Viernes, 28 febrero 2020

¿Qué estudiar después de Educación Infantil? Opciones para especializarse

Si acabas de finalizar tus estudios y no sabes cómo orientar tu carrera, en UNIR te aconsejamos qué estudiar después de Educación Infantil y sus posibles salidas.

¿Preparar una oposición, buscar trabajo en el sector privado o seguir estudiando? Si eres educador infantil y has acabado recientemente tus estudios, seguro que te han surgido estas dudas. Continuar con la formación académica —tanto si eres técnico como graduado— servirá para tener una mayor especialización, un perfil más completo e interdisciplinar y, por lo tanto, más opciones laborales.

“El educador mediocre, habla. El buen educador, explica. El educador superior, demuestra. El gran educador, inspira”. (Arthur Ward, 1921-1994). Optar por estudiar Educación Infantil es una decisión que requiere de dos elementos básicos: vocación y una buena formación. En manos del docente se “depositan” a niños muy pequeños en etapas vitales de su desarrollo como personas. Por eso, un buen educador infantil requiere de una formación integral; cuanto mayores sean sus estudios más recursos tendrá para poder abordar posibles dificultades o necesidades específicas.

Grados y postgrados del campo de la Educación

Para un Técnico Superior en Educación Infantil una primera opción para seguir estudiando tras finalizar el grado superior de FP es el Grado en Educación Infantil (en su opción tradicional o bilingüe) o el Doble Grado en Educación Infantil y Primaria. No es necesario realizar prueba de acceso (si necesitas subir nota para entrar en alguna universidad pública, te puedes presentar a cuatro materias de la EBAU, de las que contabilizarán las dos mejores cualificaciones). Estos grados te permitirían ejercer como maestro en colegios, un puesto mejor remunerado que el de técnico.

Para los egresados en Infantil, las posibilidades para seguir formándose pasan por matricularse en otro grado, como el de Educación Primaria o Pedagogía, o realizar alguna mención, como la de Pedagogía Terapéutica. Esta última opción tiene cuatro meses de duración y está orientada a adquirir los conocimientos fundamentales para trabajar con alumnos con necesidades educativas especiales.

La especialización que aporta un máster es otra alternativa para los maestros de Infantil. Entre los posibles títulos señalar:

Psicopedagogía: el perfil de psicopedagogo cobra cada vez mayor relevancia en los centros escolares al poder intervenir y mejorar en la convivencia escolar, dificultades de aprendizaje, incorporar nuevos métodos educativos…
Educación Especial: aporta una mayor especialización para atender adecuadamente a los alumnos con alguna discapacidad, tanto desde el punto de vista de la evaluación como de adaptaciones curriculares.
Prevención e Intervención Psicológica en la Escuela: un programa centrado en aquellos aspectos que interfieren en la convivencia escolar, como casos de abuso o violencia.
Neuropsicología: un máster en el que descubrir la relación entre la Neuropsicología y el proceso de aprendizaje. Esto permite una mayor atención a la diversidad, a alumnos con altas capacidades, con dificultades… En definitiva: mayores recursos pedagógicos para potenciar el talento de cada niño y, al mismo tiempo, saber identificar y abordar posibles problemas.
Pedagogía Montessori: una metodología centrada en la observación de los niños, en respetar sus ritmos naturales y utilizar hábitos cotidianos para aprender a través de ambientes preparados.

Másteres del ámbito social

Los educadores infantiles no tienen por qué desarrollar su carrera profesional solo en el ámbito más habitual de la educación (escuelas infantiles y colegios). También pueden hacerlo en proyectos de atención a la infancia, programas a familias en situación de riesgo social, ONGs… Por eso, algunos másteres del ámbito social también son adecuados para completar el perfil de estos profesionales.

Necesidades y derechos de la infancia: máster enfocado a la protección de los niños y sus derechos.
Inclusión social y discapacidad: competencias para trabajar con casos complejos sabiendo cómo intervenir en función de cada persona/familia/grupo.

Postgrados del ámbito cultural y de ocio

Las ludotecas, el tiempo libre (como campamentos), el medio ambiente, las asociaciones culturales, los teatros o los museos son otros ámbitos a los que los egresados en Infantil pueden orientar su carrera profesional. Entre las opciones de postgrados encontramos:

Dirección y Coordinación de tiempo libre educativo infantil y juvenil: estudios dirigidos a la organización de actividades de animación para conocer las diferentes técnicas para gestionarlas y organizarlas.
Actividades de ocio y tiempo libre: un máster para lograr una especialización en la organización de actividades de animación y físico-deportivas incidiendo en los diferentes enfoques en función de cada colectivo.
Educación ambiental: para trabajar en centros de educación ambiental, aulas de la naturaleza, diseño de recursos didácticos…

Especializarse con un postgrado o continuar formándose con otro grado son opciones para ampliar el currículo de los educadores infantiles y lograr un perfil más multidisciplinar.