Lunes, 12 agosto 2019

Formarse después de las oposiciones

Tanto para aquellos docentes que se han presentado a las oposiciones, como para los que no lo han hecho, e independientemente del resultado obtenido, seguir formándose es una necesidad. La sociedad evoluciona a un ritmo vertiginoso y es preciso que la educación también avance.

Y, aunque es cierto que la legislación camina a un paso mucho más lento, los docentes siempre van por delante, conscientes de la relevancia de su profesión en el desarrollo de los más jóvenes. Resulta imprescindible estar al día en aspectos que cambian con frecuencia, renovándose de forma constante y modificando la realidad de nuestras aulas:

Inclusión y atención a la diversidad. Nuevos giros políticos y sociales están dando protagonismo a un tema que nunca debería haber dejado de ser una prioridad en nuestro sistema educativo, como es la atención personalizada a todo el alumnado. Para poder ofrecer la respuesta adecuada, se necesitan unos conocimientos que no suelen ser abordados de forma profunda en los grados.

Incorporación de las TIC en el aula. No podemos dejar de lado la competencia digital, como pieza clave en el presente y en el futuro de nuestros alumnos. Para ello, debemos desarrollar nuestras propias habilidades tecnológicas, solo así seremos capaces de emplearlas y transmitirlas.

El empleo de herramientas digitales y de tecnologías como la realidad aumentada servirá para mejorar la motivación de nuestro alumnado, así como para dinamizar las clases, entre muchos otros beneficios. Una aproximación crítica a todos estos recursos redundará en un uso responsable y autónomo de los mismos.

Nuevas tendencias metodológicas. La Gamificación o el Flipped Classroom son solo dos ejemplos de metodologías activas que están ganando terreno frente a planteamientos más conservadores. El alumno se convierte en protagonista de su propio aprendizaje a través de modelos como el ABP o el u-learning. Muchas de estas propuestas son revisiones de ideas ya existentes, pero sigue siendo necesario ponerse al día para su correcta implementación.

opos1

Implicaciones de la Neuropsicología en la Educación. La relación entre la neuropsicología y el aprendizaje es un fascinante campo de estudio que puede abrir nuevo caminos en la forma de enseñar y de plantear nuestras clases, optimizando el rendimiento escolar de los estudiantes.

La educación en valores. La educación para la igualdad, los derechos humanos, la ecología o el cambio climático, entre otros temas, suponen una necesaria educación en valores y una educación emocional que servirán para desarrollar las competencias sociales, el civismo, la empatía y la solidaridad de nuestros alumnos. Para que esto sea posible, debemos conocer nuestra propia inteligencia emocional y saber cómo trabajar todo ello en el aula.

El inglés como vehículo de transmisión del conocimiento. En muchas comunidades autónomas se está implantando, paulatinamente, una educación bilingüe (AICLE), para la que es necesario formarse de manera específica, pues no se trata únicamente de comunicar conocimientos en otra lengua.

En resumen, la docencia es una profesión que requiere, como en otros campos, una constante actualización, para llegar mejor a nuestros alumnos, para motivarlos y para ofrecerles una educación de calidad que contribuya a que sean buenas personas y buenos ciudadanos, solidarios, reflexivos y críticos. Al mismo tiempo, les preparamos para la vida laboral y para una sociedad en constante cambio que exige una alta capacidad de adaptación.

En UNIR, contamos con un amplio abanico de posibilidades para responder de forma personalizada a las necesidades y expectativas de cada docente. Somos conscientes del poder transformador de la Educación y de que gran parte de esa conversión tiene lugar entre las cuatro paredes del aula. ¡Súmate al cambio!