Miércoles, 18 julio 2018

Existen más puestos de trabajo en el sector de Ciberseguridad que profesionales formados

El crecimiento de los ciberdelitos y la sofisticación de las técnicas para cometerlos ha convertido a la seguridad informática en uno de los flancos más vulnerables de la sociedad. De forma que es prioritaria la necesidad de contar con especialistas bien formados.

En 2017 se batió en España el record en ataques por internet (más de 120.000, según el Instituto Nacional de Ciberseguridad)

“La seguridad informática es una prioridad nacional, las cifras publicadas, la punta del iceberg, ponen de manifiesto la magnitud del problema” subraya Ricardo Cañizares, director de consultoría de Eulen Seguridad y profesor del Máster en Ciberseguridad Informática online de UNIR.

El principal objetivo de los ataques son los emails (43%), las redes sociales (39%), y cuentas bancarias y de tiendas online (20%).

El email es la vía más común para burlar la seguridad. Para hacer frente a esa amenaza es preciso que la sociedad “tome conciencia” de ella explica Cristina Merino, coordinadora de consultoría de Eulen y profesora del Máster en Ciberseguridad Informática online.

Algunas medidas elementales son evitar el uso de contraseñas débiles; no conectarse a redes wifi libres; actualizar los sistemas operativos; no conectar al ordenador dispositivos extraíbles de los que no conocemos la procedencia etc.

Las técnicas de los ciberdelincuentes son cada vez más sofisticadas

Sin embargo, las técnicas de los ciberdelincuentes son cada vez más sofisticadas. Por ejemplo, los llamados ransomware que secuestran un ordenador y piden un rescate para que el usuario pueda recuperar la clave de cifrado; o los malware (o software maliciosos) sin fichero, que los sistemas de protección tradicionales no son capaces de detectar.

Tan graves son las amenazas y tantos los delitos (desde el phising –o suplantación de identidad- al carding –o uso no autorizado de la tarjeta de crédito) que “la demanda de profesionales supera con creces la oferta” señala Cañizares.

La seguridad informática se ha convertido en una oportunidad de negocio. Sólo en España el sector ha crecido en los últimos años un 12% por encima de la media europea.

Cañizares: No conozco ningún especialista en ciberseguridad que esté en el paro

“La empleabilidad es total” afirma Ricardo Cañizares, “no conozco ningún especialista en ciberseguridad que esté en el paro. Una persona que tiene formación en ciberseguridad, aunque no tenga experiencia, encuentra trabajo inmediatamente”.

La dificultad es, justamente, formarlos. “Formar a un profesional lleva tiempo, pero además es necesaria la experiencia, si buscamos un profesional con 8 años de experiencia, hay que esperar a que pasen 8 años, desde que lo formamos”.

Un especialista formado, como los que hacen el Máster  en Ciberseguridad Informática online de UNIR conoce a fondo la innovación tecnológica, pero también la gestión y la legislación (incluyendo la prevención de los ataques a la privacidad como la que contempla el Reglamento de Protección de Datos).

Un Máster eminentemente práctico

El Máster de UNIR tiene un carácter eminentemente práctico. Un claustro, compuesto por profesionales en activo, enseña al alumno a usar a las herramientas más vanguardistas para garantizar la seguridad de los sistemas (tales como Foca, HP Fortify, SandaS GRC o Kali Linux).

Con ellas, el alumno está capacitado para prevenir amenazas (análisis de vulnerabilidades y  reingeniería de malware…); analizar y gestionar riesgos; conocer los mecanismos criptográficos y diseñar políticas de prevención. El programa cuenta con la colaboración del Instituto Nacional de Ciberseguridad.

Tanto Cañizares como Merino recomiendan a quien quiera dedicarse a este campo, todavía virgen en muchos sentidos, que se forme, que empiece a trabajar, y que esté al día en innovación porque “’los malos’ lo están y atacan a cualquier hora”.