Viernes, 14 febrero 2020

El Registro de contaminantes en España, modelo de referencia para Ecuador y Colombia

La información pública sobre contaminación ambiental y el acceso libre a sus datos han pasado a tener gran relevancia en los países europeos. Desde la entrada en vigor del llamado (coloquialmente) Protocolo de Kiev, en 2009, España y lo países miembros de la UE ofrecen sus registros de emisiones de contaminantes al público en general.

En América Latina, por su parte, existe un creciente interés por desarrollar este tipo de registros. En países como Ecuador y Colombia se está aún en fase de desarrollo. Ecuador, en concreto, participó recientemente en un proyecto de la ONU, que terminó en diciembre de 2019, donde ya se han hecho pruebas piloto para implantar el registro.

Ecuador participó recientemente en un proyecto de la ONU, que terminó en diciembre de 2019, donde ya se han hecho pruebas piloto para implantar el registro.

En Colombia el registro está más avanzado, ya que el país se encuentra en un proceso de adhesión a la OCDE, para lo cual tienen que seguir una serie de recomendaciones de tipo medioambiental y entre ellas está la implantación total de esta información. Ya se han hecho avances en este sentido, existe un borrador sobre la legislación a desarrollar, el software a utilizar también está desarrollado y también se han realizado varios pilotos.

La importancia de este tipo de registros

Estos registros son muy importantes ya que no solo representan una herramienta clave sobre información ambiental para la sociedad, sino que sirven como fuentes indispensables para trazar políticas de estado en ese campo, para identificar y corregir problemas, y ser referentes para otros países, como los casos de Ecuador y Colombia mencionados anteriormente. Todos estos temas son abordados al detalle por los alumnos del Máster en Gestión Ambiental y Energética en las Organizaciones de UNIR.

¿Y cómo se sitúa España en cuanto a nivel de emisiones y otros contaminantes, en comparación con los países de su entorno? ¿Es en referente destacado para la implantación de diferentes Registros en países de América Latina? ¿Se están adoptando suficientes medidas para controlar el cambio climático? Para responder a estas y otras cuestiones, la siguiente es una entrevista que UNIR Revista ha mantenido con Iñigo De Vicente-Mingarro, Administrador del Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes, PRTR-España.

–¿Cómo nace el denominado PRTR-España y cuál es su principal aporte a la sociedad?

–El punto de partida es la Cumbre de la Tierra, celebrada en Río, en 1992. Allí se recomendó a todos los países a realizar la implantación y seguimiento -a nivel global-, de la información ambiental. Se aconsejó la creación de registros para que esta información estuviese disponible a todo el público. El objetivo era conocer qué tipo y cuántas sustancias contaminantes estaban llegando al medio.

Posteriormente, tuvo lugar una de las iniciativas -a nivel europeo- derivadas de aquella cumbre. El Convenio de Naciones Unidas para Europa, conocido como ‘Convenio de Aarhus’ (porque se firmó en esa ciudad danesa) regulaba el derecho al acceso a la contaminación ambiental para todos. En el marco de ese convenio se estableció lo que se conoce como el ‘Protocolo de los Registros de Emisiones y Transferencias de Contaminantes’. Ese protocolo, coloquialmente llamado de Kiev, o protocolo de PRTR, fue aprobado en 2003, aunque entró en vigor en 2009. De allí deriva la obligación por parte de España de tener su registro. Su nombre oficial es Registros Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes de España, y su acrónimo, PRTR-España.

No obstante, dentro de la UE, desde 2001, ya existía una iniciativa similar, que pedía a todos los estados miembros suministrar información en Europa sobre emisiones de contaminantes.

El Protocolo de Kiev estableció un primer instrumento legal en el ámbito internacional, donde se fijan unos criterios mínimos para el cumplimiento de estos registros.

–¿Qué diferencias hay entonces entre el Protocolo de Kiev y la legislación que ya había en Europa?

–La diferencia es que Kiev estableció una obligación directa, con nuevos requisitos y criterios, tanto para la UE como para otros países que firmaron parte del acuerdo. El Protocolo de Kiev estableció un primer instrumento legal en el ámbito internacional, donde se fijan unos criterios mínimos para el cumplimiento de estos requisitos. Además, aunque nace en el marco de Naciones Unidas para Europa, es abierto. Cualquier país del mundo que quiera adherirse, puede hacerlo. Su universalidad es una de las grandes ventajas. España, obviamente, se ajusta a lo establecido por la legislación europea, ya que existe el Registro de Emisiones y Transferencia de Residuos europeos, llamado Reglamento E-PRTR.

–¿Cómo se sitúa nuestro país en cuanto a nivel de emisiones y otros contaminantes, respecto a países de nuestro en entorno?

–A la hora de hablar de estadísticas y realizar comparativas, hay que ser muy cauteloso. Debemos tener en cuenta que el Registro de España y los demás recogen la información de contaminación que llega al medio. Uno de los grandes objetivos de este tipo de registros es captar el 90% (aproximado) de la contaminación que se supone está relacionada con los grandes sectores industriales.

Descenso de contaminantes

–¿Pero la emisión de contaminantes va en aumento en España, o está descendiendo?

–Si se tiene en cuenta la evolución de las emisiones de los principales contaminantes (desde 2007 a la actualidad), como CO2, óxidos de azufre o partículas -por citar algunos-, se observa en nuestro país una tendencia a la baja. Esto obedece a diversos motivos. En algunos casos, el descenso es más pronunciado. Por ejemplo, en cuanto a las emisiones de óxido de azufre, se observa una tendencia a la baja muy significativa: hablamos de una media del 50%. No obstante, en otros casos de sustancias se ha estabilizado el nivel de contaminación. Pero sí hay una tendencia general es a la baja. De todas formas, recomiendo consultar la página pública http://prtr-es.es/. En el apartado de “series cronológicas” se puede observar la comparativa por sustancias, emisiones, etcétera.

regis1

–¿Por qué ocurre ese descenso del azufre y otros contaminantes?

–Muchos sectores industriales en estos años han adoptado medidas oportunas, y están aplicando procesos de renovación tecnológica y técnicas muy importantes. España mantiene niveles similares a países de su entorno, como Francia o Alemania. En líneas generales, presentamos una tendencia a la baja respecto también los óxidos de nitrógeno, CO2… No obstante, es verdad que -en determinados casos-, como las emisiones de nitrógeno, nos cuesta más reducirlas. En este apartado tenemos niveles similares a los de Italia y Portugal, pero eso obedece también a causas climatológicas concretas y a las latitudes donde nos encontramos.

–¿Cuál es el grado de cumplimiento de las empresas a la normativa PRTR-España?

–En el caso español, prácticamente es del 100%. Y en el marco europeo, casi la totalidad de las instalaciones que deben reportar este tipo de situación a los diversos registros, de manera anual, lo hacen.

–¿Cómo es el protocolo que siguen los organismos y administraciones para controlar el cumplimiento de la legislación vigente?

–Tanto en la legislación española como la europea, las obligaciones están claras sobre lo que se debe informar, y cuándo hacerlo. En España hay una legislación estatal, pero las autoridades competentes en los temas ambientales básicamente son las comunidades autónomas, que supervisan el cumplimiento del proceso. El protocolo es el siguiente: los titulares de los complejos industriales realizan un reporte. Posteriormente, hay comunidades autónomas que validan ese reporte, y después vuelcan los datos en una plataforma preparada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.  En otras comunidades, los complejos pueden volcar directamente la información en la plataforma.

Ayuda y asesoramiento

–¿Quién se encarga, dentro de las empresas implicadas por el E-PRTR, de notificar la información, personal técnico contratado en plantilla o se suele derivar a consultoras externas?

Hay laboratorios acreditados por la Administración que realizan también este tipo de controles para que las empresas cumplan con sus obligaciones.

–Hay laboratorios acreditados por la Administración que realizan también este tipo de controles. Pero siempre la responsable es la empresa, y depende de cada una si quiere solicitar este tipo de asesoramiento. Todo depende de la organización interna de la empresa.

–¿Cómo es la relación entre las Administraciones y las empresas obligadas a notifica?  ¿Ayudan y les asesoran?

–Hay una particularidad notoria en el caso español: la mitad de los complejos que deben reportar su información a los registros son granjas de ganado porcino y avícola. El sector de cría intensiva de ganado porcino es muy grande. De los más de 8.000 centros industriales que tienen que reportar al registro, la mitad son granjas. Son entidades de volumen pequeño. En mucho de los casos tienen apoyo directo de la propia Comunidad para elaborar y brindar sus datos (es el caso de Aragón, por ejemplo, que les ayuda mucho). Otros complejos acuden a consultoras, asociaciones agrarias, o entidades más grandes que las nuclean para cumplir con esta obligación. Pero, en general, la relación entre Administraciones y empresas es normal o buena.

–¿Qué papel juega España en la implantación de diferentes Registros de Emisiones y Fuentes Contaminantes en países de América Latina, como Ecuador, Perú, Colombia o México?

–La página de nuestro registro es uno de los más consultadas del mundo en este campo. Tiene más de 200.000 visitas mensuales. Los principales ciudadanos y organismos que entran en la página son norteamericanos, chinos y rusos. Creo que uno de los motivos es que está bien desglosada, y que presenta una estadística clara.

Además, especialmente, somos un referente para los países latinoamericanos. España asiste de manera frecuente en el asesoramiento para naciones como Ecuador, Colombia, Honduras… También lo hacemos a través de conferencias periódicas, convenios con organismos públicos, etcétera. Incluso las universidades utilizan mucho la información existente en nuestra página, para realizar tesis e investigaciones. No solo las nacionales, sino también del ámbito internacional.

–¿Se espera alguna evolución del registro E-PRTR en los próximos años?

–Siempre está en permanente evolución, buscando las formas de modificar pautas desde el punto de vista normativo, y también de añadir y cambiar cosas.

–¿Finalmente, respecto al cambio climático, se están tomando suficientes medidas? ¿Diría usted que el cambio climático de origen antropogénico es una realidad?

–España hace sus deberes, desde el punto de vista legal, para luchar contra el cambio climático. Pero considero que la actividad antropogénica no solo es la causa de una mayor contaminación del medio ambiente, Algunos dicen que sí, que es la actividad exclusivamente propiciada por el Hombre la que está impulsando el cambio climático. Pero, en mi opinión, este no es solo el causante. Hay otros factores muy importantes, como características climáticas, por ejemplo, que también influyen de manera determinante. El clima viene cambiando desde el origen de la Tierra, y esto nadie lo puede negar.