Miércoles, 04 julio 2018

¿Son realmente eficaces los sistemas de gestión?

Muchas veces nos hemos planteado si los sistemas de gestión de calidad, medio ambiente o seguridad son realmente efectivos y hasta qué punto esto no es sino un negocio que hace que la rueda siga girando. Lo cierto es que hay poco estudios, especialmente en el área de seguridad y salud, que prueben o demuestren que la implantación de un Sistema de Gestión es realmente efectiva.

De hecho es Daniel Podgorski (Podgorski 2015) en “Measuring operational performance of OSH management system – A demonstration of AHP-based selection of leading Key performance indicators” nos dice que se han desarrollado e implantado numerosos Sistemas de Gestión a nivel mundial y no se ha conseguido demostrar de forma concluyente su efectividad de cara a reducir el número de accidentes.

Esto contradice la teoría de Patrick Hudson, que en 2007 en su estudio “Implementing safety culture in a major multinational” estableció la hipótesis que la reducción de la siniestralidad se producía en 3 oleadas:

Sistemas de gestión

1 – Tecnología: la utilización de nuevas tecnologías, equipos de trabajo y elementos auxiliares a la producción origina una disminución de los accidentes al crear un entorno de trabajo más seguro.

2 –  Sistemas: la implantación de sistemas integrados de gestión reduce de forma significativa la siniestralidad.

3 – Cultura: la modificación de aspectos conductuales, tales como el liderazgo, comportamiento, compromiso, autocuidado, consiguen una reducción del número de accidentes

Así pues sólo nos quedaba comprobar si la hipótesis de Hudson era realmente válida o no. La respuesta es clara y contundente; Hudson tenía razón. En un estudio publicado por Tarín y Galera en “Sistema de Gestión de la SST y accidentes de trabajo en la construcción: evidencia empírica de 23 millones de horas de trabajo en Argentina, Chile, Perú, México y Florida (EEUU)” nos presentan un estudio de campo que realizado en 5 países (Argentina, Chile, México, EEUU en el estado de Florida y Perú), donde se engloba a más de 200 proyectos de una multinacional del sector de la construcción,  con más de 20 millones de horas trabajadas para un periodo comprendido entre los años 2009 y 2012. Los resultados que presentaron obtenidos se pueden resumir como sigue:

1 – Una vez implantado un Sistema de Gestión se produce un descenso del número de accidentes así como de los índices de siniestralidad.

2 – Los accidentes leves, con un periodo de baja inferior a 45 días, tienden a desaparecer

3 – Los accidentes graves y mortales, siguen una distribución de Poisson, por lo que se puede afirmar, que una vez implantado el Sistema de Gestión, los accidentes graves y mortales presentan un carácter aleatorio.

¿Significa esto último que hagamos lo que hagamos seguiremos teniendo accidentes mortales? La respuesta es, evidentemente, no.  Si tomamos como referencia la pirámide de Bird tendremos que por cada 600 incidentes tenemos un accidente mortal. Si reducimos la base de la pirámide tendremos una reducción del número de accidentes graves y mortales aunque estos últimos seguirán una distribución de Poisson. Es decir minimizamos la cúspide de la pirámide.

Sistemas de gestión

¿Cuál es la base científica de esta reducción del número de accidentes?

La respuesta hay que buscarla en la teoría de realimentación de sistemas. Un Sistema de Gestión se comporta como una “caja negra” que recibe múltiples entradas y múltiples salidas. Una de las salidas es la siniestralidad; en función de cómo actuemos tendremos una reducción de la siniestralidad más o menos rápida. Es decir en función de cuan estrictos seamos en la aplicación del Sistema, alcanzaremos antes o después nuestro régimen transitorio representando este el número de accidentes que tendremos en el futuro.

Sistemas de gestión

En las últimas semanas hemos visto accidentes que por posibles fallos en los procesos de producción han costado la vida a trabajadores. Accidentes que sin duda tienen que ver con el control y la planificación del proceso productivo. ¿Se podrían haber evitado? A día de hoy no lo sabemos, ya que están en proceso de investigación. Lo que sí sabemos es que los Sistemas de Gestión ayudan a controlar los procesos y a poner orden en el reino de la improvisación en el que tan frecuentemente habitamos.

¿Hasta cuándo España seguirá siendo diferente? En la gran mayoría de las empresas de los países anglosajones existe la figura del System Manager, siendo este no solo responsable de seguridad, calidad y medio ambiente, sino de todos los sistemas de gestión de la empresa, dado que son conscientes de la importancia y beneficios de implantar un Sistema de Gestión. Sin duda, tal y como dijo Hudson, hay más factores que afectan a la siniestralidad pero debemos de ser conscientes que un Sistema de Gestión no es sino la identidad cultural de una empresa, donde se trasmiten unos valores más allá del propio interés individual de cada trabajador.

Lo que se trasmite con los Sistema de Gestión no es sino la llamada Cultura Empresarial. Tal y como dijo Antoine de Saint-Exupéry: “No se trata sólo de prever el futuro, sino de hacerlo posible”, así que recuerda que “los sistemas de gestión funcionan”.