Miércoles, 30 octubre 2019

Las instituciones financieras de España ya son el blanco principal de los ciberataques en Europa

Un informe reciente de Bruegel, reconocido think tank europeo especializado en economía, vuelve a encender las alarmas sobre un tema que preocupa a los organismos de seguridad españoles. Las instituciones financieras de nuestro país se sitúan en la primera línea de ciberataques de la UE.

Así lo destaca el estudio, que fue recogido por el diario La Información semanas atrás. En un amplio artículo, el portal digital destaca algunos de los puntos más importantes de la investigación de Bruegel, firmada por Maria Demertzis y Guntram Wolff.

El documento deja en claro que la proliferación de riesgos cibernéticos desafía cada vez más a la UE. Su talón de Aquiles es la fragmentación del sistema de seguridad del bloque, descentralizado principalmente a la hora de proteger instituciones financieras.

Ese agujero es aprovechado por bandas criminales de piratas informáticos, cuya sofisticación progresa a escalas descomunales. En UNIR Revista venimos señalando, mediante diversos artículos, lo que acontece en materia de (in)seguridad informática.  También, de la necesidad urgente que muestran los organismos del Estado y las grandes empresas privadas por encontrar en el mercado profesionales realmente capacitados para combatir el ciberdelito.

Los ataques informáticos, en cifras

Vale la pena repasar algunos datos elaborados por instituciones públicas y prestigiosas consultoras de seguridad privadas para comprender la dimensión real del problema:

–España sufrió el pasado año 102 ciberataques considerados “muy peligrosos” (cifras difundidas por el Centro Nacional de Inteligencia, -CNI-).

–De media, se produce uno cada tres días (datos del CNI).

–El 76% de las empresas españolas ha sufrido un ciberataque en los últimos seis meses, en diverso grado (estudio de Deloitte).

–Las agresiones ‘críticas’ -una escala menor a las ‘muy peligrosas’, pero no menos preocupantes- son tres al día (registros del Centro Criptológico Nacional).

–En un año se registraron 38.000 incidentes vinculados a ciberataques en España (Ministerio del Interior).

–Esto supone un incremento del 43% de hechos respecto al año anterior (Ministerio del Interior.

–Durante 2018 hubo 55 cibertaques a páginas web de organismos públicos o partidos políticos por parte de hackers afines al procés independentista desde servidores ubicados fuera de España (informe de CNN).

–En solo siete años, las denuncias por ciberataques han pasado de las poco más de 21.000 a casi 90.000 (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado -CITCO-).

Miles de puestos de trabajo por cubrir

En este contexto, no sorprende que los perfiles más capacitados en el sector de la seguridad informática sean muy codiciados por el mercado. Estas cifras respaldan una tendencia sostenida, que se acrecentará en los próximos años:

–En Europa faltarán 350.000 profesionales en el campo de la ciberseguridad de aquí a 2022, según el informe ‘Global Information Security Workforce’.

–A nivel global, la fuerte demanda generará 1,5 millones de puestos de trabajo por cubrir en los próximos cinco años, según el citado documento.

–El 30% de las compañías españolas admite que deberán destinar más recursos y contratar personal cualificado para prevenir ciberataques, ya que aún no están preparadas como deberían para hacer frente al hackeo de sus sistemas.

–La seguridad informática ya es una sólida oportunidad de negocio en el país. Ha crecido en los últimos años un 12% por encima de la media europea.

Un experto del tema, Ricardo Cañizares, quien es director de consultoría de Eulen Seguridad, advirtió en UNIR Revista que “la empleabilidad del sector es total. Una persona que tiene formación en ciberseguridad encuentra trabajo inmediatamente”.

Claro que los desafíos no son menores. La adecuada formación de profesionales se torna imprescindible. La experiencia, además, es sumamente valorada. Por estos motivos, aquellos que quieran enfocar o reperfilar su carrera profesional al sector de la ciberseguridad, se encuentran en el momento más idóneo para hacerlo. Las salidas profesionales que ofrece este ámbito son muy variadas: desde administradores de sistemas, desarrolladores de apps, pasando por analistas de seguridad y hackers éticos, entre otros.

Un especialista formado, como los que cursan el Máster en Ciberseguridad Informática online de UNIR, además conoce a fondo la innovación tecnológica, la gestión y la legislación (incluyendo la prevención de los ataques a la privacidad como la que contempla el nuevo Reglamento de Protección de Datos). De este modo, sus perspectivas laborales serán mayores.