Martes, 22 mayo 2018

Aprender en microtiempo: microlearning mediante píldoras educativas y herramientas digitales

En un post anterior ya hablábamos de microaprendizaje o microlearning en referencia a MOOCS, NOOCS, infografías, GIFs o memes educativos. Pero la familia sigue aumentando de forma exponencial, al igual que lo hacen todas las innovaciones que las nuevas tecnologías ponen a nuestro alcance día tras día. Nuevas aplicaciones, herramientas y recursos que debemos saber gestionar y escoger del modo adecuado para no ahogarnos en un océano digital.

Twitter educativo: una herramienta básica

De este modo, se les han unido, por ejemplo, debates en 280 caracteres, a través de Twitter, como la #Eduhora, promovida por @IsabelOn, que los martes de 22.00 a 23.00 horas deja un espacio para la reflexión y la colaboración educativa con temas propuestos y votados cada semana por los propios usuarios. O la de más reciente creación, #ConoceAACC, los jueves de 21.30 a 22.30. Igualmente, hablar de microlearning en microtiempo tiene su representación en Twitter con hashtags como #EduPills o, en el caso concreto del inglés, pueden encontrarse ejemplos con el hashtag #EnglishPills.

Las posibilidades de Twitter como herramienta educativa son infinitas: intercambiar opiniones, crear debates, conectar con los alumnos, realizar encuestas y preguntas, contribuir a la difusión de buenas prácticas y experiencias, seguir a colegas y expertos, como parte de nuestro PLE (desarrollo de un entorno personal de aprendizaje), como REA (recursos de aprendizaje en abierto) y como componente del DUA (diseño universal de aprendizaje).

Estos tres elementos, vistos en post anteriores, resultan fundamentales y son básicos en cualquier píldora educativa que se precie:

PLE – servirá para colaborar, establecer relaciones y personalizar nuestro aprendizaje

REA – supondrá un recurso en abierto

DUA – ofrecerá accesibilidad a los usuarios

   Las posibilidades educativas de Twitter son infinitas”

educación

El vídeo: el poder de lo audiovisual

Siguiendo con las ideas anteriores, el material audiovisual también juega un papel muy importante en este nuevo panorama educativo. La grabación de vídeos animados, tutoriales o explicaciones puede ser un complemento perfecto para personalizar el aprendizaje de nuestros estudiantes, permitiéndoles volver a revisar el material o pudiendo enfocar contenidos desde diferentes puntos de vista.

De este modo, podemos emplearlos como:

-Parte de la metodología docente de Flipped Classroom, con videos interactivos

-Para grabar vídeos sobre conceptos o temas que a los alumnos les suelen resultar complicados, para reforzarlos

-Para que sean los propios alumnos los que graben explicaciones

-Para crear foros audiovisuales con nuestros estudiantes, con la finalidad de discutir determinados temas o presentarse , por ejemplo en un entorno educativo online

-Para otros fines académicos como tutoriales, estudio o reflexión educativa, sea esta de profesores o de alumnos

Un ejemplo de creación de vídeos para reforzar los conocimientos de los alumnos, así como para no tener que repetir conceptos e ideas ya explicados, se ofrece en el siguiente vídeo creado con la herramienta gratuita Powtoon:

Esta píldora puede ser visionada por los alumnos tantas veces como sea necesario y, junto a otro tipo de complementos, como pueden ser publicaciones sobre el tema en blogs, o enlaces externos. En el caso presentado, nuestros alumnos de TFG y TFM podrán tener una introducción a aspectos fundamentales, para reforzar, e intentar facilitar, nuestra labor como Directores. Muchos compañeros me han comentado que les ofrecen estos recursos a sus estudiantes al comienzo de su periodo de trabajo.

   El vídeo ayuda a personalizar el aprendizaje y a atender a diferentes ritmos”

Herramientas digitales: un universo por descubrir

Con la finalidad de promover el protagonismo de nuestros alumnos, Internet nos ofrece la oportunidad de emplear un número ingente de herramientas digitales. Bien en su versión gratuita como de pago, para que el docente pueda, en microtiempo, valorar el aprendizaje de sus alumnos, ponerles a prueba de un modo lúdico y ayudarles a desarrollar la necesaria competencia digital.

Pueden ser herramientas sincrónicas, diacrónicas, autónomas o colectivas. Igualmente, servirán para diferentes propósitos, como evaluar, practicar, grabar, curar o crear contenidos, entre otras posibilidades, en definitiva, para aprender. En el siguiente mapa conceptual, elaborado mediante Bubbl.us, se puede ver una clasificación de algunos de estos recursos y podemos acceder, pinchando en la imagen, a todos los tutoriales de las herramientas incluidas.

editar-v-deos-con-windows-3

Para entender esas herramientas, que suelen ser muy intuitivas, existen muchos tutoriales en internet, en forma de píldoras de pocos minutos, que nos ayudarán a comprenderlas. De ahí la serie denominada Herramientas digitales básicas para docentes inexpertos, mediante la que se presentan recursos de un modo cercano, para que puedan llegar a otros docentes de una manera sencilla e introductoria.

   Las herramientas digitales ayudan a desarrollar la competencia digital de estudiantes y docentes”

Herramientas para evaluar jugando: aprender es divertido

Aunque todos los apartados de la clasificación anterior merecerían nuestra atención, queremos poner el acento sobre las herramientas que están reflejadas en el mapa bajo la denominación común de Quiz Tools, puesto que sirven para promover un aprendizaje divertido, variado y ameno, al mismo tiempo que permiten una evaluación formativa rápida e intuitiva. Personalmente estoy convencida de que cuando una persona se divierte, aprende más.

   La diversión es fuente directa de motivación y, consecuentemente, de aprendizaje”

En este sentido, volviendo a algunas de las herramientas incluidas arriba, además del onmipresente Kahoot, podemos destacar otras posibilidades como Cerebriti, Mentimeter, Socrative, Quizlet, Kubbu, Google Forms o Quizbean, entre otras. Cada una de ellas con ciertas ventajas y limitaciones, sobre todo si nos referimos a su versión gratuita. Como se comentaba anteriormente, algunas implican un juego sincrónico en el aula, mientras que otras pueden emplearse de forma autónoma para el repaso. Al mismo tiempo, algunas son grupales y otras individuales. Aunque, en la mayoría de ellas, esas elecciones son opcionales y complementarias, pudiéndose combinar distintas modalidades. Igualmente, dependiendo de nuestras asignaturas y necesidades nos decantaremos por unas o por otras.

Un paso más: convertirse en creador de material

Existen muchas herramientas de grabación que nos servirán para crear, y editar, estas píldoras de un modo sencillo y básico. Y también para que lo hagan nuestros alumnos. Algunas de estas posibilidades son SM Recorder, Screencast- O-Matic, Loom, Editor con el Programa Fotos de Windows 10 o el propio editor de Youtube, por poner solo algunos ejemplos gratuitos.

Como se comentaba más arriba, el objetivo final es que sean los alumnos los creadores. Ellos, estudiando y revisando la materia, podrán crear sus propios instrumentos y compartirlos con sus compañeros, aprendiendo entre todos de un modo práctico y significativo, de acuerdo con una metodología activa en la que los alumnos son los protagonistas. De este modo, primero se les presenta en clase una herramienta, jugando o empleándola de modo práctico, teniendo los alumnos el papel de usuarios, para después pasar a ser los creadores de material a través de su uso. Un paso intermedio podrían ser los enlaces a los tutoriales, como ayuda para su comprensión.

El material didáctico digital está cambiando de un modo vertiginoso, y la microeducación, el microaprendizaje y, por lo tanto, el microcontenido, son parte indispensable, o insalvable, si se prefiere, del mismo. Espero que este post pueda haber sido una micromuestra de microlearning en microtiempo.

   Microeducación en microtiempo para un microaprendizaje digital activo en el que los alumnos deben tomar la iniciativa”