Miércoles, 15 julio 2020

Horizonte Europa: ¿por qué estudiar proyectos tecnológicos?

Invertir en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i). Esta es la principal premisa de la Comisión Europea de cara a superar la crisis que está generando la pandemia por coronavirus en la UE. Para lograrlo, quiere incrementar su presupuesto en su programa estrella “Horizonte Europa” hasta los 94.400 millones de euros entre 2021 y 2027. Una apuesta económica donde el desarrollo de nuevos proyectos tecnológicos liderará la recuperación gracias al 5G, el blockchain, la inteligencia artificial, el IoT, la realidad virtual o la robótica.

Convertirte en un experto en la gestión de estos procesos será un valor seguro para encontrar trabajo. Según calcula la CE, se espera que este plan, como el anterior, el “Horizonte 2020”, genere hasta 2030 alrededor de 179.000 puestos de trabajo que incrementen entre 400.000 y 600.000 millones de euros el PIB europeo.

Misiones ‘Horizonte Europa’

Sin duda, los próximos 7 años serán decisivos a la hora de diferenciarse dentro del mercado europeo. Saber hacia dónde hay que redirigir las fuerzas y la investigación marcará un camino más nítido a quienes se lancen a desarrollar proyectos tecnológicos.

 

Por ello, Bruselas ha marcado 5 puntos donde debemos depositar nuestra atención a la hora de diseñar nuevos proyectos. Son las consideradas misiones del “Horizonte Europa” y abarcan áreas estratégicas como la sanidad, el cambio climático y la movilidad, la digitalización de la industria y el espacio, así como el apoyo a la creación de empresas:

– La conquista del cáncer: conseguir más de 3 millones de personas curadas para 2030 en toda Europa.

– Estar preparados para los efectos del cambio climático: acelerar la transición hacia un futuro más saludable y próspero.

– Regenerar nuestros océanos y aguas: restablecer ecosistemas y hábitats dañados, y favorecer la descontaminación para solucionar los problemas de abastecimiento.

– Alcanzar las 100 ciudades climáticamente neutrales: convertir estas poblaciones en smart cities dispuestas a la experimentación y la innovación dentro de un entorno de economía circular para su desarrollo sostenible.

– Lograr un 75% de campos en buen estado: que nos provean de recursos esenciales como es el alimento.

Como podéis comprobar, la gran parte del presupuesto tiene como reto mejorar la situación ante el cambio climático para que nuestro futuro sea más limpio y saludable. Por ello, encaminar tus estudios hacia proyectos tecnológicos que busquen trabajar en esta línea será todo un acierto.

Sé un ingeniero: busca soluciones

La filosofía de todo aquel que ha estudiado o trabajado en un entorno tecnológico es la de afrontar un problema grande dividiéndolo en partes más pequeñas para lograr así una mejor respuesta. Antes de que el mundo se enfrentara a una pandemia, el futuro en el mercado de los proyectos tecnológicos pintaba de lo más prometedor, pero la revolución 4.0 tendrá que tomárselo con más tranquilidad.

 

Ahora es tiempo de repensar. Por ello, valoramos esta situación con Francisco Machío Regidor, director del Máster Universitario en Diseño y Gestión de Proyectos Tecnológicos de UNIR: “Si nos abstenemos de pensar en la influencia de la pandemia, nuestra expectativa es el programa ‘Horizonte Europa’, que debería ponerse en marcha en 2021, pero dada la situación en la que nos encontramos, todas estas iniciativas puede que no lleguen a tener el mismo empuje de primeras, aunque lograrán recuperarlo pronto. Este plan será una herramienta fortalecedora del progreso económico dentro de Europa. Debemos aprovechar la oportunidad que ofrecen las tecnologías disruptivas como la robótica, IoT o la inteligencia artificial para afrontar los retos de automatización y digitalización de las empresas y de la sociedad en general”.

¿Y España, en qué punto se encuentra en esta carrera? Machío no quiere ser pesimista: “No tengo complejos en ese sentido. Somos tan buenos y capaces como cualquier país de nuestro entorno. Contamos con unas características de creatividad, de empuje y de capacidad de trabajo que dan valor a nuestras posibilidades respecto a otros países. Y en situaciones de incertidumbre como la actual se abren oportunidades, así que será cuestión de aprovecharlas para remontar nuestra economía dentro de Europa y con Europa”.

¿Por qué elegir UNIR para estudiar sobre proyectos tecnológicos?

Para poder entender mejor de qué manera nos puede ayudar el estudio de este máster dentro de UNIR, le preguntamos a su director cuáles son para él las principales razones:

1. Máster oficial y homologable en la UE

En 2017, pasó de forma favorable el informe de la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación), que certifica la calidad del título que vas a cursar. Además, su condición de oficial posibilita el acceso a un plan de doctorado.

2. Orientación hacia el ejercicio de la profesión

Contiene asignaturas vinculadas al diseño, desarrollo y gestión de proyectos tecnológicos con un enfoque marcado por las recomendaciones del Product Management Institute (PMI). El programa incorpora asignaturas que favorecen tus habilidades directivas y de negociación, para que seas capaz de gestionar con confianza un trabajo en diferentes situaciones, como pueden ser equipos distribuidos. Además, el máster te ayudará a analizar y valorar programas de financiación públicos y privados con los que hacer realidad tu proyecto.

 

3. Metodología STEAM

Desarrolla capacidades relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las artes y las matemáticas. Sé capaz de innovar, de generar una idea, de elaborar propuestas y lograr gestionar equipos para que sean ellos mismos quienes lleven a cabo estos procesos creativos para la resolución de problemas.

4. Gana posiciones en tu trabajo

El 70% de nuestros alumnos está en activo y, según la experiencia previa de ediciones anteriores, han logrado mejorar sustancialmente su situación laboral. Atender a las clases de este máster permite a muchos de ellos revisar conceptos para abordar los problemas desde una perspectiva distinta.

5. Aprende a usar metodologías ágiles

En un entorno cambiante y globalizado, metodologías como SCRUM o LEAN ayudan a incorporar las modificaciones que el cliente quiere establecer dentro de un proyecto de una manera rápida. Además, proporcionan una mayor versatilidad en el desarrollo de proyectos. ¿Son aplicables a todos? Probablemente no, pero tener una visión amplia de las distintas metodologías va a capacitar a los alumnos a elegir la mejor en cada caso.