Lunes, 22 abril 2019

El otro debate: la educación que queremos

En artículos anteriores hablábamos de los beneficios de debatir, tanto para docentes como para alumnos. A través del debate, podemos desarrollar importantes habilidades: capacidad de escuchar, empatía, reflexión, pensamiento crítico, análisis de diferentes perspectivas y puntos de vista, expresión de opiniones, respeto de ideas radicalmente opuestas a las nuestras, entre otras competencias. Siempre deberíamos estar dispuestos a cambiar nuestra opinión si nos convencen las razones del otro.

Estos días, el debate, o el no debate, está en el punto de mira. Pero cabría preguntarse si se ha debatido lo suficiente en torno a la educación que necesitamos o que queremos. Cabría preguntarse quiénes deben ser los agentes activos de ese debate.

En la actualidad, las redes sociales son protagonistas de crudos enfrentamientos ideológicos que distan mucho de tener el necesario carácter constructivo de un debate. Se comenta y se opina, la mayoría de las ocasiones sin respeto y sin escuchar realmente lo que el otro dice. Solamente nos escuchamos a nosotros mismos.

A continuación, propondremos algunos temas que están siendo muy debatidos y que no parecen encontrar una solución unívoca o que nos contente a todos, siempre que eso sea posible, que ya sería muy debatible. Como dice la sabiduría popular: nunca llueve a gusto de todos.

primera

Empezaremos con ciertas preguntas de carácter cerrado, para posicionarnos a favor o en contra, algo que suele gustarnos mucho a la hora de defender encarnizadamente una postura, que, en la mayoría de los casos, para que nos vamos a engañar, no tiene una respuesta clara y responde más a grises que a blancos o negros:

-Deberes: sí o no.

-Adaptación de los cuentos clásicos a roles de género actualizados: sí o no.

-Exámenes: sí o no.

-Centros de educación especial: sí o no.

-Desaparición de las asignaturas tal y como las conocemos: sí o no.

-Móviles en el aula: sí o no.

-Bilingüismo: sí o no.

-Libros de texto: sí o no.

-Educación concertada: sí o no.

-Lenguaje inclusivo: sí o no (usar masculino y femenino: ej. ellos y ellas, en vez de ellos).

-Estilos de aprendizaje: existen o no.

-Inteligencias múltiples: existen o no.

-Pirámide de aprendizaje: verdadero o falso.

-Ken Robinson: adelantado a su tiempo o puro marketing.

-Educar en casa, enseñar en el aula: verdadero o falso.

-Memorizar: sí o no.

Obviamente son cuestiones que, para entablar un debate, deberían presentarse de forma adecuada y completa, con una pequeña introducción sobre el estado de la cuestión y las principales opiniones enfrentadas. Algo que supera los límites de este post.

segunda

Vamos con un segundo tipo de preguntas, ahora de carácter abierto:

-¿Cómo deben ser las oposiciones a docente?

-¿Debe haber un MIR docente?

-¿Debe haber una nueva Ley Educativa?

-¿Debe haber un pacto sobre Educación?

-¿Quién debe elaborar la Ley Educativa?

-¿Deben los gobiernos decidir si en un centro educativo debe haber móviles o libros de texto?

-¿Hasta dónde debe llegar la libertad de decisión de un centro?

-¿Y la libertad de cátedra de un docente?

-¿Puede un centro decidir las asignaturas?

-¿A quién corresponde decidir qué lenguas deben ser usadas en el centro o en las diferentes asignaturas?

-¿Cómo debe ser la formación del profesorado en las diferentes etapas educativas?

-¿Cómo debemos atender a la diversidad?

-¿Cómo debe ser la integración del alumnado inmigrante?

-¿Debe incluirse una asignatura de educación en igualdad?

-¿Debe incluirse una asignatura de educación emocional?

-¿Cómo debe ser el acceso a la Universidad?

tercera

Y, por último, preguntas para realizar propuestas de mejora:

-¿Qué cambios de asignaturas realizarías en las diferentes etapas educativas?

-¿Qué cambios encuentras necesarios para mejorar la educación en España?

-¿Hay algún grupo que no se encuentre representado en nuestro sistema educativo?

-¿Cómo podemos luchar contra el acoso escolar?

-¿Deberíamos aprender de los sistemas educativos de otros países?

-¿Se puede bajar la ratio en las aulas?

-¿Cuáles deben ser las prioridades educativas en este momento? ¿Cuáles son las mayores carencias de nuestro sistema educativo? ¿Y nuestros puntos fuertes?

Y debemos terminar con una pregunta en letras mayúsculas:

¿Cómo definirías tú la Educación? ¿Qué es para ti la Educación?

Espero vuestras opiniones en Twitter, si os apetece debatir. Siempre desde el respeto. Seguro que añadiríais muchas más preguntas. Estamos abiertos a ello.