Select Page

Cómo el coaching empresarial impulsa el desarrollo del capital humano y el talento de la organización

Por María José Alaminos | Directora Corporativa RRHH en Bonnysa Agroalimentaria 19-03-2020

Para tener éxito debemos transformar nuestro paradigma de pensamiento, alimentar una mentalidad más positiva, mantener la serenidad y buscar nuevas vías de actuación ante los problemas. Y más, en momentos tan complejos como los actuales.

En momentos complejos como los que vivimos, el coaching puede hacer mucho por la organización y sus profesionales, ya que es una herramienta que impulsa el desarrollo del capital humano y del talento de la organización. Está plenamente enfocado a la acción eficaz y a optimizar el rendimiento con logros reales. Los beneficios se perciben desde la primera sesión, ya que los coaches trabajamos de forma individual y nos adaptamos totalmente a nuestra empresa cliente y mercado.

Reflexionemos sobre el siguiente planteamiento: puede ocurrir, por nuestra realidad actual donde los cambios organizativos son continuos, que el profesional quiera cambiar para dar servicio a lo que actualmente su compañía necesita. Sea consciente de su necesidad de cambio, así como de las circunstancias que han impulsado esta realidad en su organización, pero no sepa cómo hacerlo.

La adquisición de nuevas competencias personales o sociales puede suponer una barrera difícil de superar. Clic para tuitear

Que exista la necesidad no implica la capacidad por parte del personal de la organización. Adquirir nuevos conocimientos o competencias técnicas no es, generalmente, un factor determinante para que el profesional se bloquee ante un proceso de cambio pero la adquisición de nuevas competencias personales o sociales sí puede suponer una barrera difícil de superar.

Alto nivel de compromiso

Sin olvidar, que el cambio en sí mismo conlleva un alto nivel de compromiso para el personal de la organización, como seguridad en uno mismo, control emocional, flexibilidad y capacidad de adaptación a un nuevo entorno organizativo.

El cambio en sí mismo conlleva un alto nivel de compromiso.

Desde estas dos  vías surge la necesidad para la organización del apoyo del coaching empresarial que acompañe y guíe al profesional en el proceso de cambio. Es vital que todos los niveles de la organización hagan una buena gestión de este nuevo escenario empresarial desde el minuto uno para que el beneficio de la empresa no se vea mermado.

Para tener éxito tenemos que transformar nuestro paradigma de pensamiento, salir de la zona de confort, alimentar una mentalidad más positiva, mantener la serenidad, buscar nuevas vías de actuación ante problemas diferentes.

Utilizar la ayuda del coaching empresarial con el objetivo de motivar y de conservar el talento deviene en unos mejores resultados. Clic para tuitear

En este sentido es donde el coaching empresarial puede ayudar a los ejecutivos. Utilizar la ayuda de un coach con el objetivo de motivar y de conservar el talento, mejorar las relaciones profesionales y el clima en general, deviene en unos mejores resultados.  Los directivos son una parte muy importante del valor estratégico de la empresa y de su implicación y participación en ésta pende su progreso y conservación.

Ahora más que nunca deben invertir en el capital humano para ajustarse a estas nuevas circunstancias. El poder meditar y reflexionar sobre estrategia con un coach evita errores y repercute de forma positiva en toda la empresa.

El coaching empresarial invita a transformarse al profesional para tener la mejor versión de sí mismo en todo momento. Le reta a salir de la zona de confort y no conformarse con lo simplemente conocido.

El método GROW

Para hacer este cambio de una forma fiable uno de los modelos con más influencia, y de más corriente aplicación por sus excelentes resultados es el método GROW. A nivel ejecutivo está ampliamente implantada y contrastada.

El método GROW, a nivel ejecutivo, está ampliamente implantado y contrastado.

Esta metodología fue popularizada por John Whitmore, encargándose de difundirla por todo el mundo. GROW es un acrónimo que aborda diferentes etapas para profundizar en el proceso, además de su traducción por “crecer” en nuestro idioma que eso ya nos da pistas de la intención del modelo.

–“G” de Goal que significa meta. En coaching trabajamos la meta final, aunque de lo que nos encargamos a lo largo del proceso es de conseguir objetivos intermedios que nos acerquen ese propósito mayor.

–“R” de Realidad. Necesitamos ser realistas en la definición de los objetivos para no caer en la frustración y desmotivación. Es fundamental, además, averiguar en qué situación está uno en relación a eso que quiere conseguir, su “gap”, para tomar conciencia del camino que queda por recorrer.

–“O” de Opciones o las distintas alternativas y posibilidades para alcanzar el objetivo. Una de las cosas más potentes para un coach es romper con el bloqueo que le impide avanzar en su camino para su desarrollo.

–“W” como la Voluntad para actuar y avanzar. En esta fase se pinta el plan de acción de la manera más concreta posible, con hitos detallados y un plazo de tiempo acotado y concreto.

Es fundamental estar atento a lo que las empresas necesitarán y entender las nuevas tendencias en cuanto a talento laboral se refiere.

El coaching marca la diferencia, llevando el deseo a un plan de acción concreto.

Desear ser un profesional top y no quedarse desbancado es lógico e importante, pero, ¿cuántas personas conocemos que sólo se limitan a pensarlo sin hacer nada para ello? Sin duda, el deseo es una herramienta muy potente, pero no es suficiente. Ahí es donde el coaching empresarial marca la diferencia, llevando el deseo a un plan de acción concreto.

Es necesario invertir tiempo en actuar para lograr alcanzar la meta. Definir el objetivo, manejar diferentes opciones y conocer la realidad de la situación de forma concreta. El siguiente paso es poner en marcha las acciones necesarias que lleven hacia el éxito al trabajador, a través de un plan de acción bien diseñado y evaluar el compromiso del coaching empresarial para llevar a cabo las decisiones tomadas. Esa es la clave del éxito que viene aparejada a todo aquel que pasa por un proceso de estas características.

El éxito no suele llegar por casualidad, sino tras el trabajo adecuado.

 

 

La autora de este artículo ha publicado los libros: “#Vucahero: Coaching para ser el héroe que buscan las empresas”; “Supera los límites”; “El puesto es tuyo”; y es co-autora de la obras “Coaching Hoy: Teoría General del coaching”, y “Coaching deportivo: mucho más que entrenamiento”.

Potencia tu carrera profesional con una visión estratégica de negocio. ¿Estás preparado? 

 

¿Qué formación necesito para mejorar en mi carrera profesional?

Descúbrelo

Contacta con nosotros

Contacto