Solicita información

Seguridad del paciente quirúrgico: protocolos para reducir los eventos adversos en quirófano

Todo el personal que trabaja en esta área debe seguir unas pautas meticulosamente para disminuir los errores durante las intervenciones.

Es fundamental que existan protocolos de quirófano.

La seguridad del paciente quirúrgico tiene como objetivo aplicar las prácticas más seguras en el ámbito sanitario con el fin de minimizar el riesgo clínico de eventos adversos durante la intervención en quirófano.

Evitar los errores durante la intervención quirúrgica es clave porque estos tienen consecuencias graves para los pacientes y, además, conllevan un elevado coste para el sistema sanitario. Así, es necesario incorporar medidas preventivas que promuevan la seguridad del paciente en quirófano y mejore, a su vez, la calidad del servicio asistencial gracias a la reducción de eventos adversos o complicaciones derivadas de los fallos de seguridad.

Por todo ello, es fundamental que existan protocolos de quirófano preestablecidos para que todo el personal que trabaja en esta área siga estas pautas meticulosamente; así se reducirán en gran medida los errores en cirugía.

Tipos de protocolos de quirófano

Para el funcionamiento de cualquier Sistema Nacional de Salud, la seguridad quirúrgica es un asunto prioritario que tiene una implicación directa en la calidad de este tipo de asistencia sanitaria. Veamos los diferentes tipos de protocolos de quirófano:

Protocolo universal

El protocolo universal, difundido por la Joint Commission International en 2002, es un estándar de calidad recogido a partir de tres pautas que van dirigidas a evitar o minimizar los errores en cirugía:

Verificación del proceso antes de la cirugía

Hace referencia a realizar la evaluación pertinente de identificación del paciente, del procedimiento y la localización del sitio quirúrgico. Se realizan en el momento de ingreso de la persona en dependencias hospitalarias.

Marcado quirúrgico

Consiste en señalar la zona que va a ser sometida a operación. Para otorgar mayor validez a esta pauta hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No señalar con una X la zona a operar, ya que puede confundir.
  • Realizar el marcado con tinta indeleble.
  • Marcar en el sitio correcto con el cirujano responsable.
  • Hacer el marcaje antes de entrar en quirófano, así se puede contar con la participación del paciente.

Al realizar el marcado quirúrgico hay que tener en cuenta que no se puede realizar en prematuros por riesgo a que la tinta no desaparezca del todo, también hay que evitar hacerlo en superficies mucosas o dientes por si el paciente presenta algún rechazo.

seguridad-paciente-quirurgico

Tiempo fuera (time out)

Es la pausa quirúrgica y tiene lugar antes de dar comienzo a la cirugía. Se trata de un tiempo muy útil porque sirve para ratificar la información: se identifica al paciente, el sitio donde se realizará la cirugía y el procedimiento a seguir. De esta forma, se reduce el margen de error notablemente.

Esta práctica puede realizarla cualquier profesional dentro del quirófano, pero es recomendable que lo haga la persona designada para ello. Además, sería ideal si el paciente aún está despierto y así puede participar. En el momento del time out todos los interventores deben estar concentrados en esta acción.

Listado de verificación

Otro de los protocolos de quirófano aplicados es el protocolo LVQ o del listado de verificación, el cual tiene como objetivo analizar los puntos críticos antes de iniciar la operación y preservar la seguridad del paciente en quirófano. Este protocolo facilita la identificación de los puntos centrales del proceso quirúrgico que se va a llevar a cabo y reduce en gran medida los eventos adversos durante la intervención.

El listado de verificación se compone de tres fases, cada una de las cuales corresponde a un tiempo determinado en el curso de la operación quirúrgica:

Entrada

Momento en el que se confirma la identidad del paciente, se detallan los riesgos implícitos de la intervención y se asegura que el equipo de anestesia funcione correctamente. También se confirmará verbalmente que se ha delimitado el lugar a intervenir, si procede, y que el paciente tiene correctamente colocado el pulsioxímetro. Esta fase se realiza antes de la inducción de la anestesia.

Pausa quirúrgica

Al igual que el protocolo universal, el listado de verificación también incluye esta pausa. Principalmente, aquí el equipo que está en quirófano se presenta. Momentos antes de realizar la incisión cutánea se confirma en voz alta el sitio donde se realizará y a continuación todos los miembros del equipo revisan entre sí los puntos clave de su plan de intervención.

Salida

Se realiza en la parte final de la operación. Cuando se cierra la incisión cutánea y antes de sacar al paciente del quirófano, todos los profesionales que han intervenido revisarán la operación realizada y se verifica las gasas, compresas e instrumentos utilizados y se etiqueta todas las muestras biológicas obtenidas.

En este punto también se analizarán todos los problemas que hayan podido acontecer durante la operación. Después, se detallan y repasan los planes y acciones del postoperatorio y la recuperación.

El informe de verificación debe contener la firma del cirujano, anestesista y todos los enfermeros que han trabajado en quirófano. Esto es importante para ratificar el compromiso de todo el equipo con la seguridad del paciente quirúrgico.

seguridad-paciente-quirurgico

Eventos adversos en quirófano

Es posible que durante una intervención quirúrgica el paciente sufra un evento adverso, los cuales se pueden definir como los accidentes inesperados derivados de la asistencia sanitaria quirúrgica.

Estos eventos pueden ser leves, como por ejemplo una lesión, incapacidad o progresión de la estancia en quirófano, o graves, como la defunción del paciente.

Según el análisis exhaustivo que publicaron el Instituto ECRI y el ISMP, los eventos adversos más comunes que se producen en cirugía son:

  • Complicaciones durante la intervención.
  • Preparación errónea del paciente o del quirófano.
  • Material quirúrgico retenido.
  • Contaminación de cualquier objeto que intervenga en el proceso.
  • Fallo de dispositivos médicos.
  • Cirugía errónea.

Tras esta categorización se concluye que la mayoría de los eventos adversos son causados por problemas de comunicación, una falta de enfoque en el equipo, priorización errónea de los procesos y una ausencia de predisposición a la mejora entre el equipo de profesionales.

seguridad-paciente-quirurgico

La aplicación de medidas preventivas

De cualquier forma, es fundamental que durante la intervención quirúrgica todos los profesionales trabajen en vista a mejorar y preservar la seguridad del paciente en quirófano para intentar reducir lo máximo posible el número de eventos adversos en cirugía. Para alcanzar este objetivo, se aplican medidas preventivas para mejorar la seguridad de las personas que van a ser intervenidas quirúrgicamente.

Estas líneas de actuación sirven para establecer la seguridad del paciente como patrón central de la asistencia sanitaria. Es decir, todo se dirige a poner en el centro de estas intervenciones la seguridad del paciente en quirófano para evitar que se produzcan eventos adversos en cirugía.

Alguna de las recomendaciones que derivan de esta técnicas preventivas son:

  • Aplicación de prácticas seguras. A través de la formación de profesionales, detección precoz de riesgos en cirugía, el análisis de aquellos casos donde se han producido eventos adversos y la comunicación eficiente con el paciente para que estos tengan mayor conocimiento sobre su propia seguridad en quirófano.
  • Implementar un enfoque consistente. Mediante la aplicación, por ejemplo, de protocolos en quirófano y conseguir liderazgo, investigación y herramientas para mejorar la seguridad de los pacientes quirúrgicos.
  • Establecer patrones de mejora gubernamentales. El objetivo es estandarizar técnicas que velen por la seguridad de los pacientes en los centros sanitarios. Se recomienda que estos patrones sean promovidos por gobiernos, organizaciones así como por sociedades científicas y profesionales.
  • Optimizar la identificación de problemas de seguridad. Consiste en saber detectar errores para evitar que sucedan otra vez y aprender así de estos eventos adversos durante la intervención.

Estas recomendaciones no son pautas perfectas, por lo que su aplicación minimiza el número de eventos adversos en quirófano, pero no los elimina completamente. Esto se debe a la complejidad del sistema sanitario, por ello, el objetivo debe ser aplicar protocolos de actuación que mejoren la seguridad del paciente y detectar con antelación los errores o riesgos en intervenciones quirúrgicas.

El Máster en Seguridad del Paciente online de UNIR es la formación más completa para formar a los futuros profesionales que se quieran especializar en este área y brindar una óptima atención al paciente quirúrgico. Además, esta titulación enseña cómo implementar estrategias de calidad asistencial, gestionar riesgos clínicos y minimizar eventos adversos durante la intervención quirúrgica.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    La importancia de la ecografía para detectar o descartar problemas en nuestro interior

    Es una técnica de análisis y diagnóstico que emplea ultrasonidos para crear imágenes de órganos, estructuras y tejidos. Es rápida y sencilla, y resulta clave en la calidad de atención al paciente, y para acortar tiempos y gastos, especialmente en el aparato digestivo y urinario.

    Las funciones de un psicólogo militar

    El psicólogo militar es el profesional encargado de ayudar a los militares a que logren una mejor adaptación al trabajo. Además, brinda su apoyo para mantener un nivel de bienestar óptimo dentro de las Fuerzas Armadas.

    Maribel Rodríguez, experta en logoterapia: “Buscamos hacer más humanas a las personas”

    En un mundo frenético y caótico que parece deshumanizarnos, la búsqueda de un sentido a la vida resulta fundamental para alcanzar o mantener un mínimo de equilibrio psicológico que con la logoterapia se puede cultivar.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado

    5355140