comunicación reunido con su equipo.

Un director de comunicación es la voz de la empresa. Puede parecer abstracto, pero las funciones que tiene son muy concretas: es el responsable de tomar las decisiones sobre la estrategia de comunicación externa e interna de una compañía.

El DirCom, como se suele llamar de forma abreviada al director de comunicación, tiene en sus manos proteger y trasladar la imagen de la empresa. Es un intermediario entre el cuerpo directivo y el público (comunicación externa) y entre el cuerpo directivo y los propios empleados (comunicación interna).

Dependiendo del tamaño de la empresa, las funciones que se desempeñan en este cargo pueden variar. Si la empresa dispone de un consultor de comunicación (ya sea interno o externo), el director de comunicación debe apoyarse en él para tomar las decisiones relativas a la gestión de la reputación corporativa. Por otro lado, de no existir esta figura, como ocurre en muchas pymes y empresas medianas, las labores de asesoramiento y análisis de marca podrían recaer sobre el propio director de comunicación y su equipo.

El departamento de comunicación depende al completo del dircom y una parte importante de su trabajo es conseguir que todos los miembros del gabinete de comunicación orienten sus esfuerzos en diferentes áreas (comunicación interna, corporativa, de crisis, con instituciones públicas, con medios de comunicación, de redes sociales, etc.) hacia la misma imagen corporativa: que el mensaje comunique la misma imagen de marca hacia todos los actores.

Funciones de un director de comunicación

Teniendo en cuenta las peculiaridades de cada empresa, podemos dividir las funciones de un director de comunicación en dos grandes grupos: la comunicación interna y externa.

La comunicación interna se refiere a las informaciones que permiten a los empleados de una empresa estar al tanto de lo que ocurre dentro de su compañía.

  • Supervisar el flujo de información interna: la comunicación interna debe ser fluida y más en empresas grandes cuyos empleados en ocasiones no tienen contacto unos con otros o con los directivos. Hay muchas formas de mejorar la comunicación interna pero una de las más importantes son los memorandos o newsletters a los empleados. En estos mails internos se da información relevante, se actualizan objetivos y, en general, se cuentan las novedades de la compañía.
  • Crear diálogo y fortalecer conexiones: que los empleados tengan comunicación entre departamentos, las ideas fluyan y se pueda trabajar intersectorialmente es también una consecuencia de una buena comunicación corporativa. Por eso, en coordinación con el equipo de recursos humanos, desde el gabinete de comunicación se pueden llevar a cabo múltiples acciones para favorecer un diálogo fluido dentro de la empresa.
  • Organizar eventos internos: puede implicar también a los propios directivos. Como intermediario entre la visión oficial de la empresa y los empleados, el director de comunicación traslada la imagen corporativa de puertas para dentro y una forma de hacerlo son los eventos dentro de la empresa como, por ejemplo, desayunos entre directivos y empleados. En estos casos es muy importante que el discurso esté supervisado por el director de comunicación para que entre dentro de toda la estrategia corporativa.

Director de comunicación dialogando en círculo con su equipo

Principales tareas del director de comunicación

En cuanto a las labores que realiza en cuestiones de comunicación externa, podemos clasificarlas en varios grupos.

  • Relaciones con los medios: supervisar las notas de prensa que se escriben en el departamento, controlar la información que se aporta a los periodistas y medios de comunicación, atender sus consultas y dar el punto de vista oficial de la compañía de cara a la opinión pública es quizá la labor más importante de un director de comunicación.
  • Gestión de crisis: proteger la reputación de la marca es también tarea del director de comunicación. Cuando un escándalo o situación de crisis atañe a la compañía, debe tomar decisiones para minimizar el impacto para la imagen de la empresa.
  • Relaciones corporativas: la relación con otras empresas es también una tarea comunicativa que implica preparar la asistencia a eventos sectoriales, supervisar los discursos de los directivos en distintos foros y apuntalar la imagen de marca dentro del ecosistema empresarial.
  • Comunicación online y redes sociales: el equipo de redes sociales y comunicación online debe estar supervisado por el jefe de comunicación para asegurar que los mensajes que se envían sean acordes con la estrategia de comunicación. Se trata de una tarea que está interrelacionada con las que realiza el departamento de márketing. Por eso, en muchas empresas márketing y comunicación están incluidas en un mismo equipo de trabajo.
  • Relaciones institucionales: las instituciones públicas perciben igualmente la imagen de la compañía y muchas empresas tienen proyectos que dependen del sector público. Por eso, en la estrategia de comunicación deben incluirse también las relaciones institucionales.

Tanto en el plano interno como externo, el director de comunicación debe conocer y participar en la configuración del plan de comunicación, un documento esencial para definir el mensaje que la organización debe transmitir a su público. Contar con este programa será útil para no caer en la improvisación y planificar los recursos disponibles con el fin de cumplir los objetivos recogidos en él.

Formación y requisitos para ser director de comunicación

Para ser director de comunicación hay que tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar, este profesional debe contar con una serie de aptitudes que le habiliten para desempeñar el cargo.

En lo referente al plano formativo es necesario contar con una carrera del área de Marketing y Comunicación y, después, especializarse con un posgrado para adquirir conocimientos más concretos sobre cómo dirigir y diseñar planes de comunicación estratégicos.

Aptitudes indispensables

Un director de comunicación debe contar con una serie de aptitudes indispensables para gestionar y ejecutar con eficacia y profesionalidad las funciones asociadas al puesto. Estas capacidades son:

  • Competencias técnicas. Conocer profundamente el sector de la comunicación y tener interés por este campo.
  • Habilidades comunicativas. El jefe de comunicación se comunica de manera efectiva y clara. Además, es capaz de expresar al público, clientes y compañeros de trabajo el propósito y los valores de la organización.

La comunicación interpersonal también es clave para captar la atención de los demás y persuadir a través del discurso, desenvolviéndose eficazmente en diferentes contextos.

  • Capacidad de liderazgo. Una aptitud indispensable para gestionar, motivar y guiar equipos.
  • Capacidad de negociación. Gracias a la cual, el dircom defenderá sus intereses y sabrá cuándo es necesario ceder.
  • Tener resolución. Es fundamental que el directivo sea resolutivo y sepa identificar rápidamente problemas y encontrar soluciones efectivas, demostrando que puede tomar decisiones eficientes.
  • Trabajo en equipo. Un buen director ha de contar con esta aptitud, que implica resolver controversias, delegar y planificar, lo que conduce a ser más eficiente y, por tanto, ofrecer un mejor servicio.
  • Resolución de problemas. Los conflictos o situaciones problemáticas se deben gestionar correctamente para aportar una solución óptima y evitar que estos contratiempos se agraven.
  • Inteligencia emocional y social. Para ganarse la confianza del equipo e instaurar un buen clima laboral es necesario que el directivo sea una persona empática, tenga capacidad de escucha, asertividad, confianza en uno mismo y mantenga la calma frente a situaciones de estrés.

Estas habilidades directivas son esenciales para convertirse en un profesional ejemplar en el ámbito de la comunicación.

Director de comunicación y equipo visualizando imágenes

Estudios necesarios

Los directores de comunicación son perfiles en los que los conocimientos en comunicación son imprescindibles para realizar sus funciones. Por ese motivo, es recomendable contar con estudios del área de comunicación y Marketing (Grado en Comunicación, Periodismo, Relaciones Internacionales, Grado en Publicidad, Grado en Marketing, etc.).

La formación de un director de comunicación se puede completar con la especialización que ofrece un máster. Entre los perfiles más demandados están los estudios de posgrado específicos. Es el caso del Máster en Comunicación Digital, que aglutina herramientas, técnicas y estrategias para formar a profesionales de la comunicación digital en entornos multiplataforma. Otros estudios específicos como el Máster en Comunicación Corporativa de UNIR aportan los conocimientos necesarios para elaborar estrategias de marca y comunicativas, así como aquellas funciones básicas de un director de comunicación.

A su vez, el Máster de Dirección de Marketing conforma una base sólida para ser dircom, ya que su plan de estudios aborda los principales sistemas de información y técnicas basadas en el análisis de datos para lograr los objetivos propuestos. Este posgrado capacita para convertirse en un líder y dirigir el área de comunicación de cualquier empresa.

El sueldo de un director de comunicación

El sueldo del director de comunicación en España varía en función de la industria, las condiciones particulares de cada contrato, el perfil del directivo y la ubicación geográfica.

Según Glassdoor, el sueldo medio de un director de comunicación se sitúa en los 47.500€ brutos al año. No obstante, esta cantidad aumenta cuando se trata de grandes multinacionales y puede alcanzar hasta los 100.000€ brutos anuales.

En 2022, la Asociación de Directivos de la Comunicación publicó un estudio titulado ‘El Estado de la Comunicación en España 21-22’ en el que se revela cuánto cobran los directores de comunicación. En este caso, el informe recoge que el 66,1 % de estos profesionales tienen un salario inferior a los 60.000 euros brutos anuales y concreta que “únicamente” el 11 % de estos directivos cobran más de 100.000 euros brutos anuales.

    Actualiza tu perfil profesional estudiando Comunicación Transmedia

    Estudia nuestro Máster en Comunicación Digital para ser experto en storytelling, branded content y dominar las técnicas de comunicación digital online. Conviértete en un profesional de la comunicación en entornos multiplataforma.

    Quiero estudiar

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    jefe de campaña con el sol a sus espaldas

    Las funciones del jefe de una campaña electoral o política

    El jefe de campaña electoral suele ser la mano derecha del candidato, su persona de máxima confianza y pieza clave para conseguir el éxito en procesos electorales.

    Que es un lobista reunión de lobistas

    ¿Qué es un lobista? Claves para entender este perfil

    Un lobista es el representante de un lobby, que trabaja ejerciendo su influencia y presión para conseguir la aprobación por parte de los poderes públicos de medidas favorables a sus intereses.

    ¿Qué Bachillerato hay que hacer para estudiar Marketing_ - chica joven con expresión de duda

    ¿Qué bachillerato hay que hacer para estudiar marketing?

    Para estudiar Marketing no hay un bachillerato específico, aunque los más aconsejables son el de Ciencias Sociales y Humanidades.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

    Mentor - UNIR

    En UNIR nunca estarás solo. Un mentor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado