Solicita información

¿Qué es la criminalística y qué estudia esta ciencia?

Al pensar en conceptos como la criminología y la criminalística es habitual evocar imágenes que se han aprendido a través del cine y la televisión. ¿Pero qué sabemos realmente de estas ciencias?

Ante la comisión de un delito, siempre hay un equipo de policía experto en recabar pruebas para descubrir cómo, quién y por qué se han cometido esos hechos. Su labor consiste en esclarecer las circunstancias del hecho delictivo para que el engranaje procesal pueda comenzar y actuar. Pero, ¿qué experto realiza estas labores? ¿El criminólogo o el criminalista? Para saber la respuesta, en primer lugar deberemos responder qué es la criminalística y en qué se diferencia de la criminología.

La criminalística es una ciencia forense de carácter empírico y multidisciplinar, íntimamente ligada a la criminología y al derecho penal. Su objetivo es investigar la escena del crimen para demostrar cómo se cometieron los hechos delictivos, quiénes fueron sus protagonistas y a qué motivaciones responden.

Por su parte, la Criminología es la ciencia que abarca de forma interdisciplinar el estudio de la conducta criminal —el delito cometido, el autor, las circunstancias y causas que explican ese comportamiento— con la finalidad de prevenir esas conductas violentas y lesivas y proponer medios de control social e intervenciones para la reinserción de los delincuentes. Por lo tanto, volviendo a la pregunta del inicio, quien se encargaría de recabar pruebas sería el criminalista, no el criminólogo.

Criminalística.

¿Qué estudia la criminalística?

Esta rama multidisciplinar se apoya en métodos y técnicas de las ciencias naturales —desde la física, la química y la biología a la medicina o la grafología— para demostrar cómo, quién, cuándo y por qué se ha cometido un hecho delictivo. Los criminalistas desarrollan su trabajo en la escena del crimen, reuniendo pruebas y evidencias, y en el laboratorio, donde analizan los datos recabados y realizan pruebas aplicando el método científico para demostrar sus hipótesis.

La labor de los peritos criminalistas es clave para la Administración de Justicia. Las pruebas periciales son uno de los medios de prueba principales durante el proceso penal.

¿Cómo desarrollan su labor los criminalistas? Para describir el proceso que sigue un perito criminalista, podemos recordar esas imágenes que tantas veces hemos visto en televisión en series de resolución de crímenes: analizan la escena donde se ha producido un crimen u otro hecho delictivo, como un robo, y se sirven de múltiples técnicas para recabar datos que sean de utilidad en su investigación: desde evidencias físicas (huellas dactilares, restos de tejidos sintéticos y otros materiales) a testimonios de potenciales testigos.

Esta primera recolección de pruebas, las piezas de un puzle aún por construir, dan paso al trabajo de análisis en el laboratorio. Se realizan todo tipo de pruebas: se estudian los documentos recabados, se analizan las huellas dactilares, se observan las imágenes de la escena que se han tomado, se realizan retratos en base a las descripciones hechas por los testigos… Este trabajo de campo y de laboratorio da lugar a un informe que servirá como medio de prueba en un potencial proceso en contra del autor del delito.

Criminalística.

¿Cómo puedo dedicarme a la criminalística?

Hay varias sendas formativas para acceder a puestos de peritaje judicial y ejercer como profesional de la criminalística en alguna de sus ramas —balística, dactiloscopia, biología forense, contable, etc.—, pero la ruta más habitual se inicia con el Grado en Criminología o el Grado en Derecho y la posterior especialización en Criminalística.

El Grado en Criminología permite a los alumnos obtener una formación multidisciplinar para conocer en profundidad los factores que inciden en la comisión de los delitos, su análisis a través de diferentes prismas —sociología, derecho, psicología, etc.— y la formación específica en técnicas de investigación criminalística que permitirán acceder a posiciones laborales en el ámbito del peritaje judicial y las ciencias forenses.

La formación en criminología permite a los futuros criminólogos disponer de un abanico mayor de herramientas para desempeñar su labor. El plan de estudios cuenta con asignaturas específicas que abordan la aplicación real de las metodologías forenses para su aplicación en la investigación y resolución de delitos.

Las salidas profesionales de este grado dependen de la especialidad de investigación que el alumno desee seguir, pero van desde el peritaje en investigación balística, documentoscopia, de incendios, o dactiloscópica a algunas disciplinas más modernas como el peritaje informático y de dispositivos móviles, la investigación de la simulación virtual de delitos, la realización de peritaje en obras de arte. Además, cabe recordar que el profesional criminalista puede desempeñar su labor al servicio de la Administración de Justicia o por su cuenta, como perito independiente o en una firma de servicios de peritaje e investigación privada.

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

Tutor personal

En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

La recompensa al esfuerzo

Nuestra vida académica y social

Acompañamiento personalizado