Lunes, 25 mayo 2020

Metodologías, estrategias y herramientas para un aprendizaje activo

La semana pasada tuve la suerte de poder colaborar con la Red Ecuatoriana de Pedagogía, de la mano de UNIR y de la Escuela de Profesores UNIR. Concretamente, pude participar en una Clase Abierta, una iniciativa creada “con el propósito de democratizar el acceso al conocimiento a través de la utilización de tecnologías disruptivas. Su objetivo se centra en construir un proceso de alfabetización digital que permita pasar del qué al cómo educativo”. Puedes ver todo su calendario aquí.

El trato, el respeto y el agradecimiento que mostraron hacia mi contribución son indescriptibles, y quizás no son conscientes de que somos nosotros los que tenemos que estar agradecidos, por descubrir otras realidades y tener la oportunidad de conectar con tantos profesores al otro lado del mundo. Maestros deseosos de aprender y de colaborar que se vuelcan en varias sesiones semanales, propiciando una audiencia en directo de más de tres mil personas, unas quince mil después solo un día de publicación del vídeo.

Algunos compañeros de la UNIR ya han participado en la iniciativa, como Josu Ahedo Ruiz, y otros están a punto de hacerlo, como María Jesús García San Martín o el Vicerrector de Innovación y Desarrollo Educativo, Javier Tourón, entre otros. Una oportunidad de escuchar a grandes figuras en abierto, a través de YouTube.

   Las iniciativas gratuitas en redes se están multiplicando para ayudar a los docentes”.

Como está sucediendo con muchísimas otras iniciativas en las redes, las conferencias gratuitas se multiplican estos meses para ofrecer ayuda a muchos maestros que se sienten un poco perdidos en este nuevo panorama educativo, un contexto incierto y, sobre todo, distinto al que teníamos.

Con todo eso en mente, se me pidió realizar una presentación relacionada con las Metodologías Activas. Pensando en la necesidad de proponer soluciones a los asistentes, decidí hacer un rápido y fugaz recorrido por algunos aspectos básicos referidos a los presupuestos teóricos que acompañan la idea del aprendizaje activo para centrarme, posteriormente, en aportar tres o cuatro pinceladas acerca de herramientas que pueden ser útiles para aquellos que empiezan a moverse en un contexto digital.

En la primera parte de la exposición, más teórica, como decíamos, se hizo preguntas a los participantes y se reflexionó tímidamente sobre la terminología: qué es una metodología, una técnica, un modelo o un enfoque metodológico. Del mismo modo, se realizó un pequeño brainstorming inicial, por medio de una nube de palabras relacionada con las metodologías preferidas por los asistentes. El ABP sobresalió sobre el resto, aunque también se entremezclaron otros conceptos, incluyendo, por ejemplo, herramientas como Kahoot. Unas aportaciones que hacían ver que era necesario aclarar algunos puntos básicos.

Avanzando de lo más general a lo más detallado, hablamos del diseño de instrucción, centrándonos en los eventos de Gagné y prestando especial atención a los objetivos y a la evaluación, para los que tuvimos en cuenta la Taxonomía de Bloom.

   El aprendizaje basado en proyectos fue destacado por los asistentes como la metodología más sobresaliente”.

Para toda esta primera parte, con la finalidad de profundizar, recomendé la lectura del libro de Javier Tourón y Débora Martín R., Aprender y enseñar en la universidad hoy, un libro muy práctico y válido para todas las etapas educativas.

Tras esa introducción teórica, que terminó con el repaso de algunas de las metodologías y técnicas más extendidas en la actualidad, pasamos ya a la parte de herramientas. Los criterios de selección de las mismas giraron en torno a tres pilares fundamentales: que fuesen gratuitas, que no requirieran, a poder ser, el registro de los alumnos y que fuesen sencillas, no solo para los docentes, sino también para sus estudiantes.

También se intentó proponer herramientas que no implicasen un uso excesivo de datos de internet, para que resultaran prácticas en contextos con dificultades en ese sentido. Se pueden ver todos los enlaces y la presentación completa en el siguiente Genially:

 

De ese modo, destaqué Wakelet como posible plataforma en caso de no contar con un punto de encuentro institucional como Google Classroom o Moodle. Vocaroo y Loom se presentaron como recursos sencillos e instintivos para comunicarnos con los alumnos y con las familias de manera bidireccional y Google docs, sheets y slides para poder trabajar de modo colaborativo.

Seguidamente, dejé una amplia e interesante lista de recursos, a los que se puede acceder desde la presentación anterior, para que los asistentes puedan seguir profundizando sobre los temas abordados: la educación desde casa, las herramientas empleadas y las metodologías y técnicas mencionadas. Un conjunto muy práctico de enlaces que, sin duda, será de gran utilidad para el profesorado.

Entre la recomendación de recursos, destacan las #CharlasEducativas, presentaciones en directo, los miércoles a las 21.30 en mi canal de YouTube, en las que docentes de todas las etapas educativas nos cuentan qué hacen en clase, qué les funciona y qué no, con especial atención a la situación actual en la que nos encontramos, para la que tuvieron lugar talleres y charlas especiales. Toda la información al respecto se puede ver en la siguiente imagen interactiva, incluidas las charlas pasadas y las que aún están por venir:

 

El uso de Genially, Mentimeter y Popplet para realizar la presentación tampoco fue coincidencia, pues se querían mostrar diferentes opciones para las clases online, algunas de ellas permitiendo la interacción síncrona con los estudiantes, más allá de la explicación unidireccional de un power point. Se pretendía una participación activa de los asistentes, como no podía ser de otro modo, dado el tema que nos ocupaba.

Con todo esto, simplemente deseo terminar diciendo que espero volver a tener la oportunidad de colaborar con la Red Ecuatoriana de Pedagogía, por su cercanía, profesionalidad y trato exquisito. Muchas gracias.