Lunes, 18 mayo 2020

ISO 14001: ¿en qué consiste esta norma?

El cambio climático y cuidado del medioambiente es una de las mayores preocupaciones de la sociedad en los últimos años. Las empresas no pueden ser ajenas a ello y, por eso, deben implementar una serie de medidas para que su actividad sea —en la medida de lo posible— lo más sostenible posible. ¿Sabes en qué consiste la norma ISO 14001? En UNIR abordamos en qué consiste esta normativa ambiental, qué evalúa y cómo obtener la certificación.

Para demostrar el compromiso con el medioambiente de las empresas hay una serie de normas ISO (International Organization for Standardization) entre las que destaca la ISO 14001. Esta norma (ISO verde) es una de las más importantes de la serie 14000, ya que establece los elementos del Sistema de Gestión Ambiental (SGMA) exigido a las organizaciones que desean certificarse. Esta norma se centra en el cuidado del medioambiente y la sostenibilidad.

Para poner en práctica la Política Ambiental es necesario incluir las exigencias impuestas por la Administración, los clientes y la sociedad en general en esta materia.

 

 

¿Cómo implantar un Sistema de Gestión Medioambiental?

Para implantar un Sistema de Gestión Medioambiental o SGMA basado en la norma ISO 14001, el primer paso que la compañía debe dar es el de crear un Plan de Manejo Ambiental en el que se incluirán: objetivos, metas ambientales, procedimientos, responsabilidades, actividades y un sistema de control para cualquier cambio y avance que se produzca en la organización.

Implementar un SGMA es el procedimiento adecuado para demostrar la responsabilidad de una empresa y el buen trato con el medioambiente. Para ello hay que cumplir lo siguiente:

  • – Definir una estructura organizada del Sistema de Gestión Ambiental que determine de forma clara y concisa las funciones y responsabilidades relacionadas con el medioambiente.
  • – Desarrollar un cuerpo normativo que recoja los procedimientos relativos al SGMA implementados en la organización.
  • – Asignar los recursos humanos y materiales necesarios para alcanzar los objetivos y metas impuestos.
  • – Planificar todas las actividades y mejoras desarrollando políticas ambientales.

 

 

Ventajas de su implantación

Las principales ventajas de implantar un SGMA son de dos tipos:

  • – Ventajas ambientales: reduce los impactos ambientales negativos de la actividad y optimiza la gestión de residuos y de recursos. La aplicación de esta norma desarrolla un sistema de producción altamente sostenible, reconocido internacionalmente y respetuoso con el entorno natural.
  • – Ventajas económicas: la compañía reduce los costes relacionados con la gestión de los residuos, así como los riesgos y sanciones. Esto posibilita un mayor acceso a subvenciones y a otras líneas de financiación.

¿Cómo obtener la certificación ISO 14001?

Para poder obtener la certificación en la ISO 14001 se deben seguir los siguientes pasos:

  • 1. Evaluación preliminar: las entidades certificadoras comprueban la forma de trabajar, mecanismos y objetivos, de las organizaciones y el cumplimiento de los requisitos de la norma.
  • 2. Revisión de la documentación: se comprueban todos los documentos del Sistema de Gestión Ambiental.
  • 3. Evaluación inicial: visita al centro para asegurar que está todo preparado y listo para realizar la evaluación.
  • 4. Evaluación principal: se permite a la organización realizar los cambios necesarios que han sido detectados en la evaluación preliminar.
  • 5. Certificación: si la entidad certificadora realiza una evaluación favorable en la visita inicial, emite el certificado a la empresa y, además, lo notifica al organismo nacional que hace la supervisión del estándar ISO 14001.
  • 6. Vigilancia: la organización es revisada cada cierto tiempo por parte del organismo de certificación.

 

 

Requisitos para obtener la certificación

Los requisitos que deben cumplir las empresas u organizaciones para obtener la certificación (la hará una certificadora externa) son:

  • – Cumplir todos los requisitos (legales, procedimentales…) de la norma.
  • – Lograr los objetivos que se han marcado.
  • – Realizar y garantizar la puesta en marcha de acciones correctivas.
  • – Modificar los procedimientos cuando se detecta que no son apropiados.
  • – Identificar los problemas que tiene en la compañía en materia medioambiental.
  • – Descubrir las áreas de mejora.

Los costes asociados a conseguir la certificación en la ISO 14001 son los relacionados con el proyecto de implantación del Sistema de Gestión Medioambiental y a la propia certificación, ya que conlleva la utilización de recursos internos y externos, es decir, servicios de consultoría y servicios de certificación.

Que una empresa esté certificada en la ISO 14001 redundará en una mejora de su reputación e imagen y, por lo tanto, en sus posibilidades de negocio.