Lunes, 24 agosto 2020

Magnet schools o escuelas imán: qué son y cómo ayudan a la inclusión del alumnado

El concepto magnet school o escuela imán nace en los años 70 en los Estados Unidos con el objetivo de atraer a estudiantes de diferentes razas y grupos socioeconómicos, y que son admitidos independientemente de su distrito escolar. Este tipo de escuela ya está presente en algunas partes de España, sobre todo en Cataluña. ¿Quieres saber más sobre el concepto magnet school? En UNIR abordamos sus características y de qué forma favorecen la inclusión del alumnado.

Una de las particularidades de las magnet schools es que cuentan con un enfoque curricular especial. Los temas comunes incluyen STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), las artes y las carreras profesionales. El punto clave es que las escuelas imán son escuelas de elección: los niños se inscriben basándose en su interés en el tema del colegio, no del lugar donde viven.

 

 

Aunque cada escuela imán puede tener un campo específico, los alumnos también reciben formación en otro tipo de materias. Cada asignatura se ajusta a los estándares de aprendizaje locales, autonómicos o nacionales (es decir, el núcleo común), pero adaptándola al tema del centro. En la mayoría de los casos, las magnet schools implican un aprendizaje práctico basado en la investigación y el rendimiento.

Entre las características diferenciadoras de este tipo de centros estarían:

  • – Un plan de estudios distintivo con un enfoque y pedagogía innovador.
  • – Un alumnado diverso.
  • – Participación activa de los estudiantes.
  • – Fomento de la diversidad.

 

 

Alumnos heterogéneos y con una participación activa

Las magnet schools suelen utilizar métodos alternativos en los que se tienen en cuenta que los niños son curiosos por naturaleza y están deseosos de aprender. Para ello se crean entornos de aprendizaje en los que los alumnos son miembros activos del proceso educativo potenciando la creatividad y las habilidades individuales y teniendo siempre presente la heterogeneidad de las aulas.

Las magnet schools también se diferencian de otras escuelas públicas (en el caso de los Estados Unidos) porque reciben fondos adicionales para poder gastar más dinero en sus estudiantes, equipamientos, maestros y programas educativos. Esta financiación tiene como objetivo atraer a este tipo de centros un cuerpo estudiantil más diverso.

Los objetivos iniciales de las magnet school han cambiado en los últimos años asumiendo un papel más competitivo. De hecho, en muchas de ellas ya solo se admite entre el 10 y el 20 por ciento de los estudiantes que solicitan el ingreso. Por eso, además de las oportunidades académicas, estas escuelas también buscan la excelencia y suelen atraer a estudiantes con altas capacidades. Aproximadamente un tercio de todas las magnet schools utilizan el rendimiento académico como criterio de selección para decidir quién puede matricularse.

 

 

Magnet schools: ventajas y contribución a la inclusión

  • – Se ha demostrado que los alumnos de las escuelas imán obtienen mejores logros académicos. De hecho, si se comparan los resultados de dos estudiantes con un nivel socioeconómico bajo que viven en la misma zona es más probable que consiga mejores notas el que esté matriculado en una escuela imán.
  • – Tienen programas especializados que enfatizan un tema o método de enseñanza consistente, facilitando el compromiso de los estudiantes y los profesores con la escuela.
  • – Buscan la inclusión de estudiantes de diferentes culturas y razas para evitar que se creen guetos dentro del aula.
  • – Se tiene en cuenta la diversidad de los alumnos, sus familias y circunstancias, lo que facilita la inclusión educativa. A ello hay que sumarle la enseñanza especializada valorando las capacidades de cada alumno.
  • Libertad de elección para las familias en lo que respecta a la educación de sus hijos.

El objetivo de las magnet schools es promover un alto rendimiento, la diversidad cultural y la elección del programa de estudios. Por eso, y salvando las particularidades de Estados Unidos, es una metodología que se puede implementar en el sistema educativo español. Pero como hemos visto, en la búsqueda de la excelencia académica, es posible que este tipo de centros pierda el foco en la inclusión. Todo ello, se puede evitar con una formación en educación con un enfoque inclusivo e intercultural como la que ofrece el Máster Universitario en Educación Inclusiva e Intercultural de UNIR.