Solicita información

Nociones básicas de cooperación bilateral y multilateral

La cooperación bilateral y multilateral forman parte de la cooperación al desarrollo, aunque varían los actores implicados y el origen de los mismos.

La cooperación al desarrollo, de acuerdo con los actores implicados y el origen, puede ser bilateral y multilateral, principalmente. La cooperación al desarrollo es una traducción del concepto en inglés international aid, referida a los desembolsos—ya sea en dinero o en especie—que los países, organismos multilaterales u organizaciones de la sociedad civil realizan a los países socios.

Estos últimos generalmente son países en desarrollo o en transición y los desembolsos se realizan con el objetivo de contribuir a su desarrollo. Así, la cooperación al desarrollo representa un conjunto de actuaciones realizadas por actores públicos y privados, entre países de diferente nivel de renta, con el propósito de promover el progreso de los países del Sur para que sea más equilibrado en relación con el Norte, además de sostenible.

Cooperación multilateral

La cooperación multilateral es el tipo de cooperación que proviene de organismos internacionales multigubernamentales, incluyendo los regionales o subregionales. Se realiza con recursos de agencias, instituciones u organizaciones gubernamentales, que otorgan cooperación con sus propios recursos o con fondos provenientes de varias fuentes o diversos países miembros.

Cooperación bilateral

Por otra parte, la cooperación bilateral es el tipo de cooperación que proviene de otro gobierno, ya sea directamente o a través de una agencia o entidad. Se realiza con las administraciones públicas de un país. Se brinda de gobierno a gobierno mediante agencias de cooperación o en virtud de convenios, acuerdos u otros mecanismos.

Voluntariada con una caja

Agentes implicados

En este contexto, el sistema de cooperación para el desarrollo está constituido por actores de diversa índole y funciones, de forma que coexisten organismos públicos y entidades privadas (algunas de carácter generalista y otras más especializadas).

Por regla general, todos los países—se encuentren en vías de desarrollo o no—tienen sus propias agencias de cooperación, que son las entidades que con frecuencia manejan la gestión de las ayudas. “Además de estas agencias y sus gobiernos, y los organismos multilaterales, otras instituciones públicas como las administraciones regionales y locales y las universidades, son actores de la cooperación para el desarrollo”, explica el Ministerio de Asuntos Exteriores español.

En el caso de la cooperación bilateral las acciones de cooperación se establecen entre un país en desarrollo y un país donante. Aquí son los gobiernos donantes los que canalizan sus fondos de cooperación al desarrollo directamente hacia los receptores (otros países u organizaciones).

En cambio, en la cooperación multilateral los principales actores son los gobiernos de los diferentes países, así como las organizaciones multilaterales, receptoras de dichos fondos, que emplearán para financiar su propia actividad, de forma que la gestión la llevan a cabo instituciones públicas internacionales y no los gobiernos donantes.

Por tanto, estas acciones de cooperación se canalizan a través de organizaciones multilaterales de desarrollo (OMUDES) financieros, no financieros, UE, fondos globales o multidonantes, organismos regionales y de integración, y a través también de otras entidades que el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) considera elegibles para ello.

Manos diveras unidas

“En su mayor parte, se tratan de contribuciones económicas a sus presupuestos regulares o a sus programas, proyectos o fondos fiduciarios concretos. Además, se pueden realizar también programas de colaboración de índole técnica, por ejemplo, a través del Programa JPO (Junior Programme Officers) con Naciones Unidas, o prestando expertos (por ejemplo, en protección civil para situaciones de catástrofes), entre otros”, detalla el Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

Según el CAD, las contribuciones multilaterales se pueden clasificar igualmente en:

  • contribuciones multilaterales (al presupuesto regular).
  • contribuciones multibilaterales.
  • marcadas (o earmarked, destinadas a financiar programas, proyectos o fondos).

Asimismo, la cooperación multilateral presenta características claras que la sitúan en general como “el vehículo más apropiado para abordar los Bienes Públicos Globales”, por su legitimidad política, una base técnica más amplia y la posibilidad de lograr economías de escala que obtengan mayores impactos, a juicio de la institución.

Ejemplos de cooperación bilateral y multilateral

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura o FAO pone como ejemplo de cooperación al desarrollo bilateral y multilateral a Vietnam, un país que, en su opinión, “ha avanzado considerablemente en la producción de alimentos y en la reducción de la pobreza, y tiene valiosos conocimientos en esta materia que ofrecer a otros países en desarrollo”. No obstante, según denuncian, la falta de recursos económicos vuelve muy difícil la cooperación entre el país asiático con otros países en desarrollo.

Para ello, la oficina de Naciones Unidas destaca que es fundamental la colaboración con las instituciones multilaterales y bilaterales, y por ejemplo, menciona dos programas de la FAO, el Programa Especial para la Seguridad Alimentaria y el Programa de Asociación. A su vez, ve imprescindible la formación de todos los actores implicados. Por ejemplo, con postgrados como el Máster en Cooperación Internacional online de UNIR.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    Enseñar música con el método Dalcroze

    El método Dalcroze es una metodología que trabaja aspectos de la música mediante el movimiento corporal, valiéndose del desarrollo del oído y del ritmo para su aprendizaje.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

    La recompensa al esfuerzo

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado