Solicita información

Noticias de Artes y Humanidades

El pudor como factor distintivo del ser humano

La persona se viste para proteger su intimidad. El vestido contribuye a saber quién soy, a identificarme como persona. Allí donde desaparece el misterio a favor de la total exposición y de la plena desnudez, comienza la pornografía. El filósofo coreano Byung-Chul Han apunta que antiguamente el mundo era considerado como un teatro, un lugar para expresar sentimientos objetivos que eran representados y no expuestos. Pero hoy, el mundo ya no es ningún teatro en el que se representen y lean acciones y sentimientos, sino un mercado en el que se exponen, venden y consumen intimidades. El teatro es un lugar de representación, mientras que el mercado es un lugar de exposición. 

ForScore, el fin del papel en los escenarios

De la mano de la generalización del uso de las tablets, el uso de aplicaciones para la lectura y edición de partituras es ahora una práctica totalmente generalizada. ForScore es una de las más flexibles, cubriendo las necesidades de los usuarios tanto en los ensayos como en el momento de la interpretación.

"Conócete a ti mismo". Un parón reflexivo

Con este video me presento y comunico a los universitarios de UNIR que abro un blog en el área de Humanidades de UNIR Revista en el que abordaré cuestiones que me parecen sumamente relevantes para nuestra vida: la felicidad, el amor, la muerte, la familia, Dios, el sufrimiento... Además del vídeo de presentación, aprovecho ya para reflexionar brevemente sobre el famoso Conócete a ti mismo, el axioma sobre el dintel de la puerta de entrada al templo de Apolo en Delfos (Grecia) que nos servirá también de punto de partida para entablar una conversación.

Debussy y Tristán

Como no podía ser de otra manera a causa del entorno, Debussy se vio envuelto en la espiral de wagnerismo en su etapa de formación y, en sus comienzos como compositor, se vio fascinado por la profundidad de la música del maestro de Bayreuth. A pesar de la virulencia con que Debussy criticó posteriormente la música alemana, las alusiones a la música wagneriana son constantes y, especialmente, al “acorde de Tristán”, ya sea en forma de parodia, de cita o de verdadera filiación simbólica con el fragmento original.

El acorde de Tristán

La ópera Tristán e Isolda, compuesta por Wagner, financiada por Luis II de Baviera y dirigida por Hans von Bülow –con una problemática relación personal entre ellos–, se estrenó en Munich el 10 de junio de 1865. Entre sus múltiples innovaciones musicales –sistema de leitmotives, melodía infinita, componente cromático en la armonía, escenografía, libreto, etc.– sobresale sin duda las que conciernen al llamado “acorde de Tristán”, que abre la obra y constituye una de las mayores novedades musicales en la segunda mitad del siglo XIX.

Los secretos de la Fantasía de Schumann

En pocos días, la Fantasía de Schumann, cuya primera versión fue compuesta en el verano de 1836, cumplirá 180 años. Aunque no fue publicada hasta 1839 como parte de las obras dedicadas al homenaje a Beethoven que Liszt impulsó en Bonn –y que no se inauguraría hasta 1845 por falta de financiación– la Fantasía Op. 17 surgió en el “horrible verano de 1836” (Geck, 2014) en que Friedrich Wieck, el antiguo profesor de piano de Schumann, le prohibió terminantemente visitarlos, a él y a su hija Clara, de quien el autor estaba perdidamente enamorado. ¿Cuál es el secreto que la Fantasía de Schumann esconde? Consiste en un intrincado laberinto de mensajes cifrados y alusiones musicales.

La sección áurea en la música anterior a 1900

La proporción áurea es un fenómeno que parte de la propia naturaleza y que, representado por una ecuación algebraica, se muestra como un segmento dividido en dos partes desiguales cuyo punto de encuentro radica en el número 1,618. El segmento grande se denomina con la letra griega phi y el pequeño, con la letra griega psi; en porcentaje, ambas partes se pueden calcular como un 62% y un 38%, respectivamente. En la música anterior a 1900, ¿existe la proporción áurea? ¿su uso era deliberado, como en el siglo XX?

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

Tutor personal

En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.